Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Alquiler

Minipisos para mayores sin recursos

Se puede alquilar un apartamento de 30 a 35 metros cuadrados por 257 y 326 euros respectivamente y sin amueblar el ahorro puede alcanzar el 5%

ImgImagen: Tommy Jørgensen

Las personas mayores podrán disponer este año de minipisos por un alquiler mensual de 257 euros, tras ser fijados por 'Establecimientos Residenciales para Ancianos' (ERA), organismo autónomo dependiente de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Principado de Asturias que gestiona todas las plazas geriátricas públicas, tanto en régimen residencial como a través de apartamentos. A los 120 minipisos que el Ministerio de Vivienda ha anunciado que financiará en la Universidad Laboral, el Principado suma ahora 98 más que la Dirección General de Vivienda proyecta construir en los bajos comerciales de las viviendas sociales de Nuevo Gijón y Roces. Los precios fijados se encuentran en una franja que oscila desde los 271 a los 345 euros, en función de los metros cuadrados que dispongan o de si están amueblados o no. La renta más económica (271 euros) es la que tendrán pagar los usuarios por un apartamento amueblado de entre 30 y 34 metros cuadrados. Pero en el caso de viviendas para un solo inquilino, con una superficie de menos de 30 metros cuadrados, el coste mensual será un 27% superior, alcanzando los 345 euros. Ambos apartamentos disponen de cocina, en la mayoría de los casos tipo americana, así como de baño y dormitorio.

La única condición para acceder a los minipiso es que los solicitantes no sean dependientes y que puedan valerse por sí mismos

Otra opción más asequible es la disposición de apartamentos sin amueblar, siendo el propio inquilino quien se encargue de decorar su casa. En este caso, el apartamento individual se situará en los 326 euros, mientras que el doble pasará de 271 a 257 euros, lo que supondrá un ahorro mensual del 5,5% y 5,2%, respectivamente. Una característica de esta promoción es que en todos los casos el Gobierno local se encargará de subvencionar a todos los demandantes que carezcan de recursos para sufragar el pago el vivienda. A diferencia de otras viviendas de similares características, éstas cuentan con una oferta especializada dirigida a este segmento de la población, tales como servicios comunes, entre los que destacan la lavandería y un servicio de atención durante todo el día. La única condición para acceder a ellos es que no sean dependientes y que puedan valerse por sí mismos. Estas viviendas se adjudicarán atendiendo a los criterios económicos de los solicitantes.

Pisos de renta baja

Aunque esta iniciativa asturiana ha sido la última en promocionarse, hay otras que también se están llevando a cabo en el territorio nacional para conseguir una vivienda económica para los mayores, ya que varios municipios de Castilla y León y el País Vasco han desarrollado propuestas de esta índole. Otros, como Barcelona, se han decantado por la rebaja en los precios de los alquileres para los mayores. Como consecuencia de esta oferta, los ancianos de estas localidades pueden encontrarse en la actualidad con microapartamentos que tienen un alquiler mensual en torno a 250 euros, o por debajo de los 350 euros, como sucede en la Ciudad Condal.

Los ancianos de estas localidades pueden encontrarse en la actualidad con microapartamentos que tienen un alquiler mensual en torno a 250 euros

Uno de estas propuestas es la que ha aplicado el Ayuntamiento de Valladolid, que ha puesto en marcha 17 pisos de renta baja destinados a mayores de 60 años que hayan cesado en su actividad laboral. El precio mensual de alquiler de estas viviendas oscilará entre los 244 y los 263 euros al mes, prácticamente la mitad de lo que se paga por un alquiler en el mercado libre de la capital. El bloque cuenta con plazas de garaje y trasteros, salas comunes de ordenadores y lectura, así como con un huerto bioclimático en la parte superior destinado a la plantación de productos para el consumo de los residentes. Pero ha sido la Universidad de Valladolid la que ha realizado la apuesta más original a través de una nueva fórmula de apartamentos tutelados que comparten jóvenes estudiantes y personas mayores. Esta modalidad consiste en apartamentos equipados, con sus correspondientes plazas de aparcamiento y trastero, que el Ayuntamiento castellano-leonés cede a la universidad, que es quien se encarga de seleccionar a los estudiantes y llevar un proceso de tutelaje a favor de los personas mayores. Los apartamentos serán ocupados por personas mayores con las que tendrán que convivir los universitarios a cambio de alojamiento gratuito. En cualquiera de los casos se trata de microapartamentos que comparten servicios comunes, como la lavandería y el centro de control, desde donde se presta atención durante todo el día.

Rebaja de alquileres

Por su parte, el departamento de Bienestar Social del ayuntamiento de San Sebastián espera disponer de 36 apartamentos para mayores en 2010. ¿De que forma?. Adquiriéndolos a medida que vayan quedando libres. Los pisos, que pasarán a formar parte de la oferta de la red social, darán cobijo a las personas mayores a condición de que se cumplan dos premisas: que tengan autonomía, tanto física como mental, y que carezcan de vivienda. Precisamente, el 18% de los apartamentos para la tercera edad se reservará a las personas sin recursos económicos. Los pisos se ofrecerían en la modalidad de régimen de alquiler.

Otra alternativa es la que ha desarrollado el ayuntamiento de Barcelona al reducir el alquiler de los pisos para gente mayor con el fin de garantizar que, una vez pagada la renta, el inquilino disponga del 85% de su pensión. De esta manera, los beneficiarios pagarán un máximo de 367 euros, con la ventaja añadida que se contempla la posibilidad de no abonar nada en el caso de los ancianos con rentas más bajas.

El 90% de los mayores viven en una vivienda de su propiedad

Un reciente informe realizado por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) pone de manifiesto que el 90% de las personas mayores vive en una vivienda de su propiedad, siendo el modelo preferido para vivir por ellos. También se constata que este segmento de la ciudadanía prefiere mantenerse en sus hogares, aunque estos no reúnan las condiciones idóneas, a valorar otras alternativas. La fórmula preferida por los mayores para vivir es ‘en pareja’, elegida por el 53% de la población de más de 65 años, mientras que el 6,4% vive con los hijos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones