Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Soluciones para el ardor de estómago

La acidez estomacal, que implica malestar e incomodidad, puede llegar a dañar las paredes del esófago, por lo que conviene evitarla

  • Autor: Por MARÍA MANERA
  • Fecha de publicación: 17 de enero de 2013
Imagen: tainara

El ardor de estómago -o acidez estomacal- es una molestia muy frecuente que la mayoría de la población ha sufrido alguna vez. Esta sensación de quemazón dolorosa en el pecho, la garganta o la boca del estómago ocurre cuando el ácido encargado de iniciar la digestión de los alimentos retrocede hacia el esófago, la parte del tubo digestivo que conecta la boca con el estómago. Aparte de suponer un malestar evidente, la acidez estomacal puede llegar a dañar las paredes del esófago, por lo que todas las medidas que contribuyan a evitarlo o minimizarlo son bienvenidas -incluso necesarias- para evitar lesiones mayores. El presente artículo aporta nueve pasos para aliviar y reducir la acidez estomacal, destaca cuándo es necesaria la medicación y explica por qué ocurre esta sensación.

Nueve pasos para aliviar el ardor de estómago

Sea cual sea la causa de la acidez, evitar algunas situaciones, como llenar demasiado el estómago y no acostarse enseguida después de comer, contribuirá a reducir las posibilidades de que el contenido gástrico vaya en la dirección equivocada. A continuación se describen estas y otras medidas que la prestigiosa Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard aconseja tener en consideración:

  1. Evitar comidas copiosas. Un estómago demasiado lleno ejerce presión sobre el músculo que intenta mantener el bolo alimentario en el compartimento estomacal y, por tanto, dificulta su tarea. Además, cuanto más comemos, más tardamos en vaciar el estómago y esto aumenta las posibilidades de que se produzca el reflujo. En esta línea, el consejo es realizar pequeñas ingestas pero más frecuentes, lo cual reportará además otras muchas ventajas.

  2. No comer justo antes de acostarse. La Universidad de Harvard recomienda comer unas tres horas antes de acostarse. Este consejo es útil, en especial, para las cenas, ya que al contar con un tiempo suficiente para que el estómago vacíe su contenido, se consigue dormir sin reflujo y con más relajación.

  3. Dormir con cierta inclinación. Si a pesar de cenar temprano se sufre de ardor de estómago por la noche, se pueden colocar almohadas o cuñas de madera debajo del colchón para mantener el torso un poco levantado. Hay que prestar atención para no alzar solo la cabeza y los hombros porque esto puede aumentar la presión del estómago y empeorar más la situación.

  4. Esperar para realizar ejercicio físico. Hay que buscar el término medio entre tumbarse a descansar después de comer y salir a practicar deporte. Igual que ocurriría con la primera opción, la práctica de actividad física con el estómago lleno facilita el retroceso del bolo alimentario hacia el esófago, por lo que se aconseja esperar unas dos horas antes de moverse con intensidad.

  5. Identificar los alimentos que provocan la acidez. La mayoría de los alimentos que se revelan causantes del ardor de estómago son los más grasos y picantes: el ajo, algunas hortalizas como el pimiento, las bebidas estimulantes como el café, el té o los refrescos de cola, así como las bebidas con gas. Sin embargo, cada persona debe estudiar sus reacciones a la ingesta de alimentos y evitar aquellos que le resulten más conflictivos.

  6. Comer chicle sin azúcar después de comer. Masticar chicle (sin azúcar) estimula la salivación, lo cual ayuda a neutralizar el ácido.

  7. Evitar el sobrepeso y la obesidad. Al igual que ocurre en el embarazo, cuando el útero comprime el estómago, la grasa acumulada por el exceso de peso presiona el estómago y empuja su contenido hacia el esófago. Si se sufre obesidad o sobrepeso, es necesario consultar a un médico y a un dietista-nutricionista para evitar el ardor y las otras muchas complicaciones asociadas a este problema.

  8. Tener en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar ardor de estómago, por lo que una primera solución pasa por preguntar al médico por esta posibilidad y, de ser así, contemplar otras alternativas.

  9. Evitar el tabaco y la ropa muy ajustada en la cintura. El tabaco relaja el esfínter esofágico inferior, por lo que este sería un motivo más para dejar de fumar. En paralelo, la ropa muy ajustada en la zona de la cintura, o los cinturones demasiado estrechos, no ayudan a disminuir la presión intra-abdominal.

Medicación para la acidez

Cuando todas las medidas dietéticas y de estilo de vida no mejoran los síntomas asociados al ardor de estómago, se debería consultar al médico para que valore la prescripción de fármacos que reduzcan la secreción de ácido por parte del estómago o que minimicen la acidez a través de otros mecanismos de actuación. No obstante, siempre es recomendable recordar las medidas preventivas y paliativas, ya que a menudo permiten reducir las dosis de los fármacos, e incluso, abandonarlos.

Acidez estomacal, ¿por qué ocurre?

Cuando el ardor de estómago ocurre con mucha frecuencia, puede que se padezca la denominada "Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico"

El ardor de estómago puede ser transitorio y tener una causa muy localizada. Es el caso del embarazo, la ingesta de determinados alimentos o comidas copiosas, bebidas alcohólicas o algunos medicamentos. En cambio, cuando el reflujo ácido ocurre con mucha frecuencia, puede que se padezca la denominada "Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico" (ERGE), caracterizada por el hecho de que los músculos del final del esófago no cierran con la fuerza necesaria los esfínteres que conectan con el estómago y el contenido de este órgano, que es ácido, retrocede e irrita el esófago.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto