Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Hipotecas multidivisa

Las hipotecas en divisas distintas del euro permiten beneficiarse de tipos de interés más pequeños, siempre que la moneda de referencia esté infravalorada respecto a la divisa europea y el precio del dinero del país sea bajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 15 marzo de 2007

¿Qué son?

/imgs/2007/03/divisas.jpg

Las hipotecas multidivisa son préstamos hipotecarios que se suscriben en una o varias monedas extranjeras, distintas del euro. Su principal peculiaridad es que estarán referenciados al tipo de interés del país de la moneda en cuestión y que se pagarán en la divisa de ese Estado. Por lo tanto, la primera cuestión que hay que considerar para ver si interesa contratar este tipo de hipotecas en nuestro país es conocer el tipo de interés que rige en el país en cuestión y valorar la trayectoria que ha tenido su correspondiente divisa en los últimos meses y cuál puede ser su movimiento futuro.

En la práctica, el crédito o préstamo multidivisas se hace con divisas estables y con tipos de interés bajos. En la actualidad, por ejemplo, con el yen japonés o el franco suizo. En otras etapas, con tipos más bajos, puede ser interesante, también, contratar hipotecas de este tipo referenciadas al dólar estadounidense, el dólar australiano, el dólar neocelandés o la libra esterlina. Además, lo aconsejable es contratar una parte referenciada al euro. De esta forma se reparten los riesgos entre las monedas, en el caso de que alguna tuviera un movimiento desfavorable.

Los riesgos de las hipotecas en divisas

El principal factor que hay que tener en cuenta es la esperada evolución de la divisa del país en cuestión. Por ejemplo, si se contrata una hipoteca en yenes se espera que la divisa nipona vaya a seguir cayendo, por lo que así compensará el cambio de divisa respecto al euro. El riesgo está, por tanto, en que ocurra lo contrario. Si el yen sube, la cuota mensual a pagar se incrementará.

Además, hay que tener en cuenta las previsiones en materia de tipos de interés. Si se espera que los tipos suban en el país al que está referenciada la hipoteca (por ejemplo Japón o Inglaterra), la cuota también subirá en cada revisión. No obstante, como en España también están subiendo los tipos de interés, si los de aquel país siguen siendo inferiores, la hipoteca seguirá siendo ventajosa.

José Luis Martínez, estratega jefe de Citigroup en España, alerta que el interesado debe saber que siempre es peligroso endeudarse en una divisa, sobre todo teniendo en cuenta la volatilidad de este mercado, es decir, los fuertes altibajos que sufren las divisas.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones