Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Alimentos de Navidad prohibidos para embarazadas

Las carnes y el pescado crudos, así como la leche sin pasteurizar, son comidas peligrosas para las mujeres embarazadas debido a los microorganismos que contienen

Las mujeres embarazadas no deben relajar sus cuidados durante las fiestas de Navidad. Al contrario, han de estar muy atentas a platos y alimentos típicos de estas fechas que, debido a su estado, por esta vez tendrán que evitar. Deberán tener cuidados especiales para esquivar los excesos y no comer alimentos prohibidos, como los que se detallan a continuación: embutidos y otras carnes crudas, pescado crudo o azul, queso elaborado con leche sin pasteurizar y bebidas alcohólicas. La cafeína durante el embarazo, por su parte, no está contraindicada, aunque sí se debe limitar su consumo.

Imagen: Orofacial

Embarazadas en Navidad, cuidados especiales

Pescados crudos y carne de caza son algunos de los alimentos peligrosos para las embarazadas en Navidad

Llega la Navidad y, en muchas ocasiones, estas fechas representan excesos al comer y beber. Y si bien todas las personas deben tener cuidado con los atracones, las embarazadas han de ser especialmente precavidas.

Por un lado, para evitar problemas como la indigestión, la acidez, el exceso de gases y otras molestias digestivas. Por otro, y más importante, porque ciertos alimentos resultan nocivos para la madre y, sobre todo, para el bebé. Por ese motivo, a continuación, se enumeran una serie de alimentos típicos de Navidad prohibidos para las embarazadas.

1. Tartar, 'carpaccio', embutidos y otras carnes crudas

Los embutidos y platos como el tartar o el carpaccio son típicos en estas fiestas. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben evitarlos, dado que se elaboran sobre la base de carne cruda.

La carne sin cocer -o poco cocida- puede transmitir los microorganismos que generan enfermedades como la toxoplasmosis, con graves consecuencias para el feto.

La carne de caza también está contraindicada para las gestantes, en este caso, aunque esté cocinada. Un informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición advierte del riesgo que supone, durante el embarazo, el consumo de carne en la que queden restos de plomo, como producto de la propia caza. Según ese organismo, los niños tampoco deberían comer este tipo de carne.

2. 'Sushi', ceviche, salmón ahumado y otros con pescado crudo o azul

El pescado crudo es habitual en muchas comidas y cenas navideñas, servido en platos como el sushi, el ceviche o el salmón ahumado, o bien en versiones algo más exóticas, como el poke y el lomi lomi, de origen hawaiano.

Forman parte de este grupo los demás pescados que se sirvan ahumados, harinados, en vinagre o salmuera, pero sin cocinar. En general, hay que tener mucha precaución al ingerir estos platos, ya que podrían ser portadores del anisakis. Por eso, las embarazadas tienen que erradicarlos de su dieta o asegurarse de que los alimentos se han congelado y tratado del modo apropiado para asegurarse de que están libres de peligro.

Por otro lado, se recomienda evitar el pescado azul durante el embarazo, debido a su alto contenido de mercurio. Por citar un pescado de este grupo: el pez espada, consumido en una sola ración semanal, superaría la cantidad de mercurio tolerable para una mujer embarazada. Otras especies de pescado azul son el tiburón, el lucio y el atún rojo.

3. Quesos elaborados con leche sin pasteurizar

Una tabla de quesos puede resultar una excelente alternativa para la mesa de las fiestas. Pero la mujer embarazada debe tener cuidado con los que se han elaborado con leche sin pasteurizar, es decir, leche que no se ha sometido a un proceso para eliminar muchos de los agentes patógenos que contiene de forma natural.

Tales organismos pueden resultar nocivos para la mujer y su bebé. Algunos tipos de quesos elaborados de esta manera son los frescos, el queso brie, el camembert, el roquefort y el feta. Por supuesto, también se debe evitar beber leche sin pasteurizar.

4. Bebidas alcohólicas

Si bien parece ocioso recordar que se ha de evitar el consumo de alcohol durante el embarazo, no está de más recordar que los especialistas aconsejan no beber ni siquiera una cantidad mínima. Por mucho que se repita que "un poquito para brindar no te va a hacer nada", la Asociación Española de Pediatría afirma que "el único consumo seguro de alcohol durante el embarazo es el consumo cero".

5. Bebidas con cafeína

El café, el té y los refrescos y bebidas energizantes que incluyen cafeína no están prohibidos durante la gestación, aunque los expertos sí recomiendan limitar su consumo. Y no está de más recordarlo, ya que en los días de fiesta esas bebidas e infusiones, así como el chocolate, suelen tener mucha presencia.

Según un informe del Comité de Práctica Obstétrica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, la gestante no debe tomar más de 200 miligramos de cafeína por día.

Entonces, ¿cuántos cafés puede tomar una embarazada? En general, no debería consumir más de una taza grande de café por día, o dos de café instantáneo, ni tampoco más de dos tazas de té ni seis latas de bebidas de cola.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto