Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Medio Ambiente advierte de posibles restricciones en el suministro de agua a partir de abril si sigue sin llover

Estas medidas podrán afectar a cuencas como la del Tajo, Segura o Guadalquivir, entre otras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 15 enero de 2006
El director general del Agua, Jaime Palop, ha asegurado que el mal inicio del año hidrológico con precipitaciones por debajo de lo habitual confirma que España está atravesando un ciclo seco de varios años y que, de continuar esta tendencia, los problemas podrían llegar a partir de abril. Las restricciones de agua en poblaciones, que no para el regadío, no se producen todavía, pero Palop explicó que "el año es largo y se puede producir alguna tensión en el abastecimiento a partir del segundo trimestre, que es cuando cesan las lluvias".

Palop hizo estas declaraciones tras la reunión de la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, después de que el pasado 30 de diciembre el Consejo de Ministros autorizara un trasvase de 38 hectómetros cúbicos sólo para abastecimiento. Esta comisión acordó que los desembalses se realicen a lo largo de los próximos 30 días.

Mientras tanto, los regantes de la cuenca del Segura esperan que en breve puedan recibir agua, previo pago, de otros regantes del Tajo a los que les sobra. La propia ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, dijo el miércoles durante su visita a Murcia que espera que en poco tiempo se dé luz verde al primer contrato de transacción de derechos de agua de la cuenca del Tajo a la del Segura, concretamente de 30 hectómetros cúbicos.

Principales afectados

Así las cosas, el parque nacional de Tablas de Daimiel también está a la espera de un trasvase desde el Tajo que pueda revertir la "situación límite", como la calificó Palop, en que se encuentra. En este momento, el parque sólo tiene 40 hectáreas inundadas, cuando en un año normal lo estarían entre 200 y 400 hectáreas, pero precisamente la escasez de lluvias no permite realizar ahora el trasvase, pues los cauces están secos y el agua no llegaría a su destino, sino que se filtraría. Por tanto, Palop espera que llueva en la zona y, en todo caso, tomar la decisión de la transferencia antes de marzo.

En las cuencas del Júcar, Segura, Guadiana, Guadalquivir y en las mediterráneas andaluzas "el año no se va a desarrollar con normalidad, aunque llueva abundantemente", advirtió Palop. Las Confederaciones Hidrográficas de estas cuencas preparan planes de emergencia ante la posibilidad de que las lluvias no sean suficientes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones