Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Cuando las maletas también “vuelan”

Las compañías aéreas indemnizan la pérdida y los retrasos en la entrega del equipaje con un límite máximo de 1.230 euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 27 marzo de 2010

Maleta, trolley, mochila o bolsa de equipaje. Cualquiera de ellas es un complemento imprescindible para un viajero. Sirven para organizar y almacenar la ropa y los distintos enseres que le acompañarán durante el viaje, pero en ocasiones, su pérdida las convierte en protagonistas involuntarias de las vacaciones. Cuando se adentran en un aeropuerto, las maletas viven también su particular aventura. Su viaje se inicia en el mostrador de facturación y culmina, si hay suerte, en la cinta transportadora de destino donde vuelven a las manos de sus dueños. Por el camino, atraviesan un laberinto de pasillos, carros de almacenaje, rampas de acceso a las bodegas del avión, las de descarga… Los motivos que explican su extravío son variados, desde la falta de tiempo para efectuar las conexiones -que también sufren las maletas-, caídas a pista o fallos humanos en el proceso de etiquetado. Sin embargo, el efecto es siempre el mismo: viajeros a pie de cinta que inician sus vacaciones sin equipaje. Cuando esto ocurre, el pasajero afectado debe rellenar un Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR) para informar de lo sucedido. Por su parte, la compañía aérea está obligada a entregar un kit de pernocta a los pasajeros que no residan en la escala donde ocurre la incidencia y a indemnizar a los afectados por el retraso o la pérdida del equipaje, con un límite máximo de 1.230 euros.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones