Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Conocer y evitar los fraudes telefónicos más frecuentes

Quizás hayamos oído hablar alguna vez de los "números 900"; con esta denominación se llama a los números telefónicos que comienzan por 900, 901, 902 y 906

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 febrero de 2003
Se utilizan entre otras finalidades, para contactar con la Administración, como servicios de atención al cliente de empresas, y como teléfonos de servicios de esoterismo, magia, astrología, sorteos e incluso sexo y erotismo.

Son números distintos, y con tarifas distintas a las llamadas que hacemos habitualmente. Podemos encontrar números cuyo coste de llamada es gratuito hasta números en los que el coste por minuto puede incluso superar los 0,60 euros.

Este hecho de poder tener tarifas distintas es muy útil para los propietarios de estas líneas, pues permite cobrar de una manera directa los servicios que algunas empresas y profesionales prestan a través del teléfono. El cliente que llama para que le den servicio paga a Telefónica a través de su factura, y Telefónica abona al prestador de servicios el importe pactado según tarifa.

Ejemplos de uso de estos números.

- La Administración decide poner un número 900, de información sobre algún tema, cuyo coste por llamar sea gratuito. La llamada la paga la Administración.

- Un asesor de empresas decide poner un número 906, que le permitirá que los clientes que le llamen por teléfono para demandar sus servicios paguen en la misma llamada el coste de sus servicios en función del tiempo que el emplee en responder esta consulta. La persona que llama paga la llamada normal más el sobrecoste que el asesor ponga como pago de sus servicios. Telefónica cobra a sus clientes telefónicos y posteriormente le abona a él el importe pactado.

Estos ejemplos responden perfectamente a un uso correcto de ellos, sin embargo han surgido numerosos fraudes consistentes sobre todo en hacernos llamar a números 906 o "sobretarificados" de una forma engañosa. Sirva el siguiente ejemplo para hacernos una idea.

Ejemplo de fraude.

- Alguien nos llama por teléfono a nuestro domicilio, y nos nombra diciéndonos que hemos sido agraciados en un sorteo y que nos ha tocado algo de gran valor. Para poder disfrutarlo debemos de llamar a un número 906 para dejar nuestros datos y en un tiempo se pondrán en contacto con nosotros para entregarnos este premio. ¿ A quién no le gusta que le toque un premio? Llamamos al número en cuestión y nos tienen en espera durante 2 o 3 minutos, después se pone una operadora que debe preguntarnos los datos. Casualmente no le funciona correctamente el ordenador y nos mantiene 5 minutos a la espera, después la persona con la que nos tiene que pasar está al teléfono y pasan otros 5 minutos, y así hasta que pasados 15 o 20 minutos nos cuelgan el teléfono. Si además pensamos que fue un corte de línea y volvemos a llamar, la misma cantinela.

Saldo de la llamada: 30 minutos de teléfono que a precio "especial" nos van a cobrar en la factura del teléfono, lógicamente sin haber recibido el regalo prometido. Multipliquemos nuestros aproximadamente 18-24 euros de llamada por los miles de personas que como nosotros pueden haber llamado al mismo reclamo....

Es muy importante que sepamos siempre a qué número llamamos y cuál es el coste de la llamada que vamos a hacer, pues como hemos visto, de no ser así podemos encontrar sorpresas desagradables en nuestra factura de teléfono.

En el cuadro siguiente se refleja el coste aproximado de las llamadas a los distintos "números 900".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones