Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Alimentación y síndrome premenstrual

Numerosas mujeres, en los días previos a la menstruación, muestran una mayor apetencia por alimentos concretos, sobre todo dulces

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 mayo de 2009

Se llama síndrome premenstrual a una serie de alteraciones físicas, psicológicas y orgánicas, relacionadas, en parte, con los hábitos alimentarios que se producen unos días antes de la menstruación. La duración y el tipo de síntomas difieren de una mujer a otra y, aunque por lo general desaparecen con el comienzo del periodo, son muchas las mujeres que sufren tremendos dolores que atenúan con fármacos específicos para el dolor y el malestar general.

Aunque la causa de la aparición de este conjunto de síntomas es incierta, parece estar relacionada con variaciones en los niveles de hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) y de un neurotransmisor (mensajero químico) llamado serotonina, relacionado con el estado de ánimo. Se sabe que la serotonina influye en la sensación de bienestar de las personas y que también participa en el control del apetito. Cuando se encuentra en niveles bajos en el organismo puede desencadenar episodios de tristeza, irritabilidad y, en cierta medida, una apetencia excesiva por alimentos ricos en azúcares como los dulces (chucherías, pasteles, galletas, repostería) y, en particular, por el chocolate.

Muchas mujeres experimentan mejoría tras la ingesta de dulces y de chocolate, los alimentos preferidos ya que favorecen la síntesis cerebral de serotonina. Otros autores relacionan los síntomas del síndrome premenstrual con la falta de magnesio, un mineral que también abunda en el chocolate.

Plan de dieta sana

Una ingesta desmedida de alimentos dulces, de elevado aporte energético, puede suponer a largo plazo un incremento de peso si no se controla a tiempo. Para evitar los kilos de más, así como los desequilibrios nutricionales y con el fin de disminuir los síntomas del síndrome premenstrual se proponen las siguientes recomendaciones dietéticas:
  • Fraccionar la alimentación en tomas frecuentes y de poco volumen (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).
  • Incluir a lo largo del día variedad de alimentos de acuerdo a los criterios de dieta equilibrada (lácteos semidesnatados o desnatados, frutas y verduras, carnes magras, pescados, huevos, cereales preferentemente integrales, legumbres, féculas y aceite, en cantidades adecuadas según las necesidades individuales).
  • Preferir más a menudo aquellos alimentos que poseen un sabor dulce pero que son poco calóricos, como los yogures, las frutas, los caramelos y chicles sin azúcar, frente al chocolate u otros dulces.
  • Tomar alimentos ricos en fibra (vegetales y cereales integrales), que producen una mayor sensación de saciedad.
  • Limitar la ingesta de cafeína y de otras sustancias estimulantes.
  • Incluir en la dieta alimentos ricos en magnesio como los frutos secos, las legumbres, el pan integral y el pescado.
  • Los cereales integrales, los frutos secos y la levadura de cerveza son fuente de vitamina B6, nutrientes que contribuyen a mantener en buenas condiciones el sistema nervioso. Pueden servir de ayuda para mejorar los síntomas asociados al malestar emocional.

    Asimismo, conviene saber que la práctica de ejercicio físico aumenta la sensación de bienestar, favorece la producción de serotonina, al tiempo que ayuda a mantener un peso adecuado.

    Remedios naturales para calmar el dolor

    La naturaleza nos ofrece una serie de plantas que contribuyen a reducir los síntomas del síndrome premenstrual. Tal es el caso del aceite de borraja y de onagra, que deben sus propiedades al ácido gamma-linolénico que contienen, "esencial" para nuestro organismo. Se le denomina esencial porque nuestro cuerpo no es capaz de producirlo por sí mismo, lo que implica que necesariamente ha de ser incluido cada día en la dieta. A partir del ácido gamma-linolénico se producen en el cuerpo unas moléculas muy importantes llamadas prostraglandinas que tienen, entre otras, las siguientes propiedades: impiden la formación de sustancias inflamatorias y regulan la liberación y acción de los neurotransmisores y regulan los efectos de las hormonas femeninas en el ciclo menstrual.

    Otros preparados efectivos para paliar los síntomas asociados al síndrome premenstrual son los elaborados a partir de sauzgatillo. Según diversos estudios, su uso reduce la producción de prolactina, hormona responsable de la inflamación y el dolor de los pechos. La posología de cada complemento depende de cada caso y de cada laboratorio, y deberán ser prescritos siempre por un profesional experimentado, ya que en ciertos casos pueden estar contraindicados.

    MOLESTIAS MÁS COMUNES

    Las mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 40 años son las que más probabilidad tienen de experimentar este síndrome, que se caracteriza los siguientes síntomas generales:

    • Psicológicos: tristeza, irritabilidad, nerviosismo, ansiedad y fatiga, entre otros.
    • Físicos: retención de líquidos, hinchazón en piernas y abdomen, dolor de los senos, cefaleas, molestias musculares, alteraciones gastrointestinales (náuseas, vómitos, deposiciones de tipo diarreico) o acné.

    Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto