Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Equipamiento de serie y opcional en un coche

El coste medio de un vehículo es de 20.420 euros y aumentar las prestaciones que incluye de fábrica, puede costar casi la mitad

Img airbag Imagen: Image After

Los coches tienen tres máximas: seguridad, confort y estética. Sobre estas tres características giran sus principales prestaciones. Éstas pueden ser de serie, es decir, que el vehículo las incluya de fábrica, u opcionales, cuando se adquieren a posteriori y se paga un precio extra por ellas. Cada comprador gasta de media 20.420 euros por su automóvil, incluidos accesorios de serie y opcionales. El coste es elevado, por lo que hay que ser prudentes y hacer bien los números: la lista del equipamiento opcional es interminable y su adquisición puede suponer la mitad del precio final del vehículo. Las principales novedades se centran en los sistemas sin cables o bluetooth y los nuevos faros, con luces que amplían el campo de visibilidad a la vez que hacen al coche más visible.

Accesorios básicos

/imgs/2007/03/airbag.jpg

En febrero de este año se registraron en España 120.450 matriculaciones de turismos y todoterrenos. Según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), la tendencia en los hábitos de compra se dirigió hacia la adquisición de vehículos de menor dimensión, potencia y precio, aunque, como media, cada comprador gastó un total de 20.420 euros. Para la Federación, las causas en el cambio de la demanda responden, principalmente, a la entrada en vigor del carné por puntos, que frenó la compra de coches potentes, así como a la subida continuada de los tipos de interés, “lo que se tradujo en una pérdida de poder adquisitivo de las familias españolas y en una mayor desconfianza hacia su comportamiento futuro”. De hecho, las promociones aplicadas a los vehículos nuevos aumentaron un 15,3% en enero y alcanzaron sus niveles más altos,Las promociones aplicadas a los vehículos nuevos aumentaron un 15,3% en enero y alcanzaron sus niveles más altos “con el fin de alentar las ventas y animar así el mercado, que atraviesa una tendencia bajista después de dos años con récord de matriculaciones”. En total, el esfuerzo promocional de los concesionarios aumentó un 20% a comienzos de año.

Comprar un coche no siempre es una decisión fácil. Puesto que se va a utilizar durante varios años, en los que la situación personal, familiar o económica puede cambiar, hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar y valorar las prestaciones que pueden mejorar la calidad de la conducción. Generalmente, el precio final de un vehículo no se corresponde con el que ofrecen de entrada los concesionarios, puesto que ése es un precio válido para el equipamiento de serie del automóvil, es decir, los accesorios que el coche incorpora de fábrica. Cada marca ofrece, además, un equipamiento extra cuyo objetivo es mejorar la seguridad, la comodidad o, simplemente, dotar al vehículo de una imagen más atractiva. Por ello, hay que hacer cuentas antes de cerrar el trato y reflexionar sobre la utilidad de cada opción.

Hoy en día son pocos los vehículos que no disponen de aire acondicionado de serie, incluso los automóviles de gama baja lo incorporan en versión manual. Es importante asegurarse esta opción, puesto que, de no llevarlo, puede incrementar la factura hasta en 1.000 euros. Por su parte, los turismos de gama media y alta incorporan el climatizador, un sistema que regula la temperatura de manera automática, tanto en la zona del conductor como en la del acompañante, y cuyo coste puede superior hasta en 500 euros al del aire acondicionado.Los turismos de gama media y alta incorporan el climatizador, un sistema que regula la temperatura de manera automática, tanto en la zona del conductor como en la del acompañante, y cuyo coste puede superior hasta en 500 euros al del aire acondicionado Otras prestaciones básicas que ofrecen ya la mayoría de los vehículos son la dirección asistida, los frenos ABS y los airbag. Un informe elaborado en 2005 por Faconauto, aseguraba que casi el 99% de los automóviles cuentan con este equipamiento de fábrica. El objetivo es que cada turismo disponga de un mínimo de elementos que mejoren la seguridad en la conducción. En este sentido, desde SEAT, empresa española propiedad del consorcio alemán Volkswagen, destacan su apuesta por la “evolución constante” y aseguran que una de sus prioridades es, precisamente, la Investigación y el Desarrollo (I+D) para ofrecer al cliente, como mínimo, un paquete básico de elementos de seguridad. “En esta actividad trabajan a diario en el Centro Técnico de Martorell más de 1.000 personas altamente cualificadas”, detallan.

A su vez forman parte del equipamiento mínimo otras prestaciones como la iluminación interior, el cenicero, la tapicería en tela o la radio, aunque este último elemento suele tener funciones básicas cuando es un “regalo” del concesionario. Si se quiere instalar un equipo más moderno, con opción de cd y mp3, por ejemplo, se pueden llegar a pagar unos 500 euros. Lo mismo ocurre con las alfombrillas. Por lo general se incluyen en la lista de accesorios que la marca o el concesionario regala al comprador como detalle de cortesía, pero en una versión sencilla. Otros modelos en terciopelo, resistentes al desgaste, al calor y a la decoloración, o con refuerzo en la zona de apoyo y superficie antideslizante, no suelen estar incluidos, salvo en algunos vehículos de gama alta. El resto de equipamiento de serie, que varía según cada modelo, está compuesto por volantes con mandos, faros e intermitentes, revestimientos en puertas, pomo de la palanca de cambios, cubremaletero y encendedores. Cuesta pensar en un coche que no disponga, al menos, de alguno de estos elementos.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones