Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Ligar salsas y líquidos con almidón

Los almidones de productos como el maíz, el arroz, las patatas o el pan ayudan a espesar y dar consistencia a los platos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 mayo de 2009

Los elementos de ligazón, además de dar espesor a determinadas preparaciones culinarias líquidas, también sirven para dar cierta consistencia a elementos sólidos. Un tipo de ligazón es el que se basa en la gelidificación de los almidones (que pueden ser de maíz, patatas o arroz), que consiste en poner en contacto un líquido hirviendo con los almidones. Como fruto de este contacto los líquidos adquieren mayor espesor.

Las ligazones constituyen una de las técnicas culinarias destinadas a dar espesor a líquidos o salsas. Para conseguir la consistencia deseada en un plato se pueden utilizar distintas fórmulas. Una de ellas se basa en el uso de alimentos de origen animal, como leche, huevos o gelatina. Pero también podemos hacer uso de féculas o almidón.

Fécula de maíz

Uno de los almidones utilizados como espesante es la fécula de maíz (la popular harina de maíz). Para obtener los resultados deseados de espesor, primero tendremos que disolverla en un líquido frío y, en función de lo que vayamos a ligar, disolverlo en un líquido u otro (agua, leche, vino o fondo, entre otros). Debe tenerse en cuenta además en la elaboración de esta disolución que siempre debe echarse antes el líquido sobre la fécula de maíz, y no al revés. Cuando ya está disuelta y preparada, la vertemos poco a poco sobre el líquido hirviendo que queramos ligar, removiendo con una varilla y hasta conseguir el punto deseado.

La principal función es dar cuerpo, espesar y ligar salsas, rellenos y cremas al momento. Por ello, y para eliminar el sabor característico de la fécula de maíz, la dejaremos hervir hasta que éste quede reducido.

Con el arroz

El arroz como elemento de ligazón normalmente se utiliza entero y se cuece en la misma preparación que queremos ligar. Suelen utilizarse unos 40 g por litro de elemento de mojado y debe cocer hasta que el arroz se ablande totalmente, lo que se traduce en al menos 20 minutos. Transcurrido este tiempo, se pasa toda la preparación por la trituradora o el pasapurés. Este tipo de ligazón suele utilizarse para la elaboración de cremas, especialmente de pescado y de marisco. También podemos encontrar una harina de arroz que se utiliza igual que la harina de maíz.

Espesar con patata

La patata, al igual que el arroz, se cuece en la misma preparación que queremos ligar. Se cuece hasta que la patata esté muy blanda y pueda soltar toda su fécula; se tritura o se pasa por el pasapurés. También se comercializan una fécula en polvo y unas escamas deshidratadas. Se añaden a la preparación, dejando que se rehidraten dentro de la misma. Para ello, se echan en la superficie sin mover el recipiente para evitar que salgan grumos, se mezcla y se tritura. La fécula de patata se utiliza como elemento de ligazón fundamentalmente en cremas de verduras.

EL PAN, OTRO ELEMENTO DE LIGAZÓN

Se puede utilizar el pan como ligazón de dos formas: rallado y en rebanadas de pan tostado. En el caso del pan rallado se añade a la preparación que queremos ligar y dejamos que se disuelva en el hervor. El pan tostado, en cambio, se añade a la preparación y se deja que se disuelva bien con el hervor. El uso del pan para esta finalidad no está muy extendido, suele destinarse a elaboraciones concretas como la salsa de chipirones, la sopa de ajo y algunas cremas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto