Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Tomates rellenos: cinco ideas bien frescas

Recetas y trucos para elaborar unos deliciosos tomates rellenos, tanto fríos como calientes, con distintos ingredientes y matices de sabores

Imagen: rusvaplauke

Bajo en calorías, muy rico en agua y con una importante presencia de vitaminas C y E, el tomate es una hortaliza estupenda para disfrutar en cualquier momento del año. Sin embargo, es en verano cuando se aprecian más sus cualidades. Además de ser un ingrediente refrescante y una buena fuente de hidratación, aporta antioxidantes y vitamina B3, sustancias que protegen el organismo y cuidan la piel. Las ensaladas y los gazpachos son los platos con tomate más habituales en verano, aunque hay otras alternativas igual de frescas y deliciosas. Una manera sencilla y muy sabrosa de incorporarlos a la dieta es prepararlos rellenos. A continuación se reseñan cinco recetas de tomates rellenos con distintos ingredientes.

Cinco recetas para hacer tomates rellenos

El tomate es un alimento muy fresco y versátil. Por ello, los ingredientes de las recetas que se sugieren a continuación pueden modificarse según los gustos personales... y los platos seguirán estando deliciosos. De hecho, todos los elementos que se usan de manera habitual en una ensalada de tomate tienen cabida en estas recetas, ya que el principal cambio es, en muchos casos, la presentación. Así, los pescados y mariscos, las hortalizas y legumbres, los arroces y vegetales, incluso las patatas y los quesos, pueden formar parte del relleno, ya sea en frío o en caliente. Las mayonesas y mostazas pueden sustituirse por otras salsas caseras o adaptadas al gusto del cocinero, desde la salsa rosa hasta la de yogur. Y si en algún caso sobrara pulpa del tomate cuando se ahueca, no hay problema: siempre se puede utilizar para preparar unas tostas de pan con tomate, aceite de oliva y ajo, a modo de mediterráneo canapé.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    1. Tomates rellenos de zanahorias, bonito y albahaca. Para hacerlos necesitamos: 4 tomates, 2 zanahorias, 250 g de bonito en aceite, 40 g de mayonesa, albahaca, 20 ml de aceite de oliva y una pizca de sal. Preparación: lavamos y secamos los tomates. Con un cuchillo afilado, de hoja no muy grande, cortamos la parte superior (donde está el tallo) y vaciamos los tomates, quitándoles la pulpa y las semillas. A continuación, mezclamos los jugos del tomate con el aceite de oliva, la ventresca de bonito, la mayonesa y la albahaca fresca picada. Rellenamos de nuevo los tomates con esta ensaladilla y decoramos con unas tiras de zanahoria. Si podemos reservar en la nevera una o dos horas antes de servir, mucho mejor.
  • 2. Tomates rellenos de maíz. Para hacerlos necesitamos: 4 tomates, 250 g de maíz en conserva, 250 g de zanahoria, 250 g de manzana, 200 g de mayonesa, 1 limón, 4 aceitunas negras y una pizca de sal. Preparación: lavamos, secamos y vaciamos los tomates. Los colocamos en una bandeja boca abajo para que suelten todo el jugo posible. Mientras, mezclamos el maíz, la zanahoria y la manzana (ralladas) y el jugo de limón. Condimentamos con sal y perejil. Ligamos los ingredientes con mayonesa. Rellenamos los tomates con esta mezcla y los decoramos con mayonesa de zanahoria (se elabora mezclando a partes iguales mayonesa con zanahoria pasada por la licuadora). Colocamos una aceituna en cada tomate, a modo de coronación.
  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    3. Tomates rellenos con garbanzos y cuscús. Para hacerlos necesitamos: 4 tomates maduros, 40 g de zanahoria, 40 g de cebolleta fresca, 40 g de pepino, 100 g de cuscús, 100 g de garbanzos cocidos, 1 diente de ajo, 60 ml de aceite de oliva virgen, 20 ml de vinagre de sidra, unas hojas de lechugas variadas y una cucharada de mostaza de Dijon. Preparación: lavamos los tomates, los vaciamos y picamos su carne, que mezclamos con la cebolleta troceada, los garbanzos escurridos de la conserva, el pepino pelado y la zanahoria también pelada y troceada. Hidratamos el cuscús en un cazo con un poco de agua y una cucharada de aceite de oliva y sal. Elaboramos una vinagreta con el diente de ajo pelado y triturado, la mostaza de Dijon, el aceite de oliva, el vinagre de sidra y una pizca de sal, hasta formar un conjunto homogéneo y sabroso. Aliñamos con esta vinagreta la mezcla anterior y reservamos unos 30 minutos dentro de la nevera. Rellenamos los tomates con el cuscús rehidratado y escurrido y, después, sobre él colocamos la mezcla que teníamos en la nevera. Servimos sobre una base de lechugas aliñadas con un poco de la vinagreta de mostaza.
  • 4. Tomates rellenos de queso fresco y atún. Para hacerlos necesitamos: 4 tomates, 200 g de atún en aceite, 50 g de aceitunas verdes y negras, 50 g de maíz en conserva, 50 g de queso fresco, 100 ml de aceite de oliva, albahaca, pimienta y una pizca de sal. Preparación: lavamos y secamos los tomates. Cortamos la parte superior y extraemos las semillas y la pulpa de los tomates, con cuidado de no romperlos. Sazonamos el hueco con sal y pimienta al gusto. Desmigamos el atún y mezclamos con la pulpa de tomate troceada, el queso, las aceitunas troceadas, el maíz, el aceite y la albahaca fresca. Rellenamos los tomates y los introducimos en el frigorífico durante un par de horas, al menos, antes de servirlos.
  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    5. Tomates rellenos de arroz con gambas. Esta es una receta caliente, que requiere un poco más de elaboración. Para hacerlos necesitamos: 4 tomates, 1 cebolla, 1 pimiento verde, 50 g de guisantes, 75 g de arroz, 250 g de gambas congeladas y peladas, 60 ml de aceite de oliva, 2 vasos de caldo de pescado, pimentón dulce y una pizca de sal. Preparación: lavamos los tomates y los secamos con un paño. Con un cuchillo afilado, cortamos cada tomate alrededor del tallo, vaciando el interior de tal modo que consigamos un hueco bastante grande para poder rellenarlo, pero sin que el tomate pierda su forma. Reservamos la parte superior del tomate y el tallo, que nos servirá de tapa. En una cazuela baja, sofreímos con suavidad la cebolla y el pimiento verde cortados en brounoisse (en cuadraditos pequeños) durante cinco minutos. A continuación, incorporamos la pulpa que habíamos quitado de los tomates, triturada, y dejamos todo a fuego medio durante cinco minutos. Una vez que esté cocinada la verdura, agregamos el pimentón y el arroz, rehogamos el conjunto durante un minuto y vertemos dos vasos de caldo de pescado, dejando que se cocine durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, añadimos las gambas peladas y los guisantes y cocinamos durante tres minutos más, hasta que se evapore el caldo. Apagamos el fuego y rellenamos los tomates con la ayuda de una cuchara. Tapamos con la parte del tallo que habíamos reservado, los colocamos sobre una fuente de horno y aderezamos con un chorro de aceite de oliva. Por último, los introducimos en el horno a 200 ºC durante 10 minutos. Una vez asados por dentro y por fuera, servimos calientes.

Etiquetas:

cocinar, dieta, ensalada, verano


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto