Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Usos del servicio de reconocimiento de voz en Internet

Combinados con el teléfono móvil, transcriben mensajes orales y los envían por correo electrónico y a distintas redes sociales

El manejo de Internet se asocia todavía
con el
teclado y el ratón que acompañan a casi todos los ordenadores. Pero
las posibilidades han aumentado y se ha convertido en algo habitual
que determinados procesos se puedan manejar con la voz. Tales
posibilidades se multiplican en combinación con un teléfono móvil y cada día nacen nuevas plataformas capaces de transcribir los fonemas en texto y de convertir las pulsaciones del teclado en archivos de audio.

Servicios de transcripción

/imgs/2010/02/voicenet1.jpg

La mayor parte de la Web es un conjunto
de páginas
basadas en texto, a pesar del crecimiento del uso de
audio y vídeo, gracias a tecnologías como flash Video de YouTube
y similares. Ahora bien, cada vez surgen más aplicaciones web que se
pueden manejar sólo con la voz a través de un teléfono móvil.

Dictar un texto es más
rápido que
escribirlo, sobre todo, si se tiene poca pericia con el teclado.
Antes, la única solución consistía en recurrir a otra persona para
que mecanografiara el texto mientras escuchaba de manera presencial o por teléfono. Ahora, en Internet se pueden encontrar diversas
aplicaciones web que automatizan este proceso, con la flexibilidad de
que se manejan a través de teléfonos móviles.

Esta práctica es posible gracias al uso de software
especializado en reconocimiento de voz, pero todavía se debe añadir el trabajo de
personas que revisan y corrigen las transcripciones, ya que se
deben solventar varios problemas: los diferentes acentos, que pueden
despistar al programa, las pronunciaciones distintas a las estándares
o sin buena dicción o el ruido que puede perturbar la inteligibilidad
del mensaje. Por estas cuestiones, cuando se utiliza un servicio web
que se maneja con la voz, hay que hablar despacio y claro.

Dial2Do
es uno de los mejores ejemplos de estos programas. Dispone de una
cuenta gratuita que permite probar su modo de proceder. Se enfoca
al uso mediante los sistemas de manos libres en los coches, para que
los conductores graben sus mensajes, entre otras situaciones, durante los atascos propios de las grandes urbes. Con llamar a uno
de sus números, identificarse y empezar a hablar, la grabación
permanecerá activa hasta que el usuario cuelgue.

Con la voz, se puede ordenar al sistema que las palabras se conviertan en un correo electrónico, crear recordatorios o anotar ideas

Con la voz, se puede ordenar al sistema
que las palabras se conviertan en un correo electrónico, crear
recordatorios, anotar ideas en Evernote,
leer la agenda semanal (en Google
Calendar
o 30 Boxes), los sitios web con RSS a los que se esté
suscrito (entre una muestra de algunos de los más representativos en
inglés) o escuchar los nuevos mensajes de correo que se hayan
recibido, con la posibilidad de responderlos de inmediato de forma oral o, incluso, mandar mensajes cortos de móvil.

Dispone
de
números fijos en más de 25 países, entre ellos España, para que
la llamada sea más económica. Reconoce el número del usuario
de manera automática para transcribir el mensaje (hasta tres
números distintos), pero el sistema sólo funciona si se habla en
inglés.

La solución para que se transcriban
los textos a español de modo directo pasa por servicios como SpinVox.
Funciona en España, entre otros países, aunque se debe llamar a un
número de teléfono móvil, lo que puede encarecer el precio. Como peculiaridad, permite pasar los textos transcritos a
sistemas de mensajería instantánea para establecer un chat con
quien se quiera.

QuickTate, con traducción

Otra opción es QuickTate.
Sus posibilidades son inferiores a las de Dial2Do porque se centra en
transcribir los mensajes recibidos en el contestador del teléfono
móvil y en realizar la misma operación con las grabaciones
de una persona que quiera recordar algún pensamiento en
un momento dado. Luego envía las transcripciones por correo
electrónico, por mensajes cortos de móvil o a través de un widget
que se puede instalar en el iPhone.

Es un servicio de pago, con
diferentes precios al mes, según la cantidad de mensajes que se
transcriban. Dispone de una modalidad gratuita para realizar hasta
cinco grabaciones mensuales. Por otro lado, destaca por su servicio de
traducción del texto generado, que puede convertirlos a otros
idiomas.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones