Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Los conserveros españoles pierden casi todo el mercado comunitario para su oferta de melocotón en favor de los griegos

Las fabricas han reducido su actividad en un 25% para evitar el hundimiento por la acumulación de excedentes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 8 febrero de 2002
Las empresas conserveras españolas han perdido prácticamente todo el mercado comunitario para la comercialización de melocotón en almíbar, el producto estrella del sector, en favor de sus competidores griegos.

Los conserveros cifran en más de 3.000 millones de pesetas las pérdidas que les han causado los helenos durante las últimas semanas. Las 23 fábricas que se dedican en España al procesado de esta fruta se han visto obligadas a reducir su actividad en un 25% para evitar el hundimiento por la acumulación de excedentes.

Los exportadores de conserva de melocotón no han podido evitar ser eliminados del mercado ya que sus homólogos griegos ofrecen precios entre un 15% y un 20% más baratos, merced a la excelente cosecha que ha tenido su país. Los únicos bastiones que le quedan al melocotón en conserva están en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Los fabricantes esperaban compensar las pérdidas con un aumento en las ventas al mercado norteamericano. Sin embargo, los atentados de Nueva York y Washington suspendieron temporalmente las exportaciones y la reciente reanudación de los envíos no ha respondido a la demanda esperada. "Me temo que sólo se van a repetir los resultados del año pasado en el mejor de los casos", indica José García Gómez, presidente de la Agrupación de Conserveros de Murcia.

Reducir producción

Ante la imposibilidad de encontrar mercados alternativos, las conserveras han optado por reducir su producción a las tres cuartas partes de lo normal con el fin de evitar la saturación de la oferta en Gran Bretaña y Estados Unidos.

El resultado de esta iniciativa es que los fabricantes han dejado de producir unas 25.000 toneladas, lo que supone una merma de más de 3.000 millones de pesetas, casi la mitad de lo que ingresan cada año por la exportación de melocotón en almíbar. La reducción también se ha traducido en cientos de trabajadores temporales que no han podido ser contratados por las factorías de envasado (el sector da trabajo a más de 12.000 personas).

"Ha sido una medida dura pero necesaria y beneficiosa a medio plazo, puesto que permitirá que tengamos menos excedentes para la próxima campaña. Eso nos dará más margen de maniobra", explica José García Gómez.

A las dificultades de los fabricantes de melocotón se suman estos días las de los productores de mandarina en conserva, quienes ven cómo sus competidores chinos les están desplazando del mercado estadounidense. Algunas fábricas ya han reducido su actividad en un 30% con el fin de frenar la acumulación de excedentes.

Los productores de alcachofa en conserva, por su parte, mantienen los mismos resultados que en la campaña anterior. Según el presidente de la Agrupación de Conserveros, los incrementos se limitan a las conservas de albaricoque, fresa y pera, "pero no compensarán el bache que estamos sufriendo con el melocotón y la mandarina".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones