Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La AESAN ultima una base de datos sobre los componentes de los alimentos que se consumen en España

La herramienta ayudará a gestionar los riesgos alimentarios y sanitarios que puedan producirse

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 19 febrero de 2010
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ultima la elaboración de una base de datos definitiva sobre los componentes de los alimentos que se consumen en España. Esta herramienta ayudará a gestionar los riesgos alimentarios y sanitarios que se puedan producir en el futuro.

Esta base de datos incluirá el contenido de macronutrientes y micronutrientes de todos los alimentos que se consumen en España, según detalló Roberto Sabrido, director de este organismo dependiente del Ministerio de Sanidad y Política Social, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado. Hasta ahora, las análisis realizados por diferentes grupos de investigación y universidades en este campo estaban "dispersos", de ahí que la AESAN pretenda "compilarlos e integrarlos" en una única base de datos a disposición de cualquier investigador.

Además, según explicó durante la presentación del plan de actividades de esta agencia para 2010, también trabajan en la actualización de la base de datos sobre complementos alimenticios que hay en España, con la remisión de notificaciones de puesta en el mercado de nuevos productos procedentes de las comunidades autónomas. En ambos casos el objetivo es mejorar la coordinación científica y el soporte informático del registro sanitario de alimentos y productos alimenticios, de cara a futuras iniciativas que puedan desarrollarse.

Sabrido también recordó que, en el marco de la Estrategia NAOS, tienen previsto estudiar cuáles son las principales fuentes alimentarias de grasas y azúcares para establecer un programa de reducción del contenido energético de los alimentos, similar al ya realizado con la sal. El objetivo es que "los ciudadanos dispongan de una oferta alimentaria con menor contenido energético", para lo que insistió en la necesidad de conocer "la situación de partida" para establecer unos objetivos y plazos adecuados.

Reconoció también que el anteproyecto de ley de Seguridad Alimentaria está ya en la última fase previa a su aprobación en Consejo de Ministros, después de haber finalizado la fase de audiencia pública con 81 propuestas -tanto de comunidades autónomas como sectores implicados- que valoran en estos momentos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones