Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Comprar casa en el extranjero

Adquirir una segunda residencia fuera de nuestras fronteras con sello español es posible gracias a la expansión internacional de los principales grupos inmobiliarios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 20 septiembre de 2007

Si está pensando en adquirir una segunda vivienda y los precios españoles le parecen demasiado altos, si busca una gran rentabilidad o simplemente está cansado de los destinos turísticos más habituales, quizás le interese comprar en el extranjero. La carrera de las inmobiliarias españolas por hacerse un hueco en el mercado internacional ha hecho que tener una casa en la costa marroquí, el Algarve portugués o los valles de Transilvania (Rumanía) se convierta en una realidad; por cierto, bastante asequible.

La cercanía de Portugal y Marruecos

/imgs/2007/09/pisos.jpgLa efervescencia del mercado inmobiliario español ha desatado en la última década una auténtica guerra entre las principales promotoras por alcanzar los máximos beneficios. El último paso de esta carrera es la internacionalización de las empresas del sector, que buscan así diversificar su negocio ante una posible bajada de los beneficios en un mercado nacional cada vez más saturado. «El mayor tamaño de las empresas, la madurez del mercado residencial español y el exceso de liquidez explican la internacionalización del sector», asegura Yolanda Fernández, directora de Estudios de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid.

Mientras que en España el metro cuadrado alcanza los 2.054 euros de media, en Portugal se mantiene por debajo de los 1.700 euros

Uno de los países con más éxito entre los compradores es Portugal. “Gusta mucho comprar aquí porque la cultura es similar y pueden venir cuando quieran de vacaciones”, explica Rui Meneses, director territorial de Lar Crea en el país vecino. A la proximidad geográfica y cultural se unen los bajos precios. Así, mientras que en España el metro cuadrado alcanza los 2.054,5 euros de media, en Portugal se mantiene por debajo de los 1.700 euros.

Estas condiciones favorables hacen que cada vez sean más los españoles que se deciden a comprar una segunda residencia en las tranquilas playas del Algarve o en ciudades como Oporto o Lisboa, donde se pueden adquirir apartamentos con sello español a partir de 92.000 euros. Prueba de esta fuerte presencia es el Salón Inmobiliario de Lisboa, donde uno de cada cinco expositores que cada otoño participan en él es de nacionalidad española. En este mercado se han instalado todas las grandes empresas españolas -y muchas medianas y pequeñas-, sobre todo en actividades de promoción, centros comerciales y complejos turísticos y de ocio.

Junto a Portugal, Marruecos también empieza a despuntar como lugar para adquirir una segunda vivienda. Así lo demuestra la construcción por parte de una promotora española del conjunto residencial más importante del país en su costa mediterránea, Mediterrania Saïdia, una promoción de 3.000 viviendas de lujo con un precio a partir de 110.000 euros y de la que ya se benefician muchos españoles que huyen de esta manera de la saturación de las costas al otro lado del estrecho.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones