Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Vieiras, en su concha o en hojaldre

Las vieiras pueden servirse en frío a modo de entrante, ya sea en su concha original o en una de hojaldre

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 12 diciembre de 2011

Las vieiras son un tipo de molusco bivalvo, muy apreciadas por su gran sabor y la exquisitez de su carne. Este alimento precisa muy poco cocinado, ya sea a la plancha o salteado con alguna verdura, como la empleada para el centollo, y horneado después. El resultado es un producto de alta calidad. También se pueden servir en frío a modo de entrante en salpicón, bien en su concha original o en una concha de hojaldre.

Limpiar y abrir vieiras

Imagen: Roger Casas-Alatriste
Las vieiras tienen unas conchas muy características. Una de ellas es plana y a menudo se desecha. La otra es muy estriada (como la representada en el Camino de Santiago) y se utiliza como recipiente de cocinado. Para abrir las vieiras, en primer lugar, se limpia el exterior tras retirar las rebarbas que las rodean. Después, con un cuchillo denominado puntilla, se introduce la punta en la concha y, poco a poco, se baja para abrir la concha con la mano.

El primer paso para abrir vieiras es limpiar el exterior y retirar las rebarbas que las rodean

El cuchillo se baja hasta la base para cortar el músculo, que hace que se abran las dos conchas. Una vez abierta la vieira, se retira el nervio y se llega a un músculo cilíndrico con una parte anaranjada. Están muy sabrosas cocinadas al horno, aderezadas con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal.

Conchas de hojaldre

Las vieiras se presentan de distintas formas. Es posible trocear la parte naranja de la vieira y agregar un salteado de setas, mezclar con un poco de nata o de bechamel e introducir en la concha para gratinar al horno. Se puede hacer también que la concha se coma con hojaldre. Para ello, se necesitan dos valvas estriadas y hojaldre en lámina estirado muy fino.

Se unta la parte estriada de una concha con mantequilla derretida y, sobre ella, se extiende una fina capa de hojaldre y se coloca la otra parte cóncava encima, a modo de bocadillo. Se retira la pasta sobrante de alrededor y se calienta en el horno a 200ºC hasta que quede dura. Entonces se considera preparada la concha, por lo que puede retirarse. Se rellena justo en el momento de servir, ya sea para gratinar al honor con un relleno del estilo como el citado, con un salteado de setas o como canapé relleno de salpicón de marisco con vieira.

Etiquetas:

concha hojaldre vieira

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones