Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Ahora no podemos parar
Λ

Brochetas, una forma divertida de presentar los alimentos

Desde el aperitivo hasta el postre, estos pinchos consiguen comidas más divertidas y originales

  • Última actualización: 23 de diciembre de 2009
Imagen: Olivier Londe

Una brocheta es un pincho de madera o una aguja de metal, delgada y puntiaguda, con una longitud de unos 30 centímetros, que sirve para ensartar diferentes alimentos. Con este mismo nombre se conoce también a los platos que se elaboran mediante esta técnica. Las tradicionales se cocinan con carne aderezada con pimentón, sal y alguna especia como comino o menta. A este tipo de brochetas se las denomina pinchos morunos.

Combinaciones diversas

Hay brochetas de muchos tipos: de pescado, marisco, frutas y verduras. También se pueden mezclar alimentos de distintos grupos, que proporcionan contrastes de sabores y texturas. Todos los alimentos que se ensartan en la brocheta deben cortarse en trozos cuadrados, del mismo tamaño y pequeños.

Las brochetas vegetales resultan más originales ya que se pueden combinar vegetales crudos y cocinados, y ensartarlos en el mismo pincho. Otra opción es mezclar con carnes -cerdo, vacuno, cordero o ave- o con pescados y mariscos. También es posible comer los postres embrochetados, como las brochetas con trozos de fruta, que pueden servirse solas o acompañadas de salsas dulces, como el chocolate caliente o de yogures.

Cómo cocinar las brochetas

Hay que ser cauto con los aliños para no disimular el sabor original del producto, sino complementarlo

Las verduras pueden estar cocidas, escaldadas o salteadas. En el caso de las carnes o de los pescados, quedan muy sabrosos si se marinan en un poco de pimentón o en un majado de limón o vinagres aromáticos, junto con una pizca de ajo o hierbas y especias como el tomillo, la albahaca o las pimientas variadas.

Unas gotas de aceite de oliva consiguen un toque exquisito en la brocheta, según el alimento: cuanto más delicado sea el producto, más suave ha de ser el aliño. Al marinar los alimentos, resultan mucho más sabrosos y se logra un toque original en la presentación.

Hay que ser cauto con los aliños ya que el objetivo no es disimular el sabor original del producto, sino complementarlo. Los alimentos ensartados en la brocheta, en general, se asan al horno, a la plancha o la parrilla. Sólo en el caso de las frutas o de algunos vegetales se consumen crudos.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto