Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

Las entidades de crédito se comprometen a no cobrar comisiones por extender el plazo de las hipotecas

Ayer se firmó el acuerdo para que todas las personas que tengan contratada una hipoteca puedan ampliar el plazo de amortización sin coste alguno

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 abril de 2008

Todos aquellos ciudadanos que tengan una hipoteca podrán ampliar el plazo de amortización de la misma para pagar menos al mes sin tener que abonar ninguna comisión. Así consta en el acuerdo que firmaron ayer los ministerios de Economía y Hacienda y Justicia con representantes del sector financiero, notarios y registradores. Esta es una de las medidas incluidas en el paquete que aprobó el Gobierno el pasado viernes 18 de abril para impulsar la economía.

Img hipotecas
Imagen: CONSUMER EROSKI

En virtud de este convenio, las operaciones de ampliación del plazo de amortización de los préstamos hipotecarios, cuando exista acuerdo entre la entidad de crédito y el cliente, se realizarán sin coste alguno para el prestatario durante un periodo de dos años.

Las entidades de crédito se comprometen a promover que no se cobren comisiones en este tipo de operaciones, y los notarios y registradores a que las mismas se lleven a cabo sin coste alguno en concepto de aranceles notariales y registrales. Pero si del análisis de cada situación el banco determina que no sólo hay que cambiar el plazo, sino que también es necesario alterar los tipos o cualquier otra cláusula del contrato, la gratuidad desaparecería.

El Gobierno precisa que el acuerdo firmado será de aplicación, siempre sobre la base de un acuerdo previo entre prestamista y prestatario, cuando este último sea una persona física y el préstamo esté destinado a la adquisición, construcción o rehabilitación de su vivienda habitual.

La gratuidad de la operación desaparecerá si es necesario alterar los tipos o cualquier otra cláusula del contrato

La Administración General del Estado ha dispuesto además la exención del gravamen del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados para las escrituras públicas de novación de préstamos hipotecarios que se refieran a la ampliación de los plazos.

Para facilitar a los ciudadanos información sobre las implicaciones de la ampliación del plazo de amortización de las hipotecas, se ha elaborado una guía que advierte a los ciudadanos de las implicaciones de la ampliación de los plazos hipotecarios.

Sobrecoste del 57%

El Gobierno calcula que los españoles que amplíen el plazo de amortización de su hipoteca sin coste alguno podrán ahorrarse hasta 1.000 euros al año. Pero esto es un arma de doble filo, ya que a la larga afrontarán un sobrecoste que puede alcanzar el 57% del valor inicial del crédito contratado debido al mayor pago de intereses.

A la larga se puede llegar a soportar un sobrecoste de hasta el 57% del valor inicial del crédito contratado debido al mayor pago de intereses

En el caso de una hipoteca de 149.000 euros, a un plazo de 26 años y un tipo de interés variable del 5,3% -según el Euribor de abril-, el coste de la cuota mensual ascendería a 880,79 euros. Ampliando el plazo a 40 años, la cuota bajaría hasta 748,33 euros mensuales, unos 130 euros menos.

Ahora bien, una vez amortizado el crédito, se habrá pasado de pagar 274.806 euros a 359.198 euros, es decir, se habrá soportado un sobrecoste de hasta 84.392 euros, un 56,6% del valor de la hipoteca contratada (149.000 euros).

Desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorros y Seguros (Adicae), su presidente, Manuel Pardos, ha dicho que la opción de ampliar gratuitamente el plazo de las hipotecas no solucionará los problemas de endeudamiento de las familias, ya que no compensará la subida del IPC.

Requisitos para beneficiarse de la medida

– Ser personas físicas.

– Titulares de un préstamo con garantía hipotecaria para la construcción, rehabilitación o adquisición de vivienda habitual. Esta medida no se aplica respecto de los créditos con garantía hipotecaria.

– La hipoteca ha de recaer sobre la vivienda habitual.

– Los préstamos con garantía hipotecaria deben haber sido concedidos por entidades de crédito, esto es, bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito o establecimientos financieros de crédito.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones