Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Resacas de verano: qué comer para aliviarse

Una acertada selección de alimentos permite reducir los síntomas de la resaca, acelerar el metabolismo del alcohol y atenuar el malestar tras los excesos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 8 agosto de 2012

Tomar unas cervezas o unas copas de vino de más, o disfrutar de unos cubatas durante una celebración, lleva asociado el disfrute momentáneo… y la consecuente resaca el día siguiente. Sus efectos serán más o menos fuertes según la capacidad individual para metabolizar el alcohol y, por supuesto, la cantidad que se haya ingerido. Cuando se bebe demasiado y toca lidiar con las consecuencias, la pregunta ya no es solo qué hemos hecho sino, más bien, qué podemos hacer. Este reportaje sugiere una dieta para contrarrestar la resaca y una lista de complementos nutricionales que ayudan a suavizar el malestar que genera.

Imagen: SXC
La búsqueda de curas para la resaca de alcohol es tan antigua como el propio alcohol.
Imagen: CONSUMER EROSKI
Existen muchas curas, remedios caseros y agentes profilácticos, pero la evidencia científica de su efectividad en general es escasa. Algunos complementos ayudan a reducir unos síntomas específicos -como el dolor de cabeza o los vómitos-, pero no son eficaces para atenuar otros, como la somnolencia y la fatiga. Una acertada selección de alimentos y de complementos nutricionales concretos permite reducir los procesos inflamatorios o acelerar el metabolismo del alcohol, dos causas principales del malestar asociado a la intoxicación etílica. No obstante, conviene recordar que cualquier método que se siga solo atenúa los síntomas y no resulta igual de efectivo en todas las personas.

Dieta para contrarrestar la resaca

El alcohol es un tóxico que impregna el organismo y su toxicidad puede durar varias horas. Ante un consumo extraordinario, todos los órganos se ven perjudicados; sobre todo el hígado, pues por esta víscera pasa el etanol y otros compuestos del alcohol en estado puro. Las enzimas hepáticas tratan de metabolizarlo en unos componentes menos dañinos, que son los que circulan por la sangre e impregnan el resto de tejidos y órganos.

La dieta puede ayudar a mitigar las molestias de la resaca y a proteger al hígado y el cerebro, los dos órganos más perjudicados

La gravedad de la resaca de alcohol está relacionada con la inflamación inducida por las impurezas de la bebida alcohólica y los subproductos del metabolismo del alcohol. Hay alimentos que acentúan la función depurativa del hígado y favorecen su recuperación tras un día de excesos. Dentro de este grupo están los vegetales verdes y con ligero sabor amargo, como la alcachofa, la achicoria, la endibia, el cardo, la escarola, el brócoli y el rábano. La dieta, sin que sea la panacea ni para evitar la resaca ni para curarla, sí puede servir de ayuda para mitigar las molestias y para proteger al hígado, uno de los órganos más perjudicados, junto con el cerebro, tras la ingesta excesiva de alcohol.

La dieta, pues, estará compuesta por alimentos que no exijan apenas trabajo a la función digestiva, y menos al hígado y la vesícula, encargados de digerir las grasas.

El desayuno será liviano, nada copioso y sin excitantes. Algunas sugerencias son:

  • Infusión o té verde suave, en sustitución del café.
  • Crema de arroz con leche (puede ser bebida vegetal de avena, arroz...) y un poco de canela, o copos de maíz o muesli.

Imagen: CONSUMER EROSKI
Las comidas y las cenas, tanto del día de antes como el de después, deberían componerse de cereales (arroz, pasta, cuscús...) mezclados con verduras de hoja verde y de raíz. Como complemento proteico se pueden alternar en las comidas los guisantes con un trozo de pescado blanco o de frutos del mar tipo almejas o mejillones. Se puede terminar la comida con una infusión digestiva o hepatoprotectora. Algunas recetas interesantes que incluir en los menús de esos días que brinda el recetario de EROSKI CONSUMER son:

Entre horas tienen cabida las frutas frescas de temporada, coloridas y ricas en antioxidantes, para colaborar en el proceso protector y depurativo. Estas se pueden combinar y alternar con frutas asadas o en compota, muy suaves para la función digestiva, como la compota de manzana y zanahoria, las manzanas asadas o las peras cocidas, que se pueden tomar junto con unas tortas de cereales.

Imagen: CONSUMER EROSKI
Los caldos que resultan de la cocción de las verduras más indicadas para la nutrición hepática, las de hoja verde, se tomarán entre horas a modo de remedio coadyuvante, al igual que los licuados depurativos que se hagan con hortalizas o mezclados con frutas. Desde un jugo de hortalizas verdes, uno de manzana y zanahoria, o de apio y manzana en forma de sopa fría, hasta un diurético caldo de apio y cebolla.

El modo de cocinado. Las grasas y las preparaciones muy laboriosas requieren más trabajo del hígado y de la vesícula, encargados de producir y guardar la bilis, que participa en la digestión de las grasas. Por tanto, en días de resaca no cabe probar frituras, guisos, estofados y asados contundentes. En su lugar, se optará por las cocciones al vapor, los estofados de verduras a fuego lento y hervidos, y la plancha.

Resacas: complementos nutricionales que atenúan el malestar

Un aporte extra de vitaminas del grupo B antes y después de un exceso de alcohol puede atenuar los desagradables síntomas de la resaca

Las vitaminas que intervienen en el ciclo de metabolización del alcohol son la B1, B6 y B12 y la vitamina C. Aunque su eficacia para "curar" la resaca no está demostrada desde el punto de vista clínico, el aporte extra de estas vitaminas antes y después de los excesos con el alcohol sí puede servir de atenuante de los desagradables síntomas.

En farmacias, parafarmacias y herbodietéticas se comercializan multitud de complementos nutricionales en distintos formatos (cápsulas, comprimidos, extractos...) de plantas cuyo consumo se supone que contrarresta la resaca porque ayudan a descongestionar el hígado de alcohol y a depurar el organismo de sustancias tóxicas. Dentro de este grupo se incluye:

  • La alcachofa (Cynara scolymus L.). Activa la secreción de bilis y la regeneración del hígado, por su contenido de flavonoides y sustancias amargas (cinarina).
  • El boldo (Peamus boldus Mol.). Estimula la vesícula biliar y es un laxante suave
  • El cardo Mariano (Silybum marianum Gaertn.). Contiene similarina, que actúa sobre las células del hígado como hepatoprotector).
  • El diente de León (Taraxacum dens leonis Desf.). Posee fructosanos que activan las secreciones digestivas, y se le reconoce efecto colagogo (que provoca evacuación de la bilis), colerético y depurativo.

Imagen: CONSUMER EROSKI
En la mayoría de los casos, los efectos positivos que se experimentan responden más al saber empírico y la sabiduría popular que a resultados científicos comprobados. De hecho, en la Escuela de Medicina de las universidades de Exeter y Plymouth, en Reino Unido, hicieron un ensayo clínico para comprobar el efecto preventivo o curativo del extracto de alcachofa (Cynara scolymus) en los síntomas de la resaca inducida por alcohol y no obtuvieron los resultados positivos esperados. La conclusión de la investigación fue que el extracto de alcachofa no es eficaz en la prevención de los signos y síntomas de la resaca inducida por el alcohol.

La gravedad de la resaca se asocia a la inflamación de los tejidos y a la toxicidad de los subproductos del metabolismo del alcohol. Una planta que genera expectación por su efecto antiinflamatorio es la Opuntia ficus indica, un tipo de cactus. Desde la Sección de Medicina Interna del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud del Tulane Center, en Nueva Orleans, se hizo un estudio doble ciego controlado con placebo con extracto de Opuntia ficus indica (OFI). Se observó que los niveles de proteína C reactiva (PCR), una proteína producida por el hígado que se eleva cuando hay algún proceso inflamatorio, fueron hasta un 40% más elevados en los sujetos que tomaron placebo después de una exposición al alcohol, frente a los que tomaron el extracto. Los niveles de PCR se asociaron de manera directa con la gravedad de la resaca. Según apunta esta modesta investigación, el extracto de la planta tiene un efecto moderado en la reducción de los molestos síntomas de la resaca, dado que inhibe la producción de mediadores inflamatorios.

Beber alcohol: sentido común y de la responsabilidad

El alcohol es un tóxico, de modo que cualquier tipo de bebida alcohólica, incluidas las de baja graduación, generará efectos nocivos, más o menos graves según quién beba y cuánto ingiera. Para evitar grandes perjuicios, conviene no ingerir bebidas alcohólicas con el estómago vacío. Cuanto más lleno esté este órgano, más tardará en el alcohol en llegar a la sangre.

Por precaución y por seguridad, si se sigue algún tratamiento médico se debe evitar el consumo de cualquier tipo de bebida alcohólica. El alcohol interactúa con ciertos medicamentos, como tranquilizantes, sedantes o neurolépticos, entre otros, y los efectos de ambas sustancias se potencian, por lo que la combinación resulta peligrosa.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto