Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Seis años de vacas locas

Desde el inicio del mal de las «vacas locas», en noviembre de 2000, se han contabilizado en España un total de 671 animales afectados de encefalopatía espongiforme bovina (EEB). La evolución seguida a lo largo del tiempo, aunque ha sido creciente, confirma la disminución de los casos apreciada en 2004. La mayoría de casos se han registrado en Galicia y en Castilla y León, como se ha ido evidenciando desde el inicio de la enfermedad. Sin embargo, las prevalencias más elevadas corresponden a Baleares, Asturias, y Aragón, mientras que en Andalucía es mínima. En el sexto año de evolución de la enfermedad es probable que ya se haya pasado el efecto reductor que tuvo el sacrificio masivo de animales y que la cifra actual marque la situación media en España.

Seis años de vacas locas

LOS DATOS DEL SEXTO AÑO DE VACAS LOCAS EN ESPAÑA EVIDENCIAN UN CIERTO CONTROL DE LA ENFERMEDAD

La evolución seguida por la encefalopatía espongiforme bovina en España desde que en noviembre de 2000 se diera a conocer el primer caso en Galicia guarda un patrón similar al registrado en el Reino Unido para estos primeros años, en los que se aprecia una evolución ascendente hasta que se alcanza el máximo y, posteriormente, se evidencia una disminución con una pendiente menos acusada, lo que nos lleva a pensar en una evolución de más de 10 años para que llegue a desaparecer. Los datos de este sexto año, como era esperable después de apreciar la disminución del 2004, evidencian un cierto control en la enfermedad.

Grafica eeb11

Si la evolución apreciable continúa como hasta ahora, el volumen total de animales infectados será relativamente bajo, lo que confirmaría que las medidas adoptadas para la disminución del riesgo a los consumidores fue acertada, ya que se ha conseguido acortar el tiempo necesario para apreciar una disminución en los casos animales. En la mayoría de los países, esta disminución se ha apreciado a los cinco años de instaurar los controles y prohibir, de forma eficiente, el consumo de harinas de origen animal por parte del vacuno. En España esto se ha observado a partir de los cuatro años de los primeros casos.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones