Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Nueva variedad de trigo más resistente

Una nueva variedad de trigo tolera altos niveles de salinidad y aumenta en un 25% el rendimiento productivo

img_trigal 5

Investigadores de la Universidad de Adelaide, en Australia, han presentado una nueva variedad de trigo capaz de tolerar altos niveles de salinidad y aumentar un 25% el rendimiento productivo. El hallazgo es importante, ya que el trigo es el cereal más cultivado en el mundo. A lo largo de todo el año, alguna cosecha de trigo madura en un lugar del planeta. Triticum spp. es una planta de la familia de las gramíneas y uno de los cereales más utilizados en la elaboración de alimentos. Su cultivo es uno de los más antiguos, con más de 9.000 años, pero hasta estas últimas décadas los científicos no han tratado de aplicar la evolución de la ciencia a este cereal, cuyo cultivo supone la base alimentaria de una gran cantidad de personas en todo el mundo.

El cambio climático que sufre el planeta puede ser decisivo en la supervivencia de algunos cereales. De ahí que esta nueva variedad sea, por tanto, un importante avance para la continuidad de la especie, aseguran los expertos. Según la teoría del cambio climático, se prevé que varias regiones agrícolas aumenten su temperatura y se vuelvan más secas, lo que incrementaría la sal en los suelos. Bajo esta hipótesis, los investigadores han introducido un gen en el trigo que permite el crecimiento de la planta en suelos muy salinos. La variedad de trigo seleccionado ha sido el duro (Triticum durum), cuyo contenido en gluten es elevado y se utiliza sobre todo para la elaboración de pasta.

Trigo y salinidad

El mayor inconveniente de la especie de trigo duro, el más consumido y base de la pasta alimenticia, es su susceptibilidad a la salinidad del suelo. El sodio se acumula en las hojas y puede afectar a la realización de la fotosíntesis. Esto no ocurre en otras especies de trigo más modernas, con una diversidad genética más amplia que permite solventar el posible problema.

El nuevo trigo contiene un gen tolerante a la sal, que excluye el sodio de las hojas

Los científicos han trabajado hasta hallar el gen de la tolerancia a la sal, identificado como C68-101, y lo han encontrado en una de estas variedades más modernas de trigo. Según explican los expertos, se han utilizado métodos convencionales de cruzamiento, con lo que se ha demorado varios años.

Se ha utilizado el polen del ancestro tolerante a la sal para fertilizar la variedad comercial de trigo duro. El resultado es una autopolinización por múltiples generaciones, unas cinco veces, hasta que las características de la planta coinciden con la variedad de trigo comercial y con solo una de las características de su ancestro, la tolerancia a la salinidad. Además, se evita que las características no deseadas del ancestro, los tallos largos o un bajo rendimiento, pasen a esta variedad. El "nuevo" trigo contiene el gen tolerante a la sal, el TmHKT1;5-A, que excluye el sodio de las hojas.

Mayor productividad de trigo

Los investigadores han probado los cultivos experimentales en varias localidades de Australia y el resultado ha sido muy positivo. El rendimiento final ha aumentado un 25% respecto al trigo duro convencional cultivado en suelos casi iguales. No se considera un proceso transgénico, ya que el material genético se ha introducido mediante métodos convencionales, si bien se han utilizado técnicas moleculares para identificar el gen resistente a la sal. Puesto que no es un alimento transgénico, puede cultivarse sin restricciones.

En la actualidad, se estudia el cruce del ancestro resistente con el trigo utilizado para la elaboración del pan y se llevan a cabo pruebas, aunque aún están en fase de estudio. La obtención de estos cultivos mediante los métodos convencionales supone mucho tiempo, con lo que se insinúa que el proceso deberá acelerarse para mejorar los cultivos de los consumidores más necesitados y cuyos suelos son más salinos.

VARIEDADES DE TRIGO

El trigo se clasifica, sobre todo, según su utilidad. Destacan dos grupos: el trigo blando y el duro. El blando se destina a la elaboración de pan en Europa y, en EE.UU., se usa más para la fabricación de pastas. Se cultiva en regiones más cálidas y tiene niveles más altos de grasa, hierro, fósforo y vitaminas que el trigo duro. Este, por el contrario, se cultiva en zonas más secas y se utiliza en Europa para la elaboración de pan y, en EE.UU. para la producción de pastas alimenticias.

De todas las variedades de trigo, el integral es el más completo en cuanto a composición. Es rico en vitaminas, fósforo, magnesio, potasio o hierro, entre otros, y destaca, de forma especial, su aporte de fibra, en concreto no soluble, lo que mejora la actividad intestinal y sacia más. Además, está comprobada su eficacia para prevenir el colesterol y algunos tipos de cáncer, como el de mama o colon, debido al aporte de sustancias como los fitoesteroles.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones