Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La hipnosis, una técnica complementaria en numerosas terapias

Actualmente se utiliza con buenos resultados para tratar la fibromialgia, el estrés, los trastornos dermatológicos o la soledad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 6 julio de 2008
Los avances en la investigación del subconsciente han convertido a la hipnosis en una técnica complementaria en numerosas terapias. Así, junto a depresiones, trastornos alimenticios o fobias, esta técnica trabaja en líneas menos conocidas que ayudan a paliar desde la fibromialgia y el estrés a los trastornos dermatológicos, pasando por la soledad, casos todos ellos que tienen una raíz psicológica o psicosomática.

En relación a la fibromialgia, un estudio pionero desarrollado por CHC Psicólogo, dirigido por el experto en Psicología Clínica Isidro Pérez, y el Instituto de Reumatología de Barcelona, demuestra los efectos positivos de la hipnosis contra esta enfermedad. Según la investigación, el 80% de los pacientes que se sometieron a las sesiones experimentaron una mejoría notable de sus síntomas: dolor, fatiga, insomnio y ansiedad. Y es que, pese a que más de un millón de personas sufren este mal, aún se desconoce qué lo provoca, por lo que carece de tratamientos efectivos.

CHC trabaja también sobre el estrés, "muy relacionado con las alteraciones que sufre el paciente". "Cuando el estrés es prolongado, el cuerpo y la mente se ven desbordados", explicó Isidro Pérez. A través de frases repetitivas y sugestiones terapéuticas se enseña al paciente "herramientas para controlar el dolor y los demás síntomas", añadió el experto.

Trastornos de la piel

También pueden paliarse con la hipnosis, siempre después de haber consultado a un especialista, los trastornos dermatológicos. De nuevo, es el estrés la raíz del problema, sobre todo en aquellas personas que se rascan casi compulsivamente lesionándose la piel. La hipnosis, además, va directamente al síntoma, generando "una sensación de frescor en la zona afectada" que alivia el escozor.

Detrás de la soledad se esconde, en muchas ocasiones, "un sentimiento de aislamiento más psicológico que real", por lo que la hipnosis puede convertirse también en un gran aliado para superarlo. Otros síntomas, como los dolores de cabeza tensionales o las migrañas, pueden ser igualmente contrarrestados mediante esta técnica.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones