Investigadores españoles crean una nueva generación de alimentos que permitirán controlar el peso y prevenir la obesidad

Logran avances importantes para entender los mecanismos sobre los que se desarrolla esta enfermedad
Por mediatrader 29 de mayo de 2012

Científicos del Proyecto PRONAOS, integrado por 40 grupos de investigación pública y 13 empresas privadas, han desarrollado una nueva generación de alimentos que permitirán controlar el peso y prevenir el desarrollo de la obesidad. Con un presupuesto de unos 25 millones de euros aproximadamente, estos científicos han conseguido descubrir en cuatro años avances muy importantes a la hora de poder entender los mecanismos sobre los que se desarrolla esta enfermedad.

La obesidad afecta a miles de personas en el mundo y, concretamente, a una buena parte de los españoles. Y es que España es el país de Europa con mayor tasa de obesidad y se aproxima ya a Estados Unidos, al afectar a uno de cada cuatro adultos y a uno de cada tres niños. No obstante, nuestro país se sitúa en el primer puesto del ranking mundial en cuanto a obesidad infantil se refiere. Para evitar que el número de personas obesas o con sobrepeso siga en aumento y para ayudar a los que ya la padecen, se ha creado este proyecto, titulado «Investigación científica dirigida al desarrollo de una nueva generación de alimentos para el control del peso y prevención de la obesidad».

Esta iniciativa ha estado asentada en cinco actividades, que son los nuevos factores genéticos y de biomarcadores relacionados con la obesidad, el descubrimiento de nuevos ingredientes, la evaluación de modelos animales de obesidad, el diseño de nuevos alimentos para el control del peso y la evaluación, estudio e intervención nutricional. Todas ellas han dado lugar a una serie de conclusiones que, según ha explicado la directora de investigación Biosearch, Mónica Olivares, van a contribuir al mantenimiento de la salud en la sociedad y a evitar que se produzcan nuevos casos.

En concreto, en este programa se han desarrollado nuevas tecnologías de producción y estabilización de ingredientes, se han diseñado prototipos de alimentos funcionales cuya eficacia se ha evaluado en modelos animales de experimentación y estudios de intervención quirúrgica y se han identificado nuevos valores genéticos relacionados con la obesidad. También se ha desarrollado una plataforma bioinformática para el descubrimiento de nuevos biomarcadores de obesidad, se han puesto a punto modelos de evaluación masiva que permiten la identificación de compuestos por actividad biológica sobre mecanismos relacionados con la obesidad y, por último, se han identificado y caracterizado nuevos ingredientes naturales con potencial actividad sobre esta enfermedad.

«Hay líneas de trabajo que no van a terminar, pero hemos conseguido avances muy importantes a la hora de entender los mecanismos por los que se produce la obesidad. Además, las empresas han incorporado nuevos productos que en un breve tiempo saldrán al mercado y que, además, algunos son objeto ya de solicitud de patentes», ha concluido el director general de Biosearch, José María Roset.