Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cremas de verduras bien frescas para el verano

Las verduras congeladas son una solución muy práctica para comer sano durante los días de calor. Te damos cinco ideas deliciosas para preparar en casa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 21 julio de 2019

El verano es una época idónea para cuidar la alimentación y no sentirnos pesados. Eso sí, sin dejar de disfrutar de la comida ni del tiempo libre. Las cremas de verduras resultan una opción segura cuando no queremos pasar mucho tiempo en la cocina y nos apetece una comida ligera, y a la vez nutritiva, que nos ayude a soportar el calor de estos días. Tener siempre a mano en la nevera una de estas cremas es un gran recurso para una refrescarse y comer sano cuando las temperaturas empiezan a subir. Hay una lista infinita de recetas, pero nosotros hemos seleccionado cinco.

Las siguientes cremas nos gustan por su sabor y porque son muy sencillas de preparar y no nos piden más que sacar del congelador, cocinar y pasar por la batidora. Además, para los niños también constituyen una alternativa estupenda y un modo práctico de que coman verduras. Así que a los fans de los gazpachos, las sopas y las cremas frías en verano, estas recetas les encantarán.

La diferencia entre los purés y las cremas es que éstas llevan algún tipo de lácteo incorporado, como nata o crema de leche. Si quieres que resulten más ligeras, puedes sustituir esos ingredientes por leche evaporada o incluso yogur. Ambas opciones son más ligeras e igualmente ricas.

1. Crema de brócoli

Una opción que os sorprenderá. El brócoli, además, tiene una cantidad de vitaminas y nutrientes que lo convierten en un alimento muy beneficioso para la salud. Su sabor queda suave, por no mencionar la cantidad de beneficios nutricionales que aporta y su capacidad para ayudarnos a prevenir diversas enfermedades.

Ingredientes: 150 g de cebolla ultracongelada, 150 g de patata ultracongelada, un puerro, 200 ml de caldo de verduras, 300 g de brócoli ultracongelado, media taza de nata (o yogur, crema de leche o leche evaporada), media taza de queso rallado, sal, pimienta y aceite de oliva.

Preparación. Ponemos en un cazo una cucharada de aceite e incorporamos la cebolla ultracongelada que pocharemos durante cinco minutos hasta que esté transparente. Añadimos la patata y el puerro, remozamos e incorporamos el caldo. Bajamos el fuego y dejamos cocer otros cinco minutos a fuego medio. A continuación, agregamos el brócoli y bajamos el fuego para dejar cocer cinco minutos más. Salpimentamos. Pasamos por la batidora hasta que esté suave. Ponemos de nuevo el puré en el fuego, vertemos la nata (o la opción láctea que hayamos elegido) y añadimos a la crema el queso hasta que se derrita. Rectificamos de sal si fuera necesario.

2. Crema de aguacate, calabacín y manzana ácida

En esta receta, trabajaremos con aguacate y yogur para dar textura a nuestra crema.

Ingredientes: 500 g de calabacín ultracongelado, 200 ml de caldo de verduras, dos manzanas Granny Smith u otra variedad ácida, 150 g de cebolla ultracongelada, 100 g de yogur natural de cabra, 50 g de aguacate, aceite de oliva, sal y pimienta.

Preparación. Ponemos a calentar una olla amplia con una cucharada de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla durante media hora a fuego bajo, con la olla tapada y agregando un chorrito de agua de vez en cuando. Mientras, pelamos, despepitamos, cortamos las manzanas y las añadimos a la olla, junto al calabacín ultracongelado y el caldo de verduras, y cocinamos suavemente durante unos 40 minutos. Apagamos el fuego y atemperamos para pasarlo al vaso batidor junto con el yogur y el aguacate. Trituramos y corregimos de sal y pimienta. La guardamos en la nevera un mínimo de dos horas. La sacamos 10 minutos antes de servir.

Imagen: Dream79

3. Crema de guisantes con aceite de menta y mozzarella

"Pero si no es temporada", pensarás, pero no hace falta, porque gracias a los procesos de ultracongelación de las verduras, las tenemos disponibles todo el año, guardando todas sus propiedades, textura y color.

Ingredientes: dos puerros (solo la parte blanca), 200 g de cebolla ultracongelada, 500 g de guisantes ultracongelados, unas cuantas de hojas de menta, seis cucharadas de aceite de oliva, 750 ml de caldo de verduras, 250 ml de leche (o dos yogures o un aguacate), una bola de mozzarella, sal y pimienta.

Preparación. Primero, prepararamos el aceite de menta triturando bien la menta con el aceite y lo pasamos por un chino. Reservamos en la nevera en un tarro de vidrio con papel de aluminio o con su tapa. Después, cogemos una olla y le ponemos una cucharada de aceite para dorar el puerro y la cebolla ultracongelada. Cuando estén dorados, vertemos el caldo y la leche (si vamos a ponerle yogur o aguacate, lo haremos al final, fuera del fuego) y llevamos a ebullición. Dos minutos después de que hierva, añadimos los guisantes y cocemos todo durante siete minutos a fuego medio. Retiramos algunos guisantes para decorar más tarde y trituramos el resto hasta conseguir una crema fina. Ajustamos de sal y pimienta y servimos con los guisantes, los trocitos de mozzarella y el aceite de menta previamente hecho.

4. Crema de judías verdes con aceite de gambas

Una opción más exquisita para cuando tengas invitados o para darte el lujo en tu primer día de vacaciones. Es sabrosa, refrescante y nutritiva, llena de vitaminas y perfecta para combatir el calor.

Ingredientes: 300 g de judías ultracongeladas, 150 g de zanahorias baby ultracongeladas, un huevo, 300 g patatas ultracongeladas, 20 gambas, aceite de oliva virgen, sal, pimienta y agua.

Preparación. Cogemos una cazuela con aceite y rehogamos a fuego lento las zanahorias, las judías y las patatas. Cubrimos con agua, sazonamos y dejamos cocer durante 10-15 minutos. Trituramos y, para que la mezcla quede más fina, pasamos por un colador chino. Agregamos agua fría hasta dejarla en el punto óptimo de espesor. Probamos cómo está de sal y condimentamos con la pimienta. Pelamos las gambas y freímos en una sartén las cáscaras y las cabezas. Machacamos bien para sacarle todo el jugo, que es lo que nos interesa. Vertemos unas gotas de aceite y reservamos. Ponemos a cocer el huevo en una cacerola con agua y sal durante 10 minutos, para después pelarlo, picarlo y reservar. Servimos la crema en un plato, añadimos un poco de huevo picado y aliñamos con el aceite de gambas. ¡Lista!

5. Crema de habas con jamón

La receta típica del salteado de habas con jamón la pasamos a la versión ligera para que este verano no nos falte este plato tan socorrido en cenas, pero ahora en su versión más refrescante.

Ingredientes: 350 g de habas baby ultracongeladas, 250 ml de caldo de pollo, 200 g de cebolla ultracongelada, 300 g de patata ultracongelada, 250 ml de leche (o dos yogures o un aguacate), 100 g de virutas de jamón, aceite de oliva, hojas de albahaca, sal y pimienta.

Preparación. Primero rehogamos la cebolla y las patatas con unas cucharadas de aceite en una olla. Añadimos las habitas, el caldo y unas hojas de albahaca, y dejamos cocer 15 minutos. Pasamos por la batidora y enfriamos. En el momento de servir, incorporamos la leche (o yogur), integramos bien y salteamos las virutas de jamón para decorar por encima a modo de crujiente.

Como hemos visto en estas recetas, en verano es muy fácil no pasar mucho tiempo en la cocina y disfrutar de unos platos ricos en nutrientes y refrescantes gracias a las verduras ultracongeladas, que podemos mantener en nuestra nevera y reservar el resto para otras recetas. ¿Con cuál te animas hoy?

Etiquetas:

crema verdura

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

ASEVEC

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto