Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Más de 900 afectados por un brote de gastroenteritis tras el consumo de un dulce en mal estado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 junio de 2002

La intoxicación por el consumo de cocas de Sant Joan, dulce típico en Cataluña de esta fiesta, en un municipio de la provincia de Girona afecta ya a unas 919 personas, 50 de las cuales permanecían hasta ayer por la noche hospitalizadas.

Las investigaciones llevadas a cabo por el Departamento de Sanidad catalán han detectado la presencia del germen de salmonella en los primeros análisis de los coprocultivos (heces) de las personas intoxicadas. Todas ellas tienen en común haber consumido coca de la pastelería Gusó del municipio de Torroella de Montgrí (Baix Empordà), en la provincia de Girona. Aún quedan por confirmar, sin embargo, los análisis del producto consumido, la coca y el relleno de crema.

Del total de afectados que han tenido que ser ingresados en diferentes centros hospitalarios, más de una docena son menores de 14 años y la gran mayoría superan los 65 años. Tres de las personas de más edad permanecen ingresadas con pronóstico reservado, una de ellas en la unidad de cuidados intensivos del hospital Josep Trueta de Girona y la otra en el de Palamós. Según ha informado la delegación de Sanidad de Girona, está previsot que la mayoría de hospitalizados sean dados de alta en los próximos días.

El consejero de Sanidad catalán, Eduard Rius, ha reconocido que se trata de una de las intoxicaciones alimentarias más numerosa detectada en Cataluña en los últimos años. Así, ha asegurado que facilitará la información de la que dispone al juzgado de guardia de La Bisbal d'Empordà (Baix Empordà) para que determine si se ha cometido algún delito contra la salud pública. Rius no descarta aplicar la máxima sanción, 15.000 euros, si se confirma algún tipo de negligencia.

El consejero catalán apunta la posibilidad de que el obrador de la pastelería, que el pasado mes de marzo había pasado una inspección sanitaria, elaborara las casi 800 cocas (unas 6.500 raciones) en locales externos a la pastelería para poder cubrir la gran demanda del dulce. Además, y según La Vanguardia, Sanidad sospecha que en estas condiciones pude haber una mala conservación de la crema para repostería, donde se habría proliferado la salmonella. La gran cantidad de producto comercializado hace previsible que en los próximos días aparezcan más casos.

Desde la empresa Joseph Gusó SL han admitido, según el mismo diario, que la crema pudo causar la infección después de comprobar que no sólo la coca de Sant Joan sino otros productos con crema también provocaron intoxicaciones. Fuentes de la pastelería admiten la posibilidad de que, durante el transporte de los productos, se rompiera la cadena del frío. Esto descartaría la posibilidad de que la intoxicación se produjera por una incorrecta manipulación.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones