Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Toda la verdad (y las mentiras) acerca de las mascarillas

Su uso es obligatorio hasta que no haya vacuna o un tratamiento efectivo, pero hay que seguir manteniendo la distancia de seguridad y extremar las medidas de higiene de manos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 junio de 2020
mascarilla quirurgica Imagen: jardin

Las mascarillas se han convertido en un complemento cotidiano desde que las autoridades sanitarias recomendaron su uso en entornos públicos, y más aún desde que lo obligaron para los mayores de seis años, siempre que no sea posible guardar una distancia de seguridad de dos metros y en el transporte público. Existen tres tipos, según el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, como detallamos en este artículo: quirúrgicas, filtrantes o autofiltrantes e higiénicas o de barrera. Si las compramos en farmacias, las primeras tienen una duración máxima de seis horas, mientras que las autofiltrantes, el doble de tiempo. Las higiénicas reutilizables, por su parte, soportan cinco ciclos de lavado. Ahora bien, de elegir las mascarillas más adecuadas y hacer un correcto uso de ellas depende que realmente sean eficaces ante el coronavirus, aunque nada sustituye al exhaustivo lavado de manos y el distanciamiento social. Descubre qué es verdadero y falso de todo lo que se dice en torno a ellas.

❌ Solo su uso basta para protegernos

Falso. Uno de los motivos por los que, al principio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no se mostraba partidaria del uso generalizado de mascarillas entre la población sana es que podían crear “un falso sentido de seguridad” y evitar así la práctica de las medidas que han demostrado ser más efectivas contra la pandemia, como el frecuente lavado de manos con jabón o una solución hidroalcohólica y el distanciamiento físico. La utilización de mascarillas es importante, pero la higiene de manos y la distancia interpersonal son imprescindibles.

✅ Hay que llevarlas en espacios públicos cerrados

Verdadero. El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades considera apropiado su empleo entre la población, “especialmente cuando se visitan espacios ocupados y cerrados, como centros sanitarios, supermercados o establecimientos comerciales, o cuando se utiliza el transporte público”. Este organismo explica que, aunque “no se sabe en qué proporción el uso de mascarillas contribuye a una disminución en la transmisión del virus, sí puede servir como medio de control para reducir la propagación de la infección, al minimizar la excreción de gotitas respiratorias de infectados”.

✅ Es recomendable usarlas al aire libre

Verdadero. El Ministerio de Sanidad ha indicado que su uso en espacios públicos es altamente recomendable —indispensable si no se puede garantizar que habrá una distancia interpersonal—. En cualquier caso se aconseja mantener la distancia de seguridad y extremar las medidas de higiene en manos, ropa y zapatos, así como en otros objetos que utilicemos fuera de casa. Sanidad obliga a usarla en los desplazamientos en transporte público.

mascarilla bebe coronavirus
Imagen: Andape

❌ Bebés y niños pequeños deben utilizarlas

Falso. De acuerdo con los expertos en pediatría, los menores de tres años no deben usarlas, puesto que corren riesgo de asfixia; además, como apunta un informe elaborado por el Ministerio de Sanidad y diversas asociaciones pediátricas, también “por la dificultad para mantener la mascarilla correctamente colocada sobre nariz y boca”. Si los niños mayores de esa edad no toleran llevar tapabocas o no son capaces de utilizarlo adecuadamente, serán los adultos que los supervisen quienes reforzarán las medidas de prevención como el lavado de manos y la distancia social.

✅ Las caseras son las menos fiables

Verdadero. Según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, los tapabocas caseros pueden estar fabricados de diferentes materiales y los ensayos clínicos sobre su eficacia es limitada. “La evidencia disponible muestra que las de tela protegerían menos que las mascarillas quirúrgicas e incluso podrían aumentar el riesgo de infección debido a la humedad, la difusión de líquidos y la retención del virus”, asegura un informe del Consejo General de Colegios Farmacéuticos. Por tanto, “no se consideran protección frente a virus respiratorios”.

Los ciudadanos no tenemos a nuestro alcance medidas para comprobar su eficacia, más allá de las recomendaciones de los organismos sanitarios internacionales. Fabricantes, laboratorios, la Asociación Española de Normalización (UNE) y los Ministerios de Sanidad, Industria, Comercio, Consumo y Trabajo han establecido los requisitos mínimos que deben cumplir las mascarillas higiénicas en cuanto a los materiales que se utilizan para su elaboración, confección, marcado y uso.

❌ Los materiales sintéticos son más eficaces

Falso. La OMS advierte: no existe evidencia científica que demuestre que los tapabocas realizados con materiales sintéticos sean más efectivos que los de tejidos naturales como el algodón. Pese a ello, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades sostiene que “se podría considerar el uso de estas mascarillas hechas de varios textiles, especialmente si, por problemas de suministro, se debe dar prioridad a las mascarillas médicas para su uso como equipo de protección para los trabajadores de la salud”.

mascarilla coronavirus
Imagen: OrnaW

❌ Podemos usarlas sin miedo a contagio

Falso. Para utilizar la mascarilla con seguridad, la OMS recomienda de nuevo lavarse antes bien las manos. Después, debemos cubrirnos la boca y la nariz con ella, sujetándola por las gomas, asegurándonos de que no quede espacio entre la cara y la máscara. Mientras la llevemos puesta, no debemos tocarla; si lo hacemos, es recomendable volver a lavarse las manos con los productos mencionados. Para quitarse la mascarilla, la OMS aconseja retirarla por las gomas, sin tocar la parte delantera. Si no es reutilizable, hay que desecharla en un recipiente cerrado; después, hay que lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

✅ Las reutilizables se pueden desinfectar

Verdadero. Siempre que se usen mascarillas reutilizables, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos recomienda lavarlas en agua jabonosa a más de 60 ºC y además “evitar el contacto entre una mascarilla sucia y la ropa limpia; que la persona a cargo del lavado se proteja para manejar las mascarillas sucias; no usar productos abrasivos que puedan dañar los materiales y disminuyan su capacidad protectora; que la mascarilla se seque plenamente en las dos horas posteriores al lavado; no secar o higienizar en el microondas y, tanto durante el secado como al guardarlas, se deben evitar ambientes en los que se pueda volver a contaminar”. Eso sí, tras su desinfección, hay que comprobar que la mascarilla no se ha deformado ni ha perdido fibra que reduzca su capacidad de filtrar.

✅ No todas pueden reutilizarse

Verdadero. Tanto las mascarillas quirúrgicas como las filtrantes, se consideran no reutilizables. Según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, “los equipos de protección respiratoria filtrantes utilizados frente a riesgo biológico deberían desecharse tras su uso”. Si me las puedo quitar y volver a poner después, ¿cómo debo conservarlas? Lo apropiado es guardarlas, ya desinfectadas, en un envase de cristal o plástico que no haya estado en contacto con una zona posiblemente contaminada. Después, hay que cerrarlo. Y, siempre, conservar las mascarillas de manera individual.

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones