Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Google Checkout: la batalla por el pago en Internet

Google crea una herramienta para efectuar micropagos con la que puede romper el dominio de PayPal, dueño casi absoluto de este campo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 11 septiembre de 2006
img_checkoutp

En EEUU
las compras por Internet generan ingresos de 100.000 millones de
dólares al año, y se estima que esto representa la
mitad del total en el mundo. Basta recibir pequeñas comisiones
de una parte de esas compras para hacerse rico al instante. No es de
extrañar que Google entre en el negocio de los pagos
electrónicos
con Checkout,
y que otras empresas, como eBay, estén peleando a brazo
partido por defender sus sistemas.

En los últimos años Google ha ido ampliando sin descanso sus servicios, más allá de la búsqueda: noticias de todo el mundo con Google News, correo electrónico (con enormes buzones) con GMail; y ha fotografiado y cartografiado el mundo con Google Maps, por citar algunos ejemplos.

En todos los casos, la entrada de Google ha puesto a la competencia muy nerviosa, incluso en campos donde aún no es la marca dominante, como los catálogos de fotos o vídeos, donde Flickr y YouTube ganan, de momento, la partida a Picassa y Google Video por goleada. En el caso de Google Checkout los nervios son sobre todo por parte de eBay, propietaria de PayPal, el sistema de pago online más extendido y que cuenta ya con ocho años de existencia.

Cómo funciona Google Checkout

Lo malo de hacer las compras en Internet es que en cada tienda distinta que se visita hay que introducir los datos personales y el número de tarjeta de crédito, una y otra vez. Además, la tienda pide una contraseña que hay que recordar.

Google Checkout es gratuito para el comprador; es el vendedor quien paga por ofrecer el servicio a sus clientes

Google Checkout evita este problema. Al comprar algo en una tienda de la Red (que acepte el sistema, claro), basta con hacer click en el botón de Google Checkout junto al producto. Si el comprador tiene cuenta de Checkout, sólo tendrá que introducir su contraseña, siempre la misma, y la compra estará hecha. En caso contrario, deberá registrarse para conseguir una cuenta de Google Checkout, indicando los datos personales y su tarjeta de crédito. Con una vez basta.

Google Checkout es gratuito para el comprador. Es el vendedor quien paga por ofrecer el servicio a sus clientes.

El sistema es muy parecido a PayPal. En ambos casos se cobra al vendedor una comisión por cada venta. PayPal cobra un 2.9% del montante, más 30 centavos de dólar por transacción, aunque no se cobran si es menor de 20 dólares. En el caso de Google Checkout la comisión es de un 2% del montante más 20 centavos de dólar por transacción en todos los casos. No obstante, el comerciante podrá procesar 10 dólares de compras sin comisiones por cada dólar que gaste en publicidad de AdWords, el sistema de anuncios de Google.

Un principio accidentado

El primer tropiezo del servicio de pagos de Google fue con eBay, el principal sitio de subastas y compraventa en el mundo. Las ventas gestionadas con PayPal en eBay sumaron 9.000 millones de dólares sólo en el segundo trimestre de 2006.

El lanzamiento de Google Checkout coincidió con una subida de las tarifas que eBay cobra a los vendedores

Tan pronto como Google Checkout entró en funcionamiento, eBay comunicó a sus usuarios que no estaba permitido utilizarlo como medio de pago por motivos de seguridad, aunque muchos analistas sostienen en que se trata de una medida de protección ante un potencial competidor, más aún cuando esta decisión coincide con una subida de las tarifas que eBay cobra a los vendedores. Checkout sigue en la lista de modos de pago no permitidos en eBay.

La unión de Google Checkout con AdWords, el sistema de publicidad de Google también ha recibido críticas. Una tienda puede anunciarse con Google, para aparecer en los enlaces de la parte de la derecha de los resultados de las búsquedas, o en páginas de terceros que muestren anuncios de Google. El anunciante paga a Google cada vez que alguien hace clic en su enlace. Si utiliza Google Checkout, por cada dólar que paga en publicidad puede procesar 10 dólares de sus ventas sin pagar comisiones. Algunos analistas críticos dicen que esto es una forma de obligar a los comerciantes a utilizar AdWords, que representa más del 90% de los ingresos de Google.

Checkout sigue en la lista de modos de pago no permitidos en eBay

Por el momento, Checkout sólo funciona en Estados Unidos, y sólo con tarjetas de crédito americanas, por lo que no acepta modalidades como la Visa Electron, a diferencia de las cuentas de PayPal. Desde su lanzamiento en junio, se han producido quejas por retrasos en las entregas de los productos, que Google intenta aplacar enviando regalos, como camisetas o memorias USB, a los usuarios afectados.

También se cita la ausencia de un número de teléfono de atención al cliente. La tienda de la famosa marca de vaqueros Levis retiró recientemente Google Checkout como medio de pago. Para colmo, durante algunos días apareció el logo de Checkout en los enlaces de tiendas que no tenían el sistema.

Estas zozobras y rencillas iniciales son buenas noticias para los compradores. Las pasarelas de pago como Checkout o PayPal son una barrera más que protege la tarjeta de crédito del comprador en la Red, y facilitan el proceso de compra. A las empresas no les queda más remedio que mejorar sus sistemas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones