Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Legumbres en verano

Algunas formas frescas, nutritivas y originales de comer legumbres durante el verano son las ensaladas, cremas frías o en forma de paté

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 julio de 2005

Las legumbres son unos alimentos nutritivos que ofrecen muchas posibilidades culinarias. Con cada vez mayor protagonismo en los menús, tanto familiares como de los restaurantes, es un alimento muy nutritivo y energético. Suelen formar parte de platos consistentes y calóricos, que se asocian más a los meses de frío, cuando no faltan en el menú de la semana los guisos de legumbres que, bien calientes, reconfortan y ayudan a reponer las fuerzas. Pero en verano, el calor hace que mucha gente pierda apetito, llegue a casa desganada y los platos tan consistentes queden relegados a un segundo plano y no se recuperen hasta bien entrado el otoño, con los primeros descensos de temperatura. Sin embargo, las legumbres también pueden consumirse durante los días de calor con recetas frías, sencillas, fáciles de preparar y muy sabrosas.

Son muchos los hogares donde se tiene costumbre de preparar los platos de la misma manera o con pequeñas variaciones, o donde se consumen de forma habitual los mismos tipos de alimentos (verduras, legumbres o pescados). Esto explica que numerosas familias coman las legumbres siempre como primer plato y calientes, sin conocer otra manera de prepararlas. Sin embargo, la cultura culinaria de cada zona y de cada país abre un abanico inmenso de posibilidades para cocinar y degustar las legumbres. De forma sencilla, se pueden cocinar platos variados y apetitosos.

En ensalada, tortilla, salteadas, en purés o cremas frías, en forma de paté o en croquetas son algunos platos originales, frescos, nutritivos y deliciosos que sirven para comer legumbres durante el verano. Además, son numerosas las variedades de estos alimentos, así como sus formas de presentación (secas, frescas, germinadas, en harina, tostadas). El objetivo es buscar recetas de legumbres más ligeras, que se adecuen mejor a los días más calurosos.

Recetas de legumbres veraniegas

Aperitivo de garbanzos

Al humus, un plato típico de la gastronomía de Oriente Medio, también se le conoce con el nombre de paté de garbanzos. En realidad, es una pasta muy fácil de elaborar que se consigue con la mezcla de garbanzos cocidos, tahini o pasta de sésamo, un poco de ajo, pimienta, zumo de limón, aceite de oliva y sal. Se sirve de entrante como si fuera un paté y es delicioso untado en pan tostado y aderezado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Ensalada de legumbres

Lentejas, garbanzos o alubias blancas, rojas o negras son algunas de las legumbres que resultan muy ricas en ensalada. Hay gran cantidad de ensaladas de legumbres o preparaciones de legumbres frías, con una combinación de alimentos que a un profano es muy difícil, por no decir imposible, que se le ocurran. Tan solo hace falta querer probar sabores y texturas distintas a las que se está acostumbrado y dejarse sorprender por la combinación de legumbres con germinados que se sirve en ensalada, como la ensalada de lentejas y nueces; de lentejas, manzana, apio y lechuga; de garbanzos con tomate; o la ensaladilla en la que se sustituyen los guisantes por cualquier otra legumbre.

También se pueden consumir platos fríos de legumbres que, por sus ingredientes, sirven como plato único, completo y nutritivo. Es el caso de la ensalada de lentejas con pimiento verde, zanahoria y cebolleta, pimiento del piquillo y huevo duro; la ensalada de alubias con bacalao o la ensalada de garbanzos con salsa pico de gallo, cocinada con huevo, atún y maíz cocido.

Cremas o sopas de legumbres frías

Es muy común durante el verano preparar cremas de verduras y hortalizas frías para reconfortar e hidratar al cuerpo del calor del ambiente. Son deliciosas la crema de calabacín, de puerros, de espárragos, de remolacha, el gazpacho o el salmorejo. En los días de calor, las cremas o las sopas de legumbres son una alternativa para variar el menú de la semana. Si se sirven templadas (que no calientes), el calor realza su sabor, por lo que resultan muy ricas y nutritivas.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto