Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Déficit de la enzima DAO: consecuencias y posible solución

Te explicamos qué es la enzima DAO, cuáles son las consecuencias de su déficit en el organismo y cómo solucionar los problemas que acarrea, entre los que destaca la migraña

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 26 octubre de 2020
falta enzima dao migrana Imagen: manbob86

Alrededor del 15 % de la población mundial padece migraña. Solo en España, esta enfermedad afecta a unos cuatro millones de personas, y casi la mitad sufre hasta 15 crisis al mes. Aunque las causas que provocan la migraña todavía no están del todo definidas, sí se sabe que los vasos capilares situados en la cabeza sufren una inflamación, que es la que origina el dolor. En los últimos años se ha demostrado que existe una vinculación de la migraña con la ausencia de la enzima DAO en determinadas personas. Te explicamos qué es la enzima DAO, qué consecuencias tiene su déficit en el organismo y cómo solucionar los problemas que acarrea.

Qué es la enzima DAO

Las siglas DAO son el acrónimo de la diaminoxidasa, una enzima cuya función es la de metabolizar en el organismo la histamina exógena. Esta molécula, que actúa como hormona y como neurotransmisor, se obtiene a través de los alimentos que se ingieren en la dieta. Una vez metabolizada por la enzima DAO, la histamina se expulsa a través de la orina. Sus funciones son relevantes. Entre otras:

✅ favorece la respuesta del sistema inmune.

✅ regula las secreciones de ácido gástrico y la movilidad del intestino.

✅ regula el ritmo biológico del sueño.

✅ controla el apetito.

✅ interviene en procesos vinculados con la respuesta sexual.

“Todos los mamíferos tenemos DAO. Se localiza principalmente en el intestino delgado y colon ascendente, aunque también encontramos actividad de esta enzima en los riñones y en la placenta, sobre todo a partir del segundo trimestre de embarazo”, explica la dietista-nutricionista Adriana Duelo.

Pero algunas personas tienen o producen poca diaminoxidasa. La mayoría de los casos se debe a un origen genético, aunque en determinadas ocasiones puede estar vinculado al consumo de ciertos fármacos o a otras patologías. Cuando existe este déficit de enzima DAO, cierta cantidad de histamina exógena que no se ha podido eliminar por la orina llega a la sangre. Es entonces cuando aparecen los problemas de salud, que se pueden manifestar a través de un sinfín de síntomas.

Efectos causados por un déficit de enzima DAO

La carencia de encima DAO provoca numerosos efectos en el organismo, que se pueden resumir en cuatro grupos.

➡️ Trastornos funcionales digestivos: hinchazón, dolor abdominal, irregularidades intestinales, acidez, estreñimiento, saciedad, vómitos.

➡️ Trastornos neurológicos y cardiovasculares: migraña, cefaleas, mareos, náuseas, resaca, hipertensión, arritmias, hipotensión.

➡️ Trastornos respiratorios y dérmicos: rinitis no alérgica, estornudos, prurito, rojeces, congestión nasal, asma, urticaria, piel atópica, soriasis.

➡️ Trastornos locomotores, que engloban los dolores musculares y la fatiga crónica. Estos últimos son los menos estudiados a nivel científico, aunque cada vez acuden más pacientes de este tipo a consulta.

“Para sospechar acerca de un déficit de DAO, es imprescindible que se cumplan al menos dos o tres síntomas de los descritos”, recuerda Adriana Duelo. Para confirmar el diagnóstico, es necesario realizar diferentes pruebas diagnósticas. Entre ellas destaca el test genético por PCR a partir de una muestra de mucosa bucal. En este test se estudian las cuatro variantes que se conocen hasta ahora del gen que codifica la DAO (AOC1). Si alguna de ellas está alterada, se relaciona con una baja actividad de la enzima DAO.

También se puede analizar la actividad DAO en el plasma sanguíneo, aunque en este caso varía mucho. En las mujeres, influye el momento del ciclo menstrual. “De ahí que aquellas que tengan déficit de DAO experimenten una mejoría de sus síntomas a partir de las 12-14 semanas de gestación hasta unos días o semanas después del parto”, apunta la especialista.

Cómo solucionar los problemas de migraña y otros síntomas causados por el déficit de enzima DAO

Más del 80 % de las personas que sufren migrañas tienen déficit de enzima DAO. Algo similar ocurre con más del 90 % de quienes padecen trastornos funcionales digestivos. La solución pasa por seguir un tratamiento basado en una dieta alimentaria baja en histamina, que durante las primeras 4-8 semanas será más estricta.

Algunos de los alimentos con valores bajos en histamina son:

  • Cereales: pan de trigo, avena, bizcochos, pasta, arroz y cereales sin aditivos. Están vetados el pan con colorantes y conservantes, además de las levaduras artificiales.
  • Verduras y hortalizas (frescas o congeladas sin aditivos). Hay que evitar la berenjena, calabaza, espinacas, tomate y productos con tomate, como también la col fermentada.
  • Frutas: pera, manzana, plátano, melón, sandía, uva, mango, granada, chirimoya, arándanos, entre otras. No están permitidas las fresas, pasas, dátil, nectarina, piña, naranja, papaya, ciruela y kiwi.
  • Lácteos: leche o yogur de cabra, queso fresco. El yogur y los quesos fermentados y secos están restringidos en la dieta.
  • Legumbres: todas, excepto garbanzos y soja fermentada.
  • Pescado: siempre blanco fresco. Quedan fuera el pescado azul, el marisco, las conservas y los ahumados (entre diferentes dudas nutricionales explicamos qué efectos tiene la histamina del pescado).
  • Huevo: solo la yema.
  • Carnes: todas, excepto ahumados y embutidos.
  • Bebidas: agua e infusiones (menos té, café y alcohol).
  • Condimentos: orégano, albahaca, cúrcuma y menta. Prohibidos el vinagre, la salsa de soja y de tomate, el curry y la mostaza.
  • Dulces: azúcar, miel, mermelada, jarabes naturales y gelatinas. Están vetados los productos elaborados con colorantes, conservantes y levaduras artificiales, cacao, margarina, mantequilla, chocolate y bollería industrial.

En paralelo, se debe ingerir algún suplemento alimenticio que contenga enzima DAO. “Es necesario que tanto el diagnóstico como el tratamiento estén pautados por profesionales sanitarios, ya que cada caso es único y es fácil acabar en dietas demasiado restrictivas que generen en el paciente posibles carencias nutricionales”, recuerda la experta en nutrición Adriana Duelo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones