Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Tarifas sociales para desempleados

Las personas que se encuentran en paro pueden contratar bonos y planes específicos en empresas eléctricas y de telefonía con descuentos de hasta el 50%

Empresas energéticas y de telecomunicaciones han creado tarifas especiales que abaratan las principales facturas domésticas de los parados. Los bonos sociales permiten que los servicios de electricidad les resulten menos caros durante dos años si todos los miembros de la familia están sin trabajo. Las compañías de telefonía cuentan también con planes específicos para desempleados, que pueden obtener un descuento en su recibo de hasta el 50%. Eso sí, hasta un límite de 20 euros por factura.

Bono social

/imgs/2010/02/electrica.art.jpgEl número de parados se situó en 4.326.500 personas durante el cuarto trimestre de 2009, tras aumentar en 203.200 personas respecto al trimestre anterior. Ello sitúa a la tasa actual de desempleo en el 18,8%, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida por el Instituto Nacional de Estadística. Si para numerosas familias españolas llegar a fin de mes y abonar las facturas de suministros se ha hecho difícil en los últimos meses, en el caso de los desempleados la situación es aún más complicada. Para que puedan hacer frente al pago de sus principales facturas domésticas, las empresas suministradoras de los servicios de electricidad, gas y telefonía han elaborado unas tarifas especiales. En algunos casos -como en el del recibo de la luz- el requisito imprescindible para acceder a ellas es que toda la familia esté en situación de desempleo. Cerca de 1.220.000 hogares en los que no hay ningún ingreso podrán disfrutar de esta rebaja, según los últimos datos de la EPA.

El bono social congela durante dos años el precio vigente en el momento de la puesta en marcha de la tarifa de último recurso

En este marco de necesidad nace el bono social. Se concreta en la congelación del precio vigente en el momento de la puesta en marcha de la tarifa de último recurso hasta 2012. Esta ayuda se puede disfrutar por un periodo de dos años. Pasado este tiempo, si se desea volver a beneficiarse de él, se tendrá que acreditar de nuevo que todos los miembros siguen en situación de paro. Cuando el afectado deje de cumplir las condiciones que le permiten disfrutar del bono, deberá comunicarlo a la compañía. Este producto se ha hecho efectivo a todos los clientes desempleados de los suministradores de energía que operan en España: Endesa, Iberdrola, Gas Natural, etc.

Cómo solicitarlo

Para poder beneficiarse del bono social hay que solicitarlo ante la comercializadora mediante correo ordinario, fax, o correo electrónico. También es posible personarse en las oficinas de la distribuidora. Hay que acreditar que se cumplen los requisitos exigidos y presentar la documentación necesaria:

  • Solicitud
  • Fotocopia del Documento Nacional de Identidad del titular al que le llega la factura de la electricidad
  • Fotocopia del libro de familia (sólo en el caso de unidades familiares de dos o más miembros).
  • Certificado expedido por el ayuntamiento con la lista de empadronados en el domicilio donde se realiza el suministro.
  • Fotocopia de la última factura.
  • Declaración de la veracidad de la documentación presentada. En ella deben figurar los componentes de la unidad familiar, y hay que autorizar la comprobación de los datos relativos a su condición de desempleados en los correspondientes registros públicos y, en su caso, de las mutualidades de previsión social alternativas.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones