Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La piel es el primer órgano en reflejar los beneficios de dejar de fumar

El tabaco contiene radicales libres que contribuyen a su envejecimiento prematuro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 27 enero de 2009
Imagen: CONSUMER EROSKI
El primer órgano que se beneficia del abandono del tabaco es la piel. Y es que este perjudicial producto contribuye a su envejecimiento prematuro, al estar cargado de radicales libres que además de reducir hasta un 50% la capacidad antioxidante de la sangre, centran su acción nociva de modo especial sobre las células de la piel, según aseguró la doctora Justa Redondo, presidenta del VIII Congreso Nacional sobre Prevención y Tratamiento del Tabaquismo, que se celebrará en Córdoba entre los días 19 y 21 de febrero.

Está demostrado que el tabaco reseca tanto el cabello como la piel y que provoca arrugas prematuras, que son más evidentes en la cara porque también está expuesta a los efectos envejecedores añadidos de los rayos ultravioletas del sol, explicó Redondo. La experiencia demuestra que los efectos positivos de abandonar el tabaco se manifiestan a las pocas horas. "La piel se vuelve más tersa e hidratada, hasta el punto de que en muchos fumadores en fase de abandono del tabaco la mejoría estética se convierte en un elemento muy motivador para avanzar en el proceso de deshabituación tabáquica", señaló la doctora.

Cada bocanada de humo de un cigarrillo contiene unos dos billones de radicales libres

La razón que explica ese cambio está relacionada con los radicales libres, apuntó la especialista. Y es que los expertos calculan que cada bocanada de humo de un cigarrillo contiene unos dos billones de estas moléculas, responsables del proceso continuo de oxidación y envejecimiento prematuro de los miles de millones de células que conforman el cuerpo humano. Además el tabaco compromete la correcta nutrición de la piel, ya que la nicotina provoca que las arterias y venas se contraigan y reduzcan su calibre, empeorando la circulación de los pequeños vasos sanguíneos que irrigan la piel. A ello hay que añadir que el monóxido de carbono del humo restringe la capacidad de transporte de oxígeno por la sangre.

Deshidratación de la epidermis

Como resultado de todo ello se produce una deshidratación de la epidermis y una destrucción de las fibras elásticas de la dermis, que son los elementos responsables de la arrugas y del envejecimiento cutáneo prematuros, detallaron desde el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). También se produce asfixia celular por la disminución de la circulación capilar, que motiva a su vez el cutis grisáceo y apagado característico de los fumadores.

El tabaco reseca tanto el cabello como la piel y provoca arrugas prematuras

No obstante, la mayor parte de los efectos del tabaco en la piel son reversibles. La condición imprescindible es dejar de fumar definitivamente. Luego el propio organismo se encargará de regenerar las células dañadas, labor que, si se desea, se puede complementar con tratamientos sintomático a base de cremas específicas que aceleran la descamación de la piel. Otra medida supletoria es el consumo de suplementos que ayudan a combatir los radicales libres, como las vitaminas A, C, E, zinc y selenio.

Un cigarrillo electrónico para dejar de fumar

Una empresa especializada en productos del sudeste asiático ha empezado a comercializar en España un cigarrillo electrónico que sirve para dejar de fumar y, al mismo tiempo, para evitar el molesto humo de los cigarrillos en lugares públicos. Este pitillo, que funciona con baterías recargables, se presentó en noviembre del año pasado en Hong Kong y está basado en tecnología microvaporizadora, de forma que no emite humo sino vapor de agua.

No contiene alquitrán, monóxido de carbono ni otras sustancias dañinas del tabaco. En su interior hay unos filtros con diferentes niveles de nicotina, desde cero al máximo, de forma que el usuario puede ir reduciendo paulatinamente la cantidad de esta sustancia que inhala para tratar de abandonar el habito. Fuentes de la compañía comercializadora, llamada Sppedd, afirman que este cigarrillo se dirige tanto a fumadores que quieren dejar de serlo como a aquellos que quieren seguir fumando pero sin perjudicar a los que no lo hacen.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto