Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cocinar pescado a la meunier

Esta salsa forma parte del recetario clásico internacional y es muy apropiada para acompañar pescados enteros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 28 octubre de 2009
La mantequilla, la harina, el limón y el perejil son los cuatro ingredientes que componen la salsa meunier, también conocida como molinera. Además de dar sabor al plato, consigue que éste tenga un aspecto muy apetecible. Siempre se ha identificado como acompañamiento para el lenguado, pero resulta idónea para otros pescados enteros, como truchas o gallos, o fileteados, como la merluza, los medallones de rape, los filetes de rodaballo, los lomos de doradas y gallos o los lenguados de tamaño grande.

Primero el pescado

Para elaborar esta preparación, primero hay que limpiar el pescado, quitar las espinas y cortar las aletas, si se utilizan piezas planas. En general, éstas se cocinan en filetes, supremas o medallones, según el tipo de pescado. A continuación, se lava de nuevo, se deja secar y se coloca en un plato, donde se salpimenta ligeramente.

Una vez seco, se reboza en harina por ambos lados, entero o en filetes. Mientras, en una sartén se funde a fuego lento un pedazo pequeño de mantequilla. En ella se fríe el pescado hasta que ambos lados se doren o caramelicen. El interior debe permanecer jugoso.

La salsa

Cuando el pescado está listo, se guarda en una bandeja cerca del fuego para que no se enfríe mientras se elabora la salsa. Ésta se cocina en la misma sartén que el pescado, con un pedazo de mantequilla y parte del zumo de un limón. No hay que verter demasiado líquido para evitar que la salsa sea muy ácida.

Cuando la salsa esté poco ligada, se espolvorea perejil troceado

Es habitual acompañar este plato con patatas inglesas o cortadas en forma ovalada o con un sacabolas, que se hierven en agua con una pizca de sal. Éstas se pueden añadir un minuto antes de emplatar el pescado, junto con unas zanahorias torneadas y cocidas, que conformarán la guarnición.

Lejos del fuego, cuando la salsa esté poco ligada, se espolvorea perejil troceado y se vierte sobre el pescado para servir al momento. Si se cocinan patatas inglesas, es aconsejable impregnarlas por completo con esta mezcla.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto