Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Aperitivos para llevar al campo o la playa
Λ

Bollería sencilla para hacer en casa

Suizos, cristinas y mediasnoches son piezas típicas de una cafetería que también se pueden elaborar una tarde de lluvia partiendo de una sencilla pasta preparada con ingredientes presentes en cualquier despensa

  • Última actualización: 30 de mayo de 2006

Elaborar la masa de bollería no es tarea fácil. Necesita mimo, paciencia y dedicación, por lo que puede ser una actividad muy gratificante para las tardes otoñales e invernales. Además, se puede preparar en una cantidad importante, y congelar.

Lo primero que debemos saber es que es necesario disponer de todos los ingredientes: 1 kilo de harina, 30 gramos de levadura, 200 gramos de azúcar, 200 gramos de mantequilla, 4 huevos, 10 gramos de sal y una cuarto de litro de leche o agua templada son los ingredientes de los que se debe disponer para preparar unos ricos bollos caseros.

¿Cómo se elabora la pasta

Con la cuarta parte de la harina, la levadura y un poco de agua o leche, hacemos una masa, dejándola reposar en un lugar a 45ºC hasta que aumente su volumen el doble, es decir, fermente. En casa se puede conseguir esa temperatura al lado de un radiador, tapando la masa con un trapo.
Con el resto de la harina hacemos un volcán, añadimos el azúcar, la sal, los huevos y el agua o la leche restante y amasamos.
Después añadimos la masa de la levadura y la mantequilla manoseada, amasamos el conjunto hasta que quede una masa lisa y homogénea. Lo dejamos reposar en un sitio fresco (lejos de un radiador), durante 6 o 12 horas. Pasado ese tiempo procedemos a romper la masa. Para ello, la plegamos sobre sí misma amasándola de nuevo y repitiendo esta operación varias veces.
En función del bollo que se quiera preparar, se corta la pasta en porciones de entre 30 y 60 gramos, y se les da forma de bola.
A continuación se procede a la segunda fermentación, a 30 o 40°C durante 2 horas.

Bollos suizos

Para preparar bollos suizos hay que dar a la pasta una forma ovalada. A media fermentación, se le da un corte a la masa en el que se introduce granillo de azúcar. A continuación se pintan con huevo y se introducen el horno a 200°C durante 15 minutos.

Cristinas

En este caso, la pasta ha de adoptar una forma redondeada. Por encima de ella se coloca una lámina fina de mazapán antes de la fermentación, se pinta con huevo y se cuece al horno a 200°C durante 15 minutos. Una vez hechas, se dejan enfriar y se rellenan.

Mediasnoches

Para elaborar unas mediasnoches conviene preparar porciones de masa de unos 25 gramos. Se les da forma ovalada, se fermentan y se pintan con huevo antes de introducirlos en el horno a 200°C durante 10 minutos.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto