Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Informática a merced de la seguridad alimentaria

Una herramienta informática facilita a pequeñas y medianas empresas cumplir de forma rápida y eficaz con la legislación sobre seguridad alimentaria

img_catering 1 Imagen: Joe Zlomek

Todas las empresas agroalimentarias están obligadas a cumplir con el llamado paquete de higiene, que consta de varias normativas dictadas por el Consejo Europeo. El objetivo es garantizar una política de higiene única, transparente y aplicable a todos los alimentos y operadores que intervienen en el procesado de alimentos. En estos requisitos que dicta la norma, destaca también el Sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC), un método preventivo y obligatorio que garantiza la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena. Además, existe una gran variedad de normas alimentarias que se adaptan a cada industria, así como diferentes leyes vigentes en los distintos países de la UE y del resto del mundo, que implican una gran cantidad de documentación y una difícil capacidad de gestión. Este volumen de normas puede complicar su cumplimiento por parte de las pequeñas y medianas empresas. Para evitarlo, una nueva herramienta informática permitiría a estas compañías cumplir de forma rápida y eficaz con la legislación vigente.

Para las industrias más pequeñas, el cumplimiento de todas las normativas es, en ocasiones, muy costoso: la falta de tiempo, el desconocimiento, el papeleo y los pocos recursos hacen de esta tarea una misión casi imposible. Solo las industrias alimentarias más grandes pueden derogar esta tarea a consultores o a sistemas de control integral. Para facilitar la labor a pequeña escala, expertos informáticos de Iristrace han desarrollado una herramienta informática rápida y eficaz, que les permite cumplir con la legislación vigente. Este nuevo instrumento posibilita al sector de la alimentación y la hostelería conocer con exactitud sus obligaciones de acuerdo con lo que dicta la normativa, sin desviarse de su actividad principal. Según sus creadores, es capaz de hacer cumplir la Ley de Seguridad Alimentaria de una forma segura, sencilla y accesible. De fácil manejo, basta con introducir la tarea que desempeña la industria y el programa autogenera todos los registros necesarios para el control de su actividad.

Atención personalizada

El sistema informático personaliza toda la documentación de la actividad de las empresas

Esta nueva herramienta permite a las pequeñas empresas estar al día de todos los requisitos necesarios para desarrollar su actividad de manera legal. Para utilizarla, basta con introducir los datos de la empresa: el sector y una descripción de la actividad. El sistema personaliza toda la documentación procedimental necesaria. Los resultados pueden mostrarse en pantalla cada vez que sea necesario o pueden imprimirse y consultarse en formato papel. Sus creadores insisten en la facilidad de uso de esta nueva herramienta, a través de fáciles preguntas que el productor debe contestar. El programa le guía en los requisitos que son necesarios para su trabajo.

Los usuarios solo abonan la cantidad que precisan para recibir la información que necesitan y, una vez que la obtienen, la pueden guardar para próximas consultas. Este nuevo hallazgo ya ha obtenido su reconocimiento, al otorgarle el premio Linktostart 2011 por su progresión a lo largo de un año, su viabilidad económica y empresarial y la acogida por parte del público experto.

Los artesanos, los más beneficiados

Los pequeños productores, sobre todo los artesanos, son quienes más problemas tienen para llevar a cabo sus trámites legislativos. Además, este sector, situado entre lo económico y lo cultural, precisa una atención especial en cuanto a legislación. Para ellos existen normas que indican las condiciones que deben cumplir los alimentos artesanos y quién puede ejercer esta profesión.

Pero la legislación de estos productos es muy heterogénea, ya que su regulación es distinta según cada comunidad autónoma, que determina quién puede ser artesano y cómo deben ser sus productos. En este último caso, no todos los productos bajo el nombre de artesanos se someten a los mismos requisitos, aunque sí son muy similares. Esta nueva herramienta puede favorecer la tarea administrativa de estos comerciantes para llevar su negocio regulado, si bien no todos los productores que se dedican de forma personal y a pequeña escala cumplen los requisitos para que se les reconozca como artesanos.

ARTESANÍA Y LEGISLACIÓN

  • Cada comunidad autónoma debe especificar los criterios propios de los oficios artesanos, ya que cada región o territorio donde se desarrollan las actividades artesanas puede ser diferente.
  • Cada actividad artesana puede requerir diferentes criterios de admisión, puesto que no son criterios uniformes.
  • Es necesaria la obtención de una autorización por parte de las autoridades responsables. Además, esta autorización tiene un tiempo limitado y debe renovarse de forma periódica.
  • Puede pedirse como requisito la acreditación de una mínima experiencia en el oficio.
  • En algunas comunidades, se reconoce a modo de título el denominado “Maestro Artesano Alimentario”, que no requiere renovación, sino que es indefinido.
  • Los artesanos deben garantizar una calidad en sus productos y unas condiciones higiénicas de todas sus elaboraciones.
  • Los procesos deben ser, sobre todo, manuales, aunque son admisibles algunos procesos mecanizados de forma parcial.
  • La responsabilidad de la producción recae en el artesano, la única parte involucrada en la elaboración de los alimentos.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones