Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Olga Babarro Bueno, primera guía turística con deficiencia auditiva

Al diseñar la oferta turística, se piensa muy poco en las personas con discapacidad

Con cuatro años, a Olga Babarro le diagnosticaron una hipoacusia bilateral sensorial, una discapacidad auditiva que le permite oír a través de un audífono y "llevar una vida normal". O quizá no. Olga es la primera y única guía turística en España con deficiencia auditiva -así consta en su web Turismoparasordos- y eso la convierte en alguien excepcional. Asegura que este título es "un gran paso como profesional y como persona" porque la mayoría de los museos y otros lugares turísticos no están adaptados a las necesidades de las personas sordas y porque, critica, "hay mucho intrusismo profesional". Reivindica que se exija a los guías el carné oficial homologado, ya que "cubren necesidades muy amplias" y permiten cumplir el derecho al ocio de todos.

¿Qué caracteriza al turismo accesible?

“La mayoría de los museos y emplazamientos turísticos no son accesibles”

El turismo accesible se caracteriza por adaptarse totalmente a todo tipo de necesidades, para todas las personas con discapacidad.

¿En el caso de las personas sordas, son accesibles para ellas los museos y otros emplazamientos turísticos?

La mayoría de estos espacios no son accesibles, ya que no cuentan con suficientes guías interprétes que sepan la lengua de signos y carecen de una señalización clara o signoguías, es decir, audioguías con subtitulado y lengua de signos para seguir las explicaciones de los cuadros de los museos o emplazamientos turísticos.

Además de los citados, ¿a qué otros problemas se enfrentan cuando visitan lugares que no están adaptados?

“Las personas sordas tienen carencias en el disfrute del derecho al ocio”

Como he comentado, el principal inconveniente es la falta de información adaptada, lo que implica desinformación con respecto a las personas oyentes y carencias en el disfrute del derecho al ocio.

Ha obtenido la primera habilitación oficial como guía turística en lengua de signos, ¿qué ha supuesto para usted?

Para mí significa todo. Es un gran paso como profesional y como persona, me siento compensada por una larga lucha y esfuerzo. Ahora falta llevarlo a la práctica y trabajar como guía turística con todos sus efectos. Para sacar el carné de habilitación oficial era necesario pasar pruebas muy duras y difíciles. Superé un test, un cuestionario sobre conocimientos, una prueba oral y otra prueba del idioma.

¿Cuántas personas más tienen este carné en España?

Soy la única guía en España que lo tiene. De momento, nadie más lo ha conseguido. Por este motivo, para mí supuso un gran orgullo personal y profesional. El hecho de ser la primera guía turística implica importancia y reconocimiento, pero sobre todo marca un hito sin precedentes en el turismo para personas sordas. Ahora falta que el mismo reconocimiento se aplique en la práctica y que las personas sordas y los organismos públicos y privados sepan valorar qué significa contar con una profesional de turismo que empatiza con este grupo y que puede llevar a cabo esta labor.

No pudo lograr antes esta acreditación porque la Lengua de Signos Española (LSE) no estaba reconocida como lengua oficial. ¿Qué supone la LSE para las personas con discapacidad auditiva?

Para multitud de personas con discapacidad auditiva, la LSE es un lengua más con la que comunicarse con personas sordas o con discapacidad auditiva. Cumple el mismo papel que la lengua oral para los oyentes.

¿Qué necesidades cubre una guía turística en lengua de signos?

“El hecho de ser la primera guía turística implica importancia y reconocimiento, pero sobre todo marca un hito sin precedentes en el turismo para personas sordas”

Cubre necesidades muy amplias, como son la empatía y la asertividad con las personas sordas, el conocimiento de su idioma y sus necesidades, que suponen llevar a cabo un turismo accesible que cubre totalmente sus necesidades de ocio y disfrute, en igualdad de condiciones que el resto de los ciudadanos.

¿Los folletos informativos, al menos, ayudan a “aprovechar” una visita turística?

Los folletos informativos ayudan a un mejor entendimiento y claridad de una visita. Las personas sordas apenas cuentan con material y soporte para las visitas guiadas. Incluso con las signoguías sólo se cubren las explicaciones de algunos cuadros, pero no todos.

¿Qué ocurre si la persona se encuentra en el extranjero y desconoce el idioma del país?

Es un problema añadido, ya que al desconocimiento del idioma se suma el problema de la sordera al pedir información, etc. No obstante, depende de la capacidad de cada persona, porque hay quien viaja sin problemas de ningún tipo.

¿Conoce la situación en Europa: hay más guías en lengua de signos o más oferta específica?

Hasta ahora, no me consta ninguna promoción o noticia de este tipo. Respecto a la oferta específica, en Europa sí se desarrollan algunas dirigidas a las personas sordas porque ha habido una mayor sensibilización. Desde España, en mi caso, tengo los títulos de inglés, francés y del sistema de signos internacional, por lo que estoy preparada para realizar visitas guiadas accesibles para personas sordas, también extranjeras, y de esta forma ampliar más la accesibilidad turística.

¿Se piensa poco, por lo tanto, en las personas sordas al diseñar la oferta turística? ¿Se atiende más a la discapacidad física que a otras?

“Se atiende más la oferta turística para personas con discapacidad física porque es una discapacidad visible”

Al diseñar la oferta turística, se piensa muy poco en las personas con discapacidad en general, ya que no sólo se necesita un hotel, instalaciones u otro lugar adaptado, sino también personal sensibilizado en sus necesidades. A menudo, se atiende más la oferta turística para personas con discapacidad física, ya que al ser una discapacidad visible, hay más conciencia al respecto que con la discapacidad auditiva, una discapacidad invisible.

¿Qué barreras han superado las personas sordas en los últimos años en cuestión de accesibilidad?

La primera gran barrera que han superado ha sido el reconocimiento por ley de la Lengua de Signos Española y Catalana, que entraron en vigor el 24 de octubre de 2007, gracias a la larga lucha de las personas sordas, sordociegas y con deficiencia auditiva. Todavía hay mucho que hacer, como llevar todo el propósito de la Ley a la práctica, pero éste fue un gran paso. Otra barrera ha sido la implementación de intérpretes en universidades, el sistema del subtitulado en la televisión y en los programas, las ayudas técnicas y los teléfonos móviles, que han dado mucha independencia y autonomía a las personas sordas, entre otras cosas. Por mi parte, espero trabajar como guía turística para sordos y oyentes, como vía de promoción del empleo de personas sordas con grandes capacidades. Me gustaría contar con el apoyo de las personas sordas para lograr entre todos un turismo accesible, con los mismos derechos de disfrute y de ocio en igualdad de condiciones.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones