Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Liberar el móvil

Los operadores de telefonía bloquean los móviles para que solo se puedan realizar llamadas con ellos, pero hay maneras de liberarlos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 24 abril de 2007

Los teléfonos móviles son aparatos muy caros. Para construirlos se necesitan elementos raros como el Niobio y el Tántalo, que se extraen de las selvas del Congo, a la vez que se pone en peligro de extinción a los gorilas. Las pantallas, baterías, antenas y otros componentes necesitan procesos industriales precisos. Entonces, ¿por qué las operadoras regalan los teléfonos?

La respuesta es que
sale rentable. La operadora subvenciona el precio real del teléfono
a cambio de un contrato de permanencia con el usuario
. Los márgenes
de las operadoras son tan grandes, que el cliente se lleva un teléfono
de 500 euros por tan solo 20 y la operadora amortiza la diferencia
en el cobro de las llamadas. Es el mismo modelo de negocio de las
maquinillas de afeitar: regalar el mango y cobrar por las cuchillas.

Para asegurarse la
fidelidad del cliente, además del contrato, la compañía
utiliza un cinturón de castidad electrónico para el
teléfono llamado código de bloqueo

Para asegurarse la
fidelidad del cliente, además del contrato, la compañía
utiliza un cinturón de castidad electrónico para el
teléfono llamado código de bloqueo. El teléfono
es un pequeño ordenador y está programado de tal forma
que solo acepta tarjetas de una compañía
operadora. Las operadoras españolas Orange, Movistar o
Vodafone obligan a los clientes a permanecer como mínimo un año con el
teléfono bloqueado.

Por supuesto, los
clientes pueden comprar teléfonos libres, que no están
bloqueados por ninguna compañía. Una visita a la tienda
de electrónica bastará para comprobar que el mismo
teléfono móvil puede costar hasta diez veces más
si es libre, en comparación con el terminal subvencionado.
Además, algunas operadoras disponen de modelos exclusivos que
encargan directamente al fabricante y que solo se pueden
comprar mediante la suscripción de un contrato.

Las operadoras, obligadas a facilitar la liberación

Pasado un año, la
compañía tiene la obligación de proporcionar al
cliente los medios para “liberar” el teléfono

No obstante, pasado un
año, la compañía tiene la obligación de
proporcionar al cliente los medios para “liberar” el teléfono,
de forma que, si este lo desea, pueda usarlo con las tarjetas
de otras compañías.

La mayoría de
los teléfonos se pueden desbloquear con la introducción de un código.
Para obtener este código se necesita facilitar el IMEI, la
“matrícula” del teléfono, a la compañía
operadora. El código IMEI es único para cada terminal
y permite, entre otras cosas, desactivarlo cuando se ha robado o, en este
caso, liberarlo.

En la actualidad, las
operadoras españolas ofrecen el código de desbloqueo
de manera gratuita pasado un año desde el inicio del contrato. En
el caso de Vodafone, no proporcionan el código hasta pasado
este tiempo, ni gratuitamente ni con el pago de la liberación de la parte subvencionada del móvil.

Movistar sí lo
hace, pero a cambio de cobrar una cantidad, que depende del modelo del
teléfono y ronda los 30 euros. Orange tampoco proporciona
códigos de liberación antes del plazo, que con esta
compañía se alarga hasta los 18 meses.

Negocio clandestino

No obstante, la
liberación de móviles se ha convertido en un gran
negocio clandestino. Cualquiera puede comprar un cable y algunos
otros dispositivos para conectar el teléfono a un PC y
descargar los programas necesarios para desbloquearlo sin necesidad
de obtener el código.

Pero estos equipos
pueden
rondar los 1.000 euros
, demasiado dinero para liberar un solo móvil cuando, a menudo, se puede liberar en una tienda por unos 10 euros.

Al liberar el teléfono
de modo clandestino, el cliente puede incumplir los términos
de su contrato

En otros casos, se
pueden encontrar generadores
de códigos
en la web que permiten obtener la
combinación necesaria a partir del IMEI del teléfono. En general, es más fácil localizar estos códigos para
los teléfonos más vendidos (Nokia, Motorola, Sony
Ericsson, etc).

Al liberar el teléfono
de modo clandestino, el cliente puede incumplir los términos
de su contrato, pero, en realidad, la operadora lo tiene bastante
difícil para enterarse. También es complicado perseguir
a las tiendas que liberan móviles, ya que no hay una
regulación sobre esta actividad.

Liberar móviles en otros países

A falta de una legislación clara al respecto, las operadoras
en otros países definen sus propios términos en el
contrato para liberar teléfonos móviles.

  • En EE.UU., la
    operadora AT&T nunca libera los móviles, mientras que
    otros como Cingular lo pueden liberar tras 90 días.

En cambio,
en otros países la ley pone límites.

  • En Reino Unido, los operadores pueden cobrar por liberar el móvil, incluso
    después de transcurrido el tiempo de permanencia del contrato.

  • Por el contrario, en Bélgica y Hong Kong la ley prohíbe
    vender móviles bloqueados, con lo que las operadoras tampoco
    los subvencionan y salen caros.

  • En Holanda pueden cobrar por
    liberarlos antes del primer año, pero deben ofrecer los
    códigos gratis una vez pasado el plazo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones