Los británicos compraron el 40% de las casas nuevas que se construyeron en las costas españolas en 2003

Este fenómeno está produciendo un incremento del valor de la propiedad española
Por EROSKI Consumer 16 de julio de 2004

Los británicos compraron cuatro de cada diez casas nuevas que se construyeron en las costas españolas en 2003 y destinaron la mayoría a residencia de vacaciones o para sus jubilaciones, según un estudio del banco Barclays.

Miles de británicos se han decantado por adquirir viviendas nuevas tanto en España como en Francia atraídos por el sol y la playa, concluye el estudio. La media de coste de una casa en España, en destinos como Benidorm, Mallorca y otras zonas turísticas, asciende a 130.000 euros, mientras en Francia es de 120.000, lo que anima a los británicos a cruzar las fronteras.

Factores

Como consecuencia de este fenómeno se está produciendo un incremento del valor de la propiedad española, con un aumento del 21% cada año del suelo de las Islas Baleares, tres veces más de lo habitual, de acuerdo con el informe realizado por esta entidad financiera.

Según el banco británico, este «boom» se debe a una «impresionante subida» del valor de la propiedad en el Reino Unido, así como a los bajos tipos de interés en Europa y al mayor número de destinos de las líneas aéreas de bajo coste.

Por otra parte, el Gobierno consideró ayer que el auge del turismo residencial propicia una «desestacionalización del turismo en general que favorece a todo el país», por lo que está trabajando actualmente en la realización de un estudio que permita tener un conocimiento «sólido» sobre este sector.