Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos humanos

Tonet Ramírez y Cristina Rosell, colaboradores de la ‘Convención vista por sus protagonistas’

Ahora que sabemos que tenemos derechos, podemos denunciar su vulneración

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 18 septiembre de 2010

Imagen: Down España

Tonet Ramírez y Cristina Rosell han acudido a la sede de Naciones Unidas para reclamar que se respeten sus derechos. En representación de todas las personas con discapacidad intelectual que forman parte del Proyecto Amigo, los dos han presentado la ‘Convención Internacional de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad vista por sus Protagonistas’, una guía que prosigue al texto original -que entró en vigor en mayo de 2008- y que cuenta con el testimonio de 150 personas con síndrome de Down. Cada una de ellas ha plasmado el modo en el que sus derechos se vulneran. Denuncian las dificultades para acceder a un empleo y para ascender de categoría, las trabas cuando quieren independizarse, la falta de respeto o el rechazo en determinadas situaciones. Piden que se les dé la palabra y que nadie hable por ellos, aunque en ocasiones necesiten ayuda y oídos que les escuchen.

Juntos han presentado en la sede de Naciones Unidas en Nueva York la ‘Convención Internacional de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad vista por sus protagonistas’. ¿Qué sintieron en ese momento como representantes de numerosas personas, que no podían estar allí?

T.R.: Yo, como representante nacional me sentí muy orgulloso, importante y privilegiado.

C.R.: Me sentí muy orgullosa por poder hablar en nombre de las mujeres con discapacidad.

¿Ante quién han tenido la oportunidad de hablar en este encuentro?

Ante los representantes de la Conferencia de Estados Miembros de la ONU.

La publicación recoge los testimonios de las propias personas con discapacidad intelectual. ¿Creen que se habla demasiado por ellas en lugar de darles la palabra?

“Se habla demasiado por las personas con discapacidad intelectual, en lugar de darles la palabra”

T.R.: Sin duda, se habla demasiado, por eso hemos trabajado en la guía de los derechos de las personas con discapacidad.

C.R.: La guía nos ha dado la oportunidad de poder hablar nosotros.

¿Cuáles son los derechos de las personas con discapacidad intelectual que más se vulneran en el día a día?

T.R.: La educación, la toma de decisiones, el acceso a un trabajo…

C.R.: El respeto.

¿Cuentan con los medios suficientes para denunciar esta vulneración?

T.R.: Ahora que sabemos que tenemos derechos, sí que podemos denunciar su vulneración.

¿Piensan que el resto de los ciudadanos es consciente de esta vulneración?

T.R.: Creo que no son conscientes.

“La Convención se tiene que dar a conocer en todas partes y a todo el mundo”

¿Pero conocen el contenido de la Convención o ni siquiera tienen conciencia de la aprobación de este documento?

T.R.: En la Convención han tenido interés, pero es un documento que se tiene que dar a conocer en todas partes y a todo el mundo.

¿Cuál ha sido la peor situación a la que se han enfrentado y han sentido que sus derechos se vulneraban de forma más grave?

T.R.: Son las mismas situaciones que denuncio en la guía: falta de respeto, no escuchar nuestra voz, tener un trabajo, un empleo fijo, una nómina al mes, subir de categoría.

¿Cómo afrontan la búsqueda de un empleo?

T.R.: En general, a través de la preparadora laboral de nuestras asociaciones.

C.R.: Al terminar el instituto empecé a trabajar, en el año 2007, en el Registro de la Propiedad en Málaga.

“Hoy en día, gracias a las preparadoras laborales, la situación de rechazo ha empezado a cambiar”

¿Es frecuente el rechazo sin ni siquiera dar una oportunidad?

T.R.: Sí, pero hoy en día, gracias a las preparadoras laborales que nos ayudan, esto ha empezado a cambiar.

En su caso, ¿tienen la posibilidad de vivir de forma independiente?

T.R.: En mi caso, sí.

C.R.: Yo también, desde hace dos años vivo Vivienda Compartida de Down Málaga, junto con otros compañeros con y sin síndrome de Down.

¿Les ha costado mucho conseguirlo?

T.R.: A mí me han educado desde pequeño de esta forma y, ahora, así lo hago gracias a mi asociación.

¿El respeto a este derecho empieza en las familias?

T.R.: Sí.

C.R.: Mi familia me ha apoyado siempre.

¿Son ellas las primeras que deben favorecer una vida autónoma?

T.R.: Sin duda, porque después será más fácil conseguirlo.

Nuria Illán, coordinadora de la 'Convención vista por sus protagonistas'

Img 20100430131310 entrevista
Imagen: CONSUMER EROSKI

Opta por ceder la palabra a quienes considera los verdaderos protagonistas, aunque su labor ha sido esencial para que todos ellos puedan denunciar la vulneración de derechos que en ocasiones sienten. Nuria Illán es coordinadora de la Red Nacional de Escuelas de Vida de Down España (RNEV), coordinadora de la ‘Convención vista por sus protagonistas’ y artífice de un proyecto que es consecuencia directa del trabajo llevado a cabo desde el Proyecto Amigo. Éste aglutina a todas las personas con y sin discapacidad, pertenecientes a las entidades de Down España, que forman parte de la RNEV y que se caracterizan por “el deseo y el compromiso de iniciar un proceso formativo que les conduzca a obtener las mayores cotas de autonomía e independencia posible”.

Estima que la Convención es “un documento de estudio, de debate y reflexión” para las personas que forman parte del Proyecto Amigo y las entidades pertenecientes a la RNEV. “Por tanto, comenzó a trabajarse como algo lógico y natural por parte de estos jóvenes”, precisa. Esta nueva publicación es el resultado de un trabajo llevado a cabo en los últimos tres años, “que culmina con la sistematización de la información obtenida y su posterior divulgación”.

“Es la primera publicación en el mundo escrita por personas con discapacidad intelectual”

Para Illán, su principal novedad es el hecho de ser la primera publicación en el mundo escrita por personas con discapacidad intelectual. “Es la consecuencia directa de sus preocupaciones e intereses”, subraya.

Cada testimonio se narra en primera persona, es un documento único que, a pesar de recoger las vulneraciones relativas a tan sólo cinco artículos de la Convención (Art. 5, 8, 19, 24 y 27), es exhaustiva con el trabajo y los materiales recopilados. “Todas las sesiones de trabajo se grabaron íntegramente y se transcribieron. Esta rigurosidad nos ha permitido respetar los mensajes de las personas con discapacidad, sin traicionar ni manipular su palabra. Éste es, quizá, el mayor valor de esta guía”, concluye.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones