Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Cómo evitar que nos roben la bicicleta

Los robos de bicicletas, cada vez más comunes, se pueden evitar si se siguen varios consejos básicos

El uso de la bicicleta es cada vez mayor gracias a sus ventajas ecológicas, económicas y saludables: en España tres millones de personas emplean a diario este medio de transporte. Pero al aumentar su utilización, sobre todo en ciudad, crece también el número de robos, fáciles de ejecutar si no se ponen las medidas básicas contra ello. Este artículo ofrece varias pautas para evitar que nos roben la bicicleta.

Documentarla ante posibles robos

Imagen: Fito Senabre
Al adquirir una bicicleta hay que guardar el recibo o factura de compra, porque en caso de robo servirá para identificarla y hacer la denuncia ante la Policía. Y es que cuantos más detalles se puedan aportar, mejor. Así, es conveniente apuntar, o incluso fotografiar, el número de serie de la bici, que viene grabado en el cuadro junto al pedalier. En caso de querer venderla, al aportar toda esta información y documentación se da más confianza al comprador y se lucha contra la compraventa de bicicletas robadas.

Además de esta información, es aconsejable dar a la bici de alta en algún registro, como Biciregistro, Biciprotect o MyBikeNumber. Estos sistemas crean un código único de identificación asociado a su propietario que se apunta en una base de datos a la que puede acceder la Policía en caso de pérdida o robo. El código lleva también un líquido que deja una huella invisible, salvo para la luz ultravioleta. Este registro puede actuar de forma disuasoria, ya que si el ladrón lo conoce, sabrá que tendrá más dificultades para venderla.

Otro elemento adicional es hacer un seguro para bicicletas o hasta incluir en el seguro de hogar una cobertura que, en caso de robo en el domicilio, garaje o trastero, se pueda conseguir una indemnización.

Aparcarla en lugares visibles y seguros

Los ladrones prefieren actuar en sitios oscuros y sin gente, aunque haya cámaras de seguridad, de manera que se debe intentar aparcar la bici en lugares transitados de personas (sin interferir su paso) y luminosos. Además, hay que asegurarse de que el lugar donde permanecerá está bien anclado al suelo y es resistente. No es aconsejable dejarla atada a árboles o señales de tráfico, ni aparcarla siempre en el mismo sitio.

Si alguna rueda aparece pinchada, conviene recuperarla lo antes posible, porque puede que un caco lo haya hecho para darse tiempo y robar la bicicleta. También es recomendable retirar los accesorios, como cuentakilómetros, luces o el sillín, si no está anclado al cuadro.

Imagen: I HQ

Utilizar los candados adecuados

Los candados son una forma básica de impedir o, al menos, dificultar el robo. Cuanto mejor sea su calidad y seguridad, menos ganas les entrarán a los ladrones de intentarlo. Los más sofisticados incluso cuentan con una alarma.

Los candados de espiral, que suelen verse de forma habitual, solo deberían utilizarse, si se deja la bici cerca y por un espacio corto de tiempo, porque en unos pocos segundos son fáciles de cortar con unas simples cizallas, como se puede ver en este vídeo:

Lo más recomendable es usar dos tipos de candados. El más seguro sería uno de tipo horquilla o "U" rígida, para atar el cuadro y un rueda, y otro, de tipo plegable, articulado o pitón, para la otra rueda o para sitios más complicados de candar.

Conviene atarlos lo más alto posible para que sea más llamativo su acceso en caso de robo. Los candados no hay que dejarlos en la calle, porque pueden desaparecer también y se da pistas a los ladrones de que allí se deja de forma habitual una bici.

Denunciar en caso de robo y no comprar bicis robadas

Si nos han robado la bicicleta, hay que denunciarlo para tener más posibilidades de recuperarla. La Policía tiene en su página web un apartado donde se puede tramitar.

Las tiendas de segunda mano están obligadas a informar a la Policía sobre sus ventas. Y nunca hay que comprar en lugares o a personas sospechosas de que puedan vender bicis robadas, porque así se fomenta esta práctica que, tarde o temprano, puede afectar a todos. Si se vende de forma particular, es recomendable pedirle a la persona su DNI antes de que la pruebe en la calle.

No dejarla en la calle

Si se tiene una bicicleta de alta gama, es mejor no dejarla en la calle. En caso de querer utilizar una para uso urbano y que tenga que estar aparcada en la calle, es aconsejable una bici que no sea muy llamativa o que no valga mucho dinero. Otra opción es una bicicleta plegable que se pueda llevar al interior del lugar a donde se va.

Tutorial en vídeo antirrobo de bicicletas

La organización ecologista Valencia en Bici ofrece un vídeo tutorial donde explica cómo candar de forma adecuada una bicicleta y los sistemas más convenientes para ello.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto