Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Convivencia y psicología

Carritos para perros, unas ruedas para canes que las necesitan

Cochecitos para perros, sillas de ruedas caninas y carros para la bicicleta ayudan al can anciano o discapacitado a desplazarse

Los carros para perros son esenciales para los canes que tienen problemas para desplazarse. Las ruedas ayudan a perros ancianos, enfermos o discapacitados a moverse y disfrutar del aire libre. Este artículo explica cómo son y cuándo resultan útiles los carros para perros, las sillas de ruedas caninas así como los remolques para perros que se anclan en la bicicleta. También se ofrece un directorio de sitios donde adquirirlos.

Carros, cochecitos, remolques para la bicicleta y sillas de ruedas ayudan a los perros con problemas de movilidad a andar. La discapacidad del can, pero también una edad avanzada -con los consiguientes problemas, como artritis canina- o una enfermedad son obstáculos para el desplazamiento del perro.

Los carros para perros ayudan a los canes con movilidad reducida a caminar

Los perros con movilidad reducida necesitan unas ruedas que les ayuden a caminar, y que les permitan disfrutar de las salidas al aire libre incluso, de los juegos con otros canes. A continuación se recogen tres opciones, con ruedas, para estos peludos amigos que lo precisan.

1. Carros para perros, paseos con ruedas

Los carritos para perros no difieren, en lo sustancial, de los cochecitos utilizados para transportar a los bebés que aún no saben caminar. Estos vehículos para canes resultan una gran ayuda cuando el perro con movilidad reducida o anciano precisa desplazarse.

Los cochecitos para perros también son un apoyo cuando en casa hay un cachorro que precisa visitar al veterinario y no se cuenta con otro medio de transporte para el perro (autobús, metro o coche privado).

Algunos modelos de carros para perros permiten, incluso, realizar travesías más o menos complicadas por terrenos no asfaltados o de montaña, una posibilidad que permite al can que lo necesita disfrutar de las salidas a la naturaleza.

Los carritos para canes permiten viajar en ellos a perros de hasta unos 20 kilos de peso, en función del modelo. El peludo ocupante, no obstante, cuenta con un sinfín de pequeños lujos caninos en su interior: desde cubiertas protectoras del viento o la lluvia hasta bolsas y espacios de almacenamiento donde guardar deliciosas galletas caseras para perros.

Los carros caninos, sin embargo, no son solo utilizados por animales con problemas de movilidad. Algunos propietarios de perros pequeños también los usan como refuerzo para moverse con sus canes por la ciudad, en lugar de los conocidos bolsos para perros. Su precio ronda los 80 euros, aunque pueden superar los 100 euros.

2. Sillas de ruedas para perros discapacitados

Img perros paraliticos discapacidades ciencia andar celulas madres hocico art
Imagen: Handicapped Pets

Las sillas de ruedas para perros son una ayuda imprescindible para los canes paralíticos. Las enfermedades degenerativas, pero también un accidente o golpe fuerte, pueden provocar que parte del cuerpo del peludo amigo quede paralizado.

Las ruedas de estos aparatos, amarradas con estructuras metálicas y correas al cuerpo del perro, sustituyen a sus piernas cuando estas no funcionan como deben.

Sillas de ruedas para perros las hay para casi todos los gustos (de PVC, acero u otros metales) y distintos bolsillos (desde unos 180 euros). Lo importante es tomar bien las medidas del peludo compañero para construir una silla que se adapte a sus dimensiones y le sea cómoda.

La elección de la silla de ruedas para canes también debe ser acorde con el sitio donde se vive: no es lo mismo optar por un modelo urbanita, con ruedas adaptadas a desplazarse por el asfalto, que por otra más todoterreno, que permita los paseos del perro por la montaña.

3. Carros y remolques para perros en bicicleta

Img remolque bici perros pedalear mascotas art
Imagen: Doggy Ride

Los remolques o carros para perros que se anclan a la bicicleta son un modo sano y divertido de practicar deporte con el peludo amigo. Este tipo de artilugios puede frenar un poco la velocidad del ciclista, pero -a cambio- permite disfrutar de la compañía del perro.

El carrito para la bicicleta con el perro debe tener un sistema de sujeción fuerte, que no ponga en peligro al peludo viajero. También conviene señalizar el remolque con un banderín, con el fin de mejorar la visibilidad y reducir el riesgo de accidentes en ciudad. Los carritos caninos para bicicletas pueden encontrarse a partir de unos 200 euros.

Como en el caso de los cochecitos de paseo para perros, una cubierta impermeable protegerá al perro de la lluvia en caso de que aparezca una tormenta durante el pedaleo.

El peludo amigo con problemas para moverse agradecerá contar con unas buenas ruedas con las que disfrutar del mundo como el resto de los perros.

Carros y sillas de ruedas para perros: ¿dónde encontrarlos?

  • Ortocanis: sillas de ruedas para perros

  • Sillacan: sillas de ruedas para perros

  • Mascota planet: coches, carros y otros accesorios para perros.

  • Zooplus: carritos de ruedas para perros

  • Doogyride: carritos para perros y remolques caninos de bicicleta.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones