Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Tres maneras de preparar verdel

El verdel o caballa es un pescado azul con un perfil nutricional muy interesante que se puede servir a distintas temperaturas y preparar con diferentes técnicas

Imagen: spline_x

El verdel o caballa es un pescado azul con un sabor y una composición muy interesantes. Entre sus propiedades nutricionales, destaca la presencia de vitaminas del grupo B (tiene más vitamina B12 que los huevos y buena parte de las carnes), así como su contenido de grasa -alrededor de un 10%-, muy rica en omega-3, que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. En estos meses, cuando el verdel se encuentra en plena temporada, es posible conseguir estupendos ejemplares frescos y a buen precio. El siguiente artículo ofrece unas cuantas recetas y reseña tres maneras de prepararlo: al horno, en ensalada y a la plancha.

Verdel a la plancha, al horno y en ensaladas

Vitaminas A, D y E. Grandes cantidades de vitamina B, en particular de la B12. Ácidos grasos omega-3. Proteínas. Estas son algunas de las cualidades nutricionales del verdel, un pescado típico del mar Cantábrico que se puede preparar de muy diversas maneras. Fresco, admite casi las mismas aplicaciones que las sardinas o las anchoas. Frito y con especias (perejil, estragón, eneldo, albahaca, laurel...) adquiere un sabor único. Los ejemplares más grandes se pueden cocinar al horno, igual que el jurel: abierto el pescado de par en par, apoyado sobre la piel y espolvoreado de ajos, perejil, limón y aceite. La precaución que se debe tener cuando se prepara entero -sobre todo, si se cocina para niños- es que contiene bastantes espinas.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    1. Al horno. El verdel asado con patatas y setas es una receta fácil de hacer y, además, muy sabrosa. Para prepararla, abrimos el pescado, lo limpiamos y le quitamos las espinas, antes de colocarlo en la bandeja de hornear. Un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal bastarán para darle un toque de sabor. En unos 15 o 20 minutos, tendremos el verdel hecho. Como las patatas y las setas tardan un poco más en hacerse (alrededor de 35 minutos, si están cortadas en rodajas finas), las pondremos en una bandeja distinta, para introducirlas antes que el pescado en el horno.

    Un poco más laboriosa -aunque no mucho- es la terrina de verdel con verduras asadas. Para hacerla, se necesitan dos lomos de pescado sin espinas, que prepararemos marinado, con vinagre primero y con aceite caliente después. En paralelo, asaremos las verduras en el horno. Los pimientos, las berenjenas, las cebollas y las setas siempre quedan muy bien. Cuando estén asadas, las sacamos del horno, las troceamos y les quitamos las semillas. El siguiente paso es montar el plato por capas, con verdel en la base, hortalizas (aliñadas y escurridas) en medio y verdel en la superficie. Apretamos bien e introducimos en el frigorífico durante una hora, para que termine de compactarse. Servimos templado y aliñado con vinagre balsámico, a modo de entrante.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    2. A la plancha. Una manera muy rica, saludable y ligera para degustar el verdel es prepararlo a la plancha, acompañado con verduras asadas y una guarnición de arroz blanco. Para elaborar esta receta, podemos utilizar pimientos, calabacines y cebollas. Los cortamos en tiras gruesas y los hacemos en el horno. Una vez que las verduras estén listas, las mezclamos con el arroz blanco recién hecho, a modo de acompañamiento combinado. El último paso es preparar el verdel, ya que a la plancha se hace muy rápido. Untamos los lomos con aceite de oliva, sazonamos con una pizca de sal y los asamos vuelta y vuelta (dos minutos por cada lado) en una plancha o sartén antiadherente. El mejor modo de presentarlos es sobre el colchón de verduras y arroz.

    Otra opción es hacer un verdel a la plancha, con vinagreta templada de tomate. Para elaborar esta receta, comenzamos por la vinagreta casera. Troceamos unos tomates en cuadraditos muy pequeños y los salteamos en una sartén con un poco de aceite de oliva. A continuación, retiramos del fuego y añadimos más aceite de oliva y vinagre de Jerez (la proporción es de tres cucharadas a una). Cuando tengamos preparada la vinagreta, hacemos el pescado. Lo preparamos cortado en filetes, sin espinas. Salpimentamos los pimientos de verdel, antes de cocinarlos a la plancha, entre dos y tres minutos por cada lado, con cuidado de que no se quemen. Y servimos acompañados por la salsa vinagreta.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    3. En ensaladas. A diferencia de otros pescados, el verdel es una especie que puede servirse fría y templada -de hecho, queda fenomenal a esa temperatura-. Por esa razón, es un ingrediente sabroso y nutritivo con el que es posible contar para incorporar a ensaladas. Las opciones vegetales son casi infinitas; cualquier ensalada con verduras de hoja verde combinará muy bien con el verdel. Sin embargo, no hay que olvidar que este pescado marida muy bien con las ensaladas de pasta y las ensaladas de arroz. El truco es prepararlo marinado e incorporarlo a las mismas junto con la propia vinagreta del marinado, un aliño con mucha presencia que unificará la textura del plato, al tiempo que sumará exquisitas notas de sabor.

    Para marinar el verdel, utilizamos sus lomos sin espinas y cortados en cuartos. Hacemos una emulsión de aceite y vinagre (tres cucharadas de aceite por cada cucharada de vinagre) y la templamos. Introducimos el pescado en esta vinagreta y lo dejamos reposar durante 24 horas en la nevera en un recipiente tapado. Al día siguiente, al preparar la ensalada, añadimos el verdel marinado.

Etiquetas:

caballa, pescado azul, verdel


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto