Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Teniasis en alimentos

La contaminación por taenia está asociada al consumo en mal estado de carne de vacuno y de cerdo

La teniasis es la infección causada por la ingesta de taenia, un parásito presente en alimentos en mal estado, con unas características muy peculiares y distintivas. Se distinguen diferentes clases de taenia, pero dos de ellas tienen como huésped definitivo el intestino humano, la Taenia saginata y la Taenia solium. Como parásito, la taenia se alimenta de sus huéspedes y se aloja en el intestino delgado. Es una especie hermafrodita, es decir, para reproducirse en el interior de su huésped no necesita otro ejemplar, ya que tiene ambos sexos, lo que facilita su presencia en el intestino.

Imagen: sanja gjenero
El parásito taenia tiene unas particularidades muy diferenciadas si se compara con otras especies. De forma aplastada, mide entre 5 metros y hasta más de 10. Se engancha al huésped y a la pared intestinal con unas ventosas que tiene en la cabeza. Se nutre de los alimentos que ingiere la persona y ocasiona un grave estado de desnutrición.

La contaminación por taenia está asociada al consumo en mal estado de la carne de vacuno y de cerdo. T. saginata se asocia a la vaca y T. solium al cerdo. Esta última ocasiona, además, cisticercosis, una enfermedad parasitaria que se contrae tras la ingesta de huevos de T. solium. Estos entran en el torrente sanguíneo y se alojan en cualquier cavidad del cuerpo. Los síntomas más características de infección de taenia son las náuseas, el dolor abdominal, diarreas, trastornos nutricionales, pérdida de hambre, malestar general o presencia de segmentos del parásito en las heces. Sin embargo, es preciso insistir en que la gran mayoría de los infectados no tienen síntomas.

Teniasis en carne y falta de higiene

La falta de higiene es una de las principales causas de infección por taenia

Los parásitos afectan sobre todo a los consumidores con una higiene inadecuada, tanto en los alimentos como en los hábitos higiénicos personales. Cualquier consumidor es susceptible de contraer la enfermedad, pero los grupos más vulnerables a la infección son los niños, los ancianos y las personas con problemas inmunológicos. Para evitar la taeniasis, es útil seguir algunos consejos:
  • Lavarse bien las manos después de ir al baño y antes de comer o tocar alimentos.

  • El parásito proviene de la vaca y del cerdo, con lo que la máxima prevención es evitar el consumo de carne de vacuno o cerdo cruda, poco cocinada o en mal estado.

  • Se recomienda saber la procedencia de la carne que se consuma y evitar los establecimientos de dudosa higiene.

  • Es necesario cocinar los alimentos hasta que la temperatura del interior llegue a 65ºC. Lo apropiado es medir la temperatura con un termómetro para alimentos.

Evitar la cisticercosis

La cistircercosis es la enfermedad causada por T. solium. Por tanto, en cuanto a alimentación animal se refiere, la fuente de infección es el cerdo. Sin embargo, no es la única fuente de infección; las aguas contaminadas con huevos de T. solium también son causa de infección. Para evitar la contaminación, es necesario seguir algunas recomendaciones:
  • Consumir agua tratada de forma debida y evitar el consumo de agua de dudosa procedencia.

  • No consumir carne de cerdo cruda o poco cocinada.

  • En países donde el sistema de agua es de dudosa fiabilidad, evitar consumir agua o hervirla durante unos minutos antes de utilizarla o beberla.

  • Evitar el consumo de hielo, sobre todo, en zonas donde la procedencia del agua sea dudosa.

  • Evitar tragar agua mientras se nada.

  • Pelar y lavar de forma adecuada los vegetales y las frutas antes de consumirlos, ya que el agua de riego puede ser un factor de peligro.

  • Las personas infectadas deben extremar su higiene y lavarse las manos con frecuencia, siempre antes de comer y después de ir al baño. Sus heces son una excelente fuente de contaminación.

Inspección de la carne como medida de control

Tanto la teniasis como la cisticercosis han sido enfermedades poco habituales en nuestro entorno. Sin embargo, la cisticercosis afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo, con lo que deben tomarse severas medidas de control, sobre todo, en los países con escasos recursos sanitarios. Para una adecuada prevención, se insiste en trabajar en la mejora de las condiciones sanitarias, la educación y el tratamiento de las personas portadoras de T. solium. Otra medida es llevar a cabo una adecuada inspección de la carne de cerdo y vacuno mediante cortes musculares, que determinan si la canal con cisticercosis debe decomisarse. En cuanto al ganado, se deben promover mejoras en la crianza del ganado porcino y vacuno, además de evitar su acceso a heces humanas.

REMEDIOS NATURALES

Aunque el tratamiento recomendado pasa por la administración de fármacos específicos para la parasitosis, algunos remedios naturales combaten la enfermedad, es decir, expulsan el parásito del intestino. El aceite de nueces es uno de ellos y puede consumirse como aliño en ensaladas. El ajo también es un buen remedio, sobre todo en lavativa (tres gramos por litro de agua), por los sulfurosos que contiene. La infusión de piel de granada, unos 30 gramos por 250 ml de agua, que se hierven durante 15 minutos, sirve para eliminar los parásitos debido a su acción alcaloide. Por último, las semillas de calabaza conforman el remedio más antiguo, cuyo principio activo, la cucurbitina, destaca por un efecto desparasitador.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto