Un innovador sistema de refrigeración solar permite su instalación en edificios construidos

La Universidad de Sevilla ha diseñado este sistema, el único a media temperatura con aplicación real instalado en el mundo
Por mediatrader 12 de enero de 2011

La Universidad de Sevilla (US) ha diseñado un sistema de refrigeración solar para edificios ya construidos que instaló hace tres años en la Escuela de Ingenieros del centro universitario. Los ingenieros encargados del proyecto comenzaron a finales de octubre la segunda fase del programa, que consiste en la inclusión de un sistema de acumulación de energía térmica por cambio de fase que permitirá: mejorar la gestión del sistema, disminuir los tiempos de arranque de la instalación y aumentar el número de horas de funcionamiento cuando no exista radiación solar (días nublados o noche).

El sistema de refrigeración de la US «es el único a media temperatura con aplicación real instalado en el mundo». «En Italia y Alemania hay otros pero no dan un servicio real, son meramente experimentales», según señaló Javier Pino, profesor de la Escuela de Ingenieros.

A través de una combinación de elementos usados en la industria y un software de creación propia, los ingenieros de la US han puesto en marcha este sistema que soluciona la generación de frío a partir de una fuente renovable en edificios ya existentes (la mayoría) y que no fueron pensados para albergar instalaciones así. «No se puede cambiar la orientación del edificio ni cambiar su estructura, así que buscamos las piezas que encajaran en nuestro puzzle», explicó el catedrático Servando Álvarez y responsable del proyecto.

El nuevo sistema de acumulación que se ha comenzado a instalar, basado en un elemento de cambio de fase (hidroquinona), sirve de «colchón energético» para dos o tres días. Además, dentro del proyecto se ha desarrollado un software específico, gracias a la labor de los profesores José Luis Molina Félix y Pilar Monsalvete, al que han denominado SICAR, con el que han podido determinar el tamaño de los elementos del sistema que había que colocar en la azotea de la Escuela de Ingenieros en función de las características del edificio (radiación, superficie, clima,…). «Por supuesto, este software serviría para determinar las características y tamaño de estos elementos de refrigeración solar en cualquier otro inmueble», precisó Pino.

El siguiente paso será estudiar con detenimiento el comportamiento de la instalación durante todo 2011, para poder hacer una evaluación completa del mismo. El proyecto ha sido publicado en la revista ?Solar Energy?.