Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Postres fáciles para hacer con galletas

Cuatro ideas para utilizar las galletas como ingredientes de postres muy sencillos y, a su vez, vistosos y ricos

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 30 de junio de 2015
Imagen: gorkemdemir

La masa de las galletas se compone, en general, de harina, mantequilla y azúcar, tres ingredientes básicos de la repostería que están presentes en buena parte de los postres. Esto permite utilizarlas como elemento de muchas preparaciones dulces, vistosas y muy sencillas de elaborar. En este artículo, se recopilan cuatro ideas de postres fáciles para hacer con galletas, desde un cremoso helado y batido fresquito, con frutas, hasta un delicioso cupcake de chocolate.

1. Helado de galletas con chocolate

Hay que triturar 250 gramos de galletas con la batidora. Se agregan un huevo, 250 mililitros de nata líquida y un yogur natural (o una natilla de chocolate). Se mezclan todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea, dejando más o menos trocitos de galletas, dependiendo del gusto. Se vierte la mezcla en un molde apto para el congelador y se deja congelar durante cinco horas, removiendo cada media hora (sobre todo, al principio), para evitar que se cristalice. Una vez que el helado esté semiduro, se tapa para que termine de adquirir una consistencia más sólida. Se sirve en bolitas sobre una base de macedonia de frutas frescas.

2. Brownie de galletas con avena

Imagen: CONSUMER EROSKI

Este brownie se puede elaborar con cualquier tipo de galleta: de chocolate, tipo Oreo, María, napolitanas, campurrianas... En esta receta, se sustituye la harina por las galletas desmenuzadas. Como el brownie es un tipo de bizcocho que no sube, no importa que la harina proceda de otra elaboración en lugar de ser tamizada.

Se trituran 250 gramos de galletas hasta hacerlas polvo, como la harina. Se baten dos huevos con 200 mililitros de leche, 50 gramos de mantequilla derretida y 70 gramos de azúcar. Importante: antes de verter el azúcar, se prueban las galletas, pues si son muy dulces no hará falta agregar tanta cantidad de azúcar. Se mezclan todos los ingredientes hasta formar una crema suave. Se añade poco a poco el polvo de las galletas junto con ocho gramos de levadura en polvo (necesario para que el brownie esponje un poco porque, si no, quedará muy plano).

Se unta con un poco de mantequilla un molde de tartas desmontable y antiadherente para cuatro raciones. Se vierte la mezcla y hornea a 200 ºC durante 40 minutos con calor en el suelo y el techo del horno (la bandeja se debe colocar en el centro). Hay que comprobar que el brownie está cocinado introduciendo una brocheta en él. Si sale limpia, es indicativo de que está cuajado. Si no, se debe dejar unos minutos más a la misma temperatura, hasta que se cocine. Una vez cocinado, se saca la bandeja del horno, se desmolda el pastel y se deja enfriar sobre una rejilla de pastelería para que pierda calor y deje de cocinarse.

3. Batido de frutas y galletas

¿Quién no recuerda las papillas de frutas de los bebés? Es una mezcla de frutas frescas y maduras con un toque de zumo de naranja (o de manzana) y espesada con un puñado de galletas trituradas. Una preparación muy energética, idónea para merendar, si no se ha comido y se está haciendo un gran esfuerzo o si se es deportista y se ha entrenado a tope. Es posible dar un toque personal con algún lácteo.

Para prepararlo, se necesita una manzana, un melocotón, cinco o seis galletas tipo María, un yogur y un vaso de zumo de naranja. Se tritura todo hasta conseguir una textura cremosa y, si se quiere que esté fresquito, se utilizan frutas y yogur recién sacados de la nevera.

4. Pastel de chocolate y galletas

Imagen: CONSUMER EROSKI

Esta receta -también conocida como "salchichón de chocolate"- no es precisamente ligera, pero queda muy bien, sirve para darse un capricho y es muy fácil de hacer (incluso es muy divertida para preparar con los niños). Se necesitan: un paquete de galletas tipo María, un huevo, una taza de cacao en polvo, media taza de azúcar y 100 gramos de mantequilla.

Se machacan las galletas en trocitos pequeños. Luego, en un cazo pequeño, se derrite la mantequilla a fuego suave, se añade el azúcar, el cacao y el huevo. Se mezcla bien y se retira del fuego. Se agregan las galletas picadas, se mezcla de nuevo y, una vez que esté tibio, se le da forma al postre como si fuera plastilina, envolviéndolo en papel film o papel de aluminio. Se introduce en el congelador durante dos horas al menos, para que se enfríe y endurezca la masa.

Etiquetas:

azúcar, cocinar, galletas


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto