Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Mayores atendidos por videoconferencia

Un programa pionero atiende por vía satélite a las personas mayores que viven solas en zonas sin cobertura de banda ancha fija y con un grado de dependencia leve o moderado

Img videoconferencia Imagen: UDP

En España hay 8,2 millones de personas que tienen o superan los 65 años. De ellas, algo más de 1,3 millones de mayores viven solos, en su mayoría (76,8%) mujeres. Los servicios de teleasistencia les proveen atención y compañía, pero en ciertas zonas de la geografía no hay cobertura de banda ancha fija y es difícil establecer esta comunicación. Para atender a las personas mayores que viven en estos núcleos y evitar que se sientan solas y aisladas, un programa pionero de videoconferencia por satélite permite el contacto con un centro de asistencia. A través de este sistema, los mayores reciben atención, se conoce su estado, sus preocupaciones y posibles emergencias, además de darles una solución.

Atención a las personas mayores vía satélite

La soledad preocupa a las personas mayores. Sobre todo en verano, sienten más si cabe la ausencia de un reda que les sustente. Muchas prefieren vivir en sus casas, rodeadas de los recuerdos de toda una vida, aunque eso suponga sacrificar cierta compañía. Por ello se idean fórmulas para atenderlas sin necesidad de desplazarse.

A través de videoconferencia vía satélite se contacta con los mayores para conocer su estado de salud, sus actividades, problemas, preocupaciones o satisfacciones

A través de videoconferencia, es posible contactar con los mayores que residen en su domicilio, lo que permite "un mayor grado de autonomía y seguridad". Con este objetivo se desarrolla desde 2008 el programa "Contigo en Casa", de Unión Democrática de Pensionistas, UDP. Basado en la atención por videoconferencia, funciona en municipios de Andalucía, Castilla-La Mancha y Valencia y, este año, se ha ampliado a núcleos rurales de Palencia, Burgos y León que carecen de conexión a Internet, por lo que se recurre a la comunicación vía satélite. El éxito del programa ha impulsado su implantación en otros hogares.

Este servicio pretende el acompañamiento, la asistencia y la ayuda de las personas mayores que viven solas y tienen un grado de dependencia leve o moderado, pero que quieren continuar en su hogar. Mediante videoconferencia, se contacta cada día con la persona mayor para comprobar su estado de salud, sus actividades, problemas, preocupaciones o satisfacciones personales, así como posibles emergencias en el hogar o en su situación personal, según explican desde UDP. Para estos casos, se cuenta con unos protocolos que incluyen el aviso a los servicios de emergencia locales y a los familiares.

Quienes toman parte en este programa, reciben un ordenador multimedia adaptado y accesible con conexión a Internet de banda ancha y una webcam, dos dispositivos necesarios para realizar una videoconferencia. Los mayores pueden comunicarse de este modo con el centro de asistencia y acompañamiento, con otras personas mayores participantes, amigos y familiares.

Beneficios de la atención por videoconferencia

Los beneficiarios de este servicio son personas mayores en situación de soledad que viven en zonas denominadas "oscuras", sin cobertura de banda ancha fija. "No solo se prevé para socios de UDP", recalca la entidad. Por ello, la principal ventaja es que "las personas mayores pueden envejecer en los ámbitos rurales mejor atendidas", según la directora gerente de UDP, Paca Tricio.

La conexión por videoconferencia añade valor respecto a una llamada de teléfono, ya que se comprueba el estado físico de la persona mayor

Otra ventaja es la posibilidad de ver a través del ordenador a quien está al otro lado. Los profesionales del centro que contactan con los mayores tienen la oportunidad de comprobar el estado físico de la persona con quien hablan, lo que añade valor respecto a una llamada de teléfono. Pueden verles reír o quejarse, conocer el verdadero estado de cada uno y mejorar la atención.

Otra ventaja es la propia sensación de compañía que se crea, quizá menos cercana que la visita in situ, pero más intensa que una llamada de teléfono. "El servicio de acompañamiento reduce su sensación de soledad, ayudándoles a estar más activos tanto físicamente como en aspectos cognitivos y de agilidad mental", detalla UDP. "Ganan en autoestima, en ilusión y en integración social con el entorno", añade.

Personas mayores y TIC

Las TIC favorecen que las personas mayores permanezcan en sus hogares, reciban atención y reduzcan su sensación de soledad

Solo un 1,2% de las personas mayores de 65 años se traslada a asilos y residencias, señala UDP. Quienes permanecen en sus casas conforman un abanico de situaciones: desde personas que viven en pareja a quienes viven solas, son autónomas o están en situación de dependencia moderada, entre otras. Estas últimas precisan de ayuda, pero no siempre cuentan con ella porque ni los familiares ni los servicios sociales “detectan esta necesidad”.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) salvan esta barrera. Al contactar mediante videoconferencia, las personas mayores tienen la opción de continuar viviendo en su hogar sin sentirse solos, sino atendidas y en comunicación con familiares, amigos y con un servicio de asistencia que les ayuda en caso de necesidad.

Las TIC han permitido avanzar en la prestación de servicios de teleasistencia. Para UDP, mejoran la seguridad y la calidad de vida de las personas mayores y de sus familiares, llegan a mayores que viven solos en municipios y localidades aisladas, favorecen su inclusión en la sociedad de la información, rompen la “doble brecha digital” motivada por la edad y el aislamiento geográfico, reducen la sensación de soledad de los mayores, les hacen más activos físicamente, en aspectos cognitivos y de agilidad mental, mejoran la percepción que tienen de sí mismos y de sus posibilidades. “La población de mayores se incrementa cada año en España”, recuerda UDP. “Es importante resaltar la necesidad de asistencia social y las nuevas posibilidades que abren las TIC para conseguir que esa asistencia sea de mayor calidad y un menor coste”, añade.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones