Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Elegir unos auriculares

La calidad de este periférico, imprescindible para disfrutar de la música en movimiento, depende de varios factores

img_auriculares 1

Los auriculares se han convertido en
parte de la
iconografía urbana. Fueron compañeros inseparables del “Walkman” con cintas de casete, acompañaron al “Discman” y hoy en día han acabado con reproductores portátiles especializados, como el iPod, o con los teléfonos móviles que han incorporado la posibilidad de reproducir MP3. Hay diferentes modelos y precios, en función de la calidad del sonido que se reproduce.

¿Grandes o pequeños?

/imgs/2009/12/auriculares1.jpg

En el mercado se pueden encontrar varios tipos de auriculares. Los más pequeños o intrauriculares, que se introducen en la oreja, son los más habituales y se comercializan junto con un gran número de reproductores de MP3 y móviles.

Ocupan muy poco espacio, mientras se usan como si permanecen plegados, y son discretos. El sonido que logran, no obstante, carece de gran calidad, sobre todo en la reproducción de notas graves, y con frecuencia no aíslan al oyente de los ruidos que provengan del entorno.

Entre los modelos intrauriculares, los denominados “in-ear” cuentan con tapones

Es frecuente viajar en un autobús o en un vagón de metro donde, aunque una persona escuche una canción con auriculares, esta se oye en todo el espacio con un volumen elevado. El propio sonido ambiente obliga a elevarlo para
distinguir la música, por lo que se considera que los auriculares no cumplen su misión: solo debe escuchar el usuario.

Entre los modelos intrauriculares, los denominados “in-ear” cuentan con tapones, de silicona o espuma compacta, similares a los convencionales. Estos dispositivos se introducen dentro del oído, mejoran el aislamiento y, por lo tanto, la reproducción de los sonidos.

Auriculares circumaurales y supra-aurales
/imgs/2009/12/auriculares2.jpg

Los auriculares más grandes se denominan circumaurales. Los locutores de radio y los pinchadiscos los utilizan con asiduidad y, aunque resultan bastante más aparatosos, garantizan una mejor escucha y calidad de la música y del audio reproducido.

Los conocidos “cascos” logran que a la persona no le molesten los ruidos externos, porque rodean y cubren las orejas por completo. De esta manera, el volumen puede ser menor y, al mismo tiempo, quienes estén alrededor no escuchan ningún sonido. Permiten viajar en transporte público sin molestar.

/imgs/2009/12/auriculares3.jpg

Los auriculares supra-aurales
constituyen un tipo
intermedio entre los dos modelos citados. Cubren la oreja con
una almohadilla, pero no por completo. Son más habituales que los
circumaurales para equipos domésticos y también más ligeros. El sonido que se logra es mejor que el del sistema
intra-auricular y se diferencia del circumaural porque se percibe más cercano.

Los
precios de
los auriculares varían entre 5 y 300 euros, si bien se
pueden encontrar diseños de calidad media a precios que no superan los 50 euros.
En general, los auriculares que se comercializan con los reproductores portátiles de música no suelen tener muy buena
calidad.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones