Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

¿Cuánto encarecen la hipoteca los seguros?

Un préstamo con un tipo de interés alto puede resultar más barato que otro con el tipo más bajo pero que exija contratar un seguro de vida

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 5 de agosto de 2008

Productos exigidos por ley

Imagen: Jeremy Keith

Salir de compras con la intención de adquirir un solo producto y volver a casa repleto de artículos no es sólo una práctica que se da en el puro ámbito del consumo. También al entrar en un banco a contratar una hipoteca ocurre algo similar: resulta muy complicado salir de la entidad únicamente con un préstamo en el bolsillo. En la actualidad, la gran mayoría de las hipotecas que se comercializan en España (sobre todo las de interés variable) vienen asociadas a seguros, planes de pensiones o tarjetas de crédito, y no se pueden contratar solas. Para beneficiarse de unas condiciones más o menos atractivas en el préstamo, las entidades exigen contratar un sinfín de productos, lo que encarece significativamente el coste final de la hipoteca. Antes de contratarla, conviene, por tanto, fijarse en los numerosos "añadidos" a los que habrá que hacer frente. Por poner sólo un ejemplo, un préstamo con un tipo de interés alto puede resultar más barato que otro con el tipo más bajo pero que exija contratar un seguro de vida.

Entrar en un banco con la idea de contratar únicamente un préstamo, y salir sólo con él resulta hoy día misión imposible. Ante la desaceleración que vive el segmento hipotecario en la actualidad, las entidades exigen contratar cada vez más productos asociados cuando un cliente pide una hipoteca. A cierre de marzo, el número de viviendas hipotecadas cayó un 39,65%, hasta las 70.378 y el capital prestado también se redujo un 41,92% respecto a hace un año, hasta los 9.975,5 millones de euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La rentabilidad del negocio es menor, por lo que las entidades buscan vincular a sus clientes con más productos para así impulsar su cuenta de resultados. No obstante, conviene fijarse en las exigencias y en cómo quedará la cuota final antes de contratar una hipoteca. Por lo general, las entidades al hacer el estudio financiero de su cliente le indican cuál será su cuota hipotecaria. Pero si le obligan a contratar seguros u otros productos, el usuario debe saber cuánto le costarán estos para sumarlo a su cuota y saber cuál será el dinero total que deberá desembolsar realmente cada mes.

Seguros de vida: obligatorios en la práctica

Por ley, el titular de un préstamo hipotecario debe contratar un seguro de incendios sobre el inmueble que va a hipotecar. Este producto es barato y apenas incide en el precio de la hipoteca. Sin embargo, el coste comienza a dispararse cuando las entidades exigen otro tipo de productos como seguros multirriesgo o, sobre todo, seguros de vida.

Por otra parte, no cabe duda de que resulta conveniente contratar un seguro multirriesgo del hogar que proteja el inmueble contra diversos accidentes domésticos (entrada de agua, robo, daños a terceros, etc.), aunque no es un producto que haya que contratar obligatoriamente por ley cuando se firma un préstamo hipotecario. El coste de este seguro es relativamente asequible ya que, de entrada, las entidades exigen su suscripción únicamente para salvaguardar el continente (es decir, la construcción de la casa), pero no el contenido (electrodomésticos, muebles...). Así, un seguro para un apartamento de unos 40 metros puede salir por menos de 100 euros al año.

Con la contratación de un seguro de vida el banco se evita problemas de impago si fallece el titular de la hipoteca

Con lo que de verdad se encarece notablemente una hipoteca es con la contratación obligatoria de un seguro de vida, práctica que está creciendo notablemente en la actualidad. Las pólizas de vida cubren el riesgo de fallecimiento del titular del préstamo. Es decir, si éste fallece, es la aseguradora la que se encarga de cancelar el capital pendiente de pago, con lo que el banco se evita problemas de impago. Su coste es, sin embargo, bastante alto, y puede encarecer la cuota de una hipoteca de manera significativa. Por ejemplo, como afirma José Manuel Pedregal, director de negocio de Activobank, para un hombre de 30 años, el seguro de vida puede salir por unos 467 euros anuales, es decir, 116 euros al trimestre o unos 38 euros al mes. Si el varón tiene 40 años, el coste anual sube a 811 euros y si tiene 50 alcanzaría los 2.100 euros al año. En el caso de las mujeres, si tienen 30 años, el seguro de vida medio cuesta 450 euros al año. Si se contrata con 40 años, la póliza sale por 532 euros al año y si se tienen 50 años, por 1.302 euros anuales.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Suma y sigue »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en