Una campaña informativa aclarará las dudas de los estudiantes sobre el «Plan Bolonia»

Responde a nueve interrogantes que, según Ciencia e Innovación, son los que más preocupan a los universitarios
Por mediatrader 10 de marzo de 2009

El Ministerio de Ciencia e Innovación quiere convencer a los estudiantes de los parabienes del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), también conocido como «Plan Bolonia». Para ello ha puesto en marcha una campaña informativa en diversos medios de comunicación que trata de aclarar sus dudas.

El departamento que dirige Cristina Garmendia responde a nueve interrogantes que, estima, son los que más preocupan a los universitarios. Por ejemplo, entra de lleno en uno de los aspectos que ha generado más quejas, como es la supuesta mercantilización de la universidad. «¿Se permite la entrada de las empresas en la universidad?», y la respuesta del Ministerio es que «la relación responsable con las empresas e instituciones seguirá siendo necesaria, pero eso no significa que la universidad se someta a los intereses de las empresas. Ni más ni menos que como hasta ahora».

Niega también que, con el EEES, los másteres vayan a ser más caros. «En absoluto. Ahora hay másteres oficiales a precio público. Antes eran sólo privados y caros». Y ante la supuesta desaparición de becas para ser sustituidas por préstamos renta dice: «En absoluto. El Gobierno se ha comprometido a mejorar el sistema actual de becas tanto en financiación como en nuevas modalidades».

Compaginar estudio y trabajo

En cuanto a la denuncia de los contrarios al plan sobre que no será posible trabajar y estudiar al mismo tiempo, Ciencia e Innovación asevera que el proceso va a permitir a los estudiantes definir sus estudios con más flexibilidad. «Las universidades podrán diseñar diferentes vías para que los alumnos puedan compaginar estudio y trabajo. Nuestro sistema ofrece, además, universidades no presenciales que permiten estudiar a distancia».

Por otra parte, el Gobierno descarta un referendo sobre el proceso de Bolonia porque «tiene diez años de historia y se ha debatido mucho». «En España ha sido aprobado por las Cortes con amplio consenso, después de debates con representantes universitarios», apunta.

Las preguntas

¿Devaluamos las licenciaturas con el nuevo título de Grado?

“Los títulos de Grado capacitan al estudiante para empezar a trabajar si lo desea, tal y como ahora hacen muchos títulos de licenciado y/o diplomado. Para otros, puede ser necesario completar los estudios con un máster universitario (máster oficial) o con un doctorado”.

¿Desaparecen las becas, que son sustituidas por préstamos?

“En absoluto. El Gobierno se ha comprometido a mantener el sistema actual de becas y ayudas, y desde 2007 ofrece también préstamos-renta universidad complementando el sistema de becas como ocurre en otros países de nuestro entorno. España además los ofrece a interés 0 para quien quiera cursar un máster oficial o mejorar su formación de posgrado mientras está trabajando en Europa, Estados Unidos y Canadá. Pero es una opción más, que no sustituye a las becas que se seguirán concediendo e incrementándose como hasta ahora”.

¿Subirán las tasas?

“Las tasas de las universidades públicas seguirán siendo precios públicos y como siempre serán marcadas por cada Comunidad Autónoma en el marco del Acuerdo que se establece en la Conferencia General de Política Universitaria. El proceso de Bolonia no se refiere a la política de precios públicos y sí a la dimensión social del sistema universitario que se sustenta en el principio de igualdad de oportunidades”.

¿Serán más caros los másteres?

“Desde el curso 2006-2007 y por primera vez las universidades ofrecen másteres oficiales a precios públicos, algo que hasta esta reforma no ocurría”.

¿Ahora no será posible trabajar y estudiar al mismo tiempo, por lo que sólo podrán estudiar los ricos?

“Al contrario, es ahora cuando la planificación de las enseñanzas debe contemplar una atención que facilite compaginar los estudios con la actividad laboral”.

¿Habrá que hacer prácticas gratis en empresas?

“Con los nuevos planes de estudio, las prácticas entran a formar parte de la formación y estarán reguladas por la Universidad. Ni Bolonia ni el Gobierno establecen criterio alguno sobre su remuneración”.

¿Se permite la entrada de las empresas en la Universidad?

“Se suele confundir la generalizada y necesaria relación universidad-empresa en todos los sistemas universitarios públicos europeos e internacionales dentro del mecenazgo, la contratación de servicios y la transferencia de conocimiento con la supeditación a los intereses privados sectoriales que, evidentemente no es cierta”.

¿Por qué se protesta entonces?

“La construcción del Espacio Europeo de Educación Superior supone un cambio estructural importante de nuestra Universidad que afecta a la comunidad universitaria y a la sociedad en general. Es comprensible que genere inquietud y también que en torno a él circule información equívoca. El desafío ahora es completar el tramo final alcanzando el mayor nivel de calidad en el servicio público que se ofrece desde las universidades e informar a la sociedad de forma clara y directa sobre los beneficios de este cambio del sistema educativo”.

¿No debería debatirse más e incluso promover un referéndum?

“El Proceso de Bolonia se inició hace 10 años. Estamos ya en una fase avanzada de implantación. Desde su origen el proceso se ha ido construyendo con la participación de Gobiernos, universidades, agentes sociales y económicos y estudiantes. En España el proceso se ha definido en el marco de lo establecido en la Ley Orgánica 4/2007 de 12 de abril por la que se modifica la Ley Orgánica 6/2001 de 21 de diciembre de universidades aprobada por las Cortes Generales con un amplio consenso”.

Fuente: Ministerio de Ciencia e Innovación