Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Pesticidas de chocolate

Expertos estadounidenses estudian la posibilidad de usar el chocolate como pesticida

img_chocolatenegro listado

Por extraño que parezca, el chocolate es un enemigo para muchos animales. Los granos de cacao, por su rica presencia de sustancias como la tebromina y la teofilina, son tóxicos para un determinado número de animales. Ahora, un grupo de expertos del Departamento de Agricultura estadounidense aprovecha esta capacidad para elaborar pesticidas.

Apenas 240 g de chocolate negro puro puede resultar tóxico para un animal de unos 40 kilos, según concluye el estudio publicado en 'New Scientist'. La investigación, de la que forman parte expertos de la Universidad de Massey, en Nueva Zelanda, confirma que en estos efectos está implicada la teobromina, una sustancia de la familia de las metilxantinas (que también incluye la cafeína), que se encuentra en la planta del cacao, concretamente en las semillas. Cuando éstas fermentan y se secan, y tras someterlas a un procesado, se obtiene el chocolate.

Muerte con chocolate

El chocolate negro puro contiene unos 450 g de teobramina en 30 gramos, diez veces más que el chocolate con leche

Las investigaciones realizadas hasta ahora estiman que en perros la dosis letal es de 6 a 17 g de chocolate negro, que es el que contiene mayor concentración de teobromina, por cada kilo de peso del animal. Las ratas lo metabolizan mucho más lentamente que los seres humanos, aunque no menos que los perros. Al contrario que las personas, que necesitarían ingerir de golpe unos 50 kilos de chocolate para causarle la muerte.

Según la investigación, la mezcla de teobromina y cafeína, tóxica para ciertos animales, ya se está probando en cultivos para comprobar su eficacia en la lucha contra parásitos. Para el químico John Johnston, uno de los responsables de la investigación, podría desarrollarse un método «de control de plagas más responsable».

La presencia de teobromina en los distintos productos de chocolate puede variar en función de distintos parámetros, como los procedimientos de procesado, el genotipo, el lugar de origen, el grado de madurez de los granos y el peso. Lo que ha quedado demostrado es que cuanto mayor es el contenido de cacao mayor también es el de teobramina en el producto final.

La cafeína también

La mayoría de los productos que se destinan para el control de plagas de caracol contienen metaldehído o metiocarbo como ingredientes activos, cuyos residuos no están permitidos en los cultivos estadounidenses. Una investigación llevada a cabo por expertos del Centro de Investigación Agraria Basin de EE.UU., del Servicio de Investigación del Departamento de Agricultura, da cuenta de que la cafeína también podría ser un recurso eficaz para el control de ciertas plagas de animales. Producto natural clasificado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) como GRAS (reconocido como seguro), la cafeína tendría capacidad de toxicidad en cultivos alimentarios.

Una investigación realizada en 2002, y publicada también en 'New Scientist', ya demostró la efectividad de una solución a base de cafeína como potente tóxico en cultivos vegetales. Los resultados demostraron que en una concentración de apenas 0,01%, la cafeína logró reducir una cuarta parte de los parásitos que afectaban a las lechugas (un taza de café contiene un 0,05% de cafeína, según la investigación). El estudio sugiere que la cafeína puede actuar como neurotoxina.

LA RIQUEZA DEL CACAO

«El cacao es una verdadera mina de oro por su composición». Lo afirma Herwig Barnaert, fabricante suizo en chocolate y lo corroboran los datos publicados hasta el momento, que muestran que contiene más de 700 compuestos, como flavonoides, sustancias presentes en estos alimentos con propiedades antioxidantes.

No son pocos los estudios que se han realizado sobre sus posibles efectos y propiedades. Algunos de ellos sugieren que los extractos de cacao pueden prevenir ‘Helicobacter’, bacteria responsable de úlceras de estómago. Otros sugieren que tienen capacidad para bloquear el crecimiento de ‘E.coli’. Otros van más lejos, e incluso llegan a afirmar que podrían prevenir las caries.

Según un estudio realizado por investigadores de la Cornell University de Nueva York y publicado en ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry’, una taza de cacao soluble contiene una importante cantidad de antioxidantes, incluso mayor que el vino tinto, y hasta cinco veces más que el té, dos alimentos a los que también se les atribuyen una importante capacidad antioxidante. A pesar de todo, una investigación realizada por expertos del Servicio de Investigación Agrícola de EE.UU. (ARS) realizada en 2005, el procesamiento del cacao en polvo reduce las cantidades de antioxidantes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones