Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La manzana en la cocina

Disfrutemos de las múltiples posibilidades de esta fruta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 27 septiembre de 2002
La manzana es una de las frutas de mayor consumo en nuestro entorno. No siempre la consumimos tal cual, es decir, cruda, pelada o sin pelar, sino que a veces la troceamos para ensaladas o la asamos para postres, para ello debemos tener en cuenta una serie de trucos:

Manzana hueca

La mejor manera de vaciar, y trocear una manzana es utilizar una cucharilla llamada "sacabolas" lo que nos permitirá que guarde una forma regular redondeada para añadir a una ensalada o a una macedonia en vez del corte en cuadradito que queda más irregular.

Al pelarla o sacarla con el sacabolas se oscurece pronto. Para evitar esto, frótela con un limón partido por la mitad y pélela en el último momento posible.

Manzana con piel

Si vamos a utilizar la manzana sin pelar convendrá no olvidar lavarla con agua a la que añadiremos un chorrito de limón.

Manzana asada

Si va a preparar manzanas asadas, lo mejor es hacer una incisión alrededor de la manzana en toda su circunferencia. Esta incisión no debe ser demasiado profunda y la haremos con la punta de un cuchillo y en la parte superior de la manzana. De esta manera evitaremos que durante el asado reviente por efecto del calor interior y se rompa durante la cocción.

Manzana en compota

Si queremos hacer una compota de manzana y deseamos mejorar su sabor añadiremos a la cocción de manzanas con azúcar, un poco de agua y una ramita de canela o de vainilla y la peladura de medio limón.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones